La Purísima… Grilla: Arraigo y agarre - LJA Aguascalientes
04/12/2021

Aguas con el agua, pero no por la concesionaria, sino por los de Morena, que como los gremlins, a cada proceso electoral pareciera que los echaran a la alberca, pues se multiplican sus candidatos, y ese ha sido el problema de esta franquicia, que no ha podido consolidarse como partido por atender a los suspirantes antes que a la militancia. Apenas el Instituto Electoral de Luis Fernando Landeros acaba de dar por concluido el proceso electoral por el que se renovaron el Congreso y las once presidencias municipales y ya el morenaje está haciendo olas para ver a ver a quién van a postular, hasta ahora van siete, más lo que se sumen esta semana: Karla Espinoza, Nora Ruvalcaba Gamez, Arturo Ávila Anaya, Aldo Ruiz Sánchez, Ricardo Rodríguez, Manuel Bañuelos y Daniel Gutiérrez Castorena.

Los de siempre, Nora Ruvalcaba Gamez y Arturo Ávila Anaya serían los que, desde siempre han tenido la mano levantada en Morena, aunque con sus claras diferencias, la maestra Nora Ruvalcaba no sólo es fundadora del Movimiento de Regeneración Nacional, tiene una larga trayectoria en eso que en Aguascalientes conocemos como la izquierda, y su cercanìa con Andrés Manuel López Obrador data de mucho tiempo atrás, tanto que sí fue una sorpresa que al inicio del gobierno de la Cuarta Transformación no fuera nombrada como superdelegada del presidente y, en su lugar, ascendiera del anonimato Aldo Ruiz Sánchez, quien aprovechó muy bien su relación con el grupo de los Monreal Ávila, pero eso es ya agua pasada, pues la maestra ha vuelto por sus fueros, se encuentra al frente de la Delegación de Bienestar y en los mejores términos con el Gobierno Federal; si los de Morena deciden que la candidatura fuera para una mujer, sin duda, tendría que tocarle a Nora Ruvalcaba, quien cuenta con méritos “históricos”, por así decirlo; sin embargo, enfrenta a Arturo Ávila, quien en comparación con la maestra, es un recién llegado a la política de la tierra de la gente buena.

Arraigo y agarre. No se puede decir que Arturo Ávila tenga arraigo en Aguascalientes, su aparición en la escena política es demasiado reciente como para considerarlo ya un hidrocálido, sin embargo, surgió en el momento preciso para hacerse de la candidatura de Morena por la capital y, ya dos veces ha competido contra Teresa Jiménez Esquivel, en ambas ocasiones con el mismo resultado, Ávila Anaya nomás no logra representar una opción e invariablemente ha sido vencido por la hoy diputada federal; sin embargo, quién sabe qué les da Arturo Ávila a los dirigentes nacionales de Morena, que proceso tras proceso permiten que, a pesar de las quejas del morenaje originario, se quede con la candidatura. Esa presencia en los dos últimos procesos deriva en que Arturo Ávila siempre aparezca en las encuestas como el candidato de Morena.

La diferencia en la actual contienda es que Arturo Ávila no competía contra Nora Ruvalcaba o Ricardo Rodríguez Vargas, así que la cercanía que presume tiene con López Obrador no es un factor determinante, como quizá lo fue en procesos anteriores, cuando Manuel Bañuelos terminó bajando las manitas para respaldar al empresario y desaparecer en las sombras, hasta el fin de semana en que Manuel de Jesús Bañuelos Hernández volvió a aparecer para engrosar la fila de suspirantes por la candidatura morenita, ¿para volver a hacer lo mismo?, quién sabe, dijimos que el morenaje es como los gremlins y los suspirantes se reproducen peligrosamente; tal como ocurrió con el senador Daniel Gutiérrez Castorena, quien de la nada apareció para levantar la mano, ¿cuáles son los méritos del profesor de la UAA?, pues qué ganó un escaño en el Senado, pero no por méritos propios, sino al cobijo de López Obrador, eso y nada más. Como legislador, Gutiérrez Castorena ha resultado una decepción incluso para quienes votaron por él, pues en la Cámara Alta sólo ha seguido los dictados de Ricardo Monreal, votando como se lo indican, incluso cuando ese voto va en contra de los beneficios que podrían lograrse para Aguascalientes.

Jefe de jefes. Para nadie es un secreto que los dueños de Morena en Aguascalientes son los Monreal Ávila, y si no que le pregunten a Eulogio Monreal, al hermano chico se le ha encomendado de encontrarle la cuadratura al círculo del morenaje en estas tierras, confiados en la experiencia que adquirió donde, gracias al favor de Carlos Lozano de la Torre, fue rector de la Universidad Politécnica de Aguascalientes; sin embargo, ese tiempo al frente de la UPA no le ha funcionado con el morenaje originario; si Daniel Gutiérrez Castorena está confiado en que el respaldo de Ricardo Monreal le bastará para ser designado como candidato, pues tendrá que encomendarse a otro santo porque aquí, los dueños del partido, se la “deben” a Aldo Ruiz, peón leal hasta la ignominia con el monrealismo y la Cuarta Transformación.

Elecciones. Los compromisos que tienen los Monreal Ávila pesarán al tener que elegir entre Aldo Ruiz y Daniel Gutiérrez, y en este sentido no hay que dejar a un lado el desdén de Andrés Manuel López Obrador hacia Ricardo Monreal, quien quiere estar en la boleta del 2024 sea como sea y sea con quien sea, ¿por qué habría de dejarle el presidente la plaza de Aguascalientes a quien se le sale del huacal?, por muy pequeño que sea el estado, cuentan más las formas con miras a la sucesión presidencial; entonces sí, volvemos la vista hacia los candidatos que cuentan con el visto bueno de López Obrador, o con el favor de su cercanía, así las cosas no dejamos de mencionar a Karla Espinoza, pero nomás por atención, ligada al grupo de Arturo Anaya, su candidatura tiene el arrastre de haberle hecho competencia en Jesús María a Antonio Arámbula, pero sin mucho éxito, no sólo en las urnas, tampoco a través de los recursos legales se pudo quedar con una regiduría y, de nuevo, si se considerara que la candidatura de Morena fuera para una mujer, bueno, lleva la mano Nora Ruvalcaba.

Favoritos. Igual nos equivocamos, pero para nosotros está entre tres, Nora Ruvalcaba, Arturo Ávila y Ricardo Rodríguez Vargas, todo depende de cuál de ellos convenza al presidente López Obrador de ser la mejor opción para Aguascalientes y la Cuarta Transformación, los tres han demostrado cercanía con el titular del Ejecutivo Federal y así se las gastan, consideramos que no se trata de encuestas, sino de armar un proyecto que puedan vender como una opción real frente a cualquier candidato de Acción Nacional. En el segundo tramo de la Cuarta Transformación, lo que López Obrador requiere son plazas que le permitan consolidar su proyecto y convertirlo en su legado… ¿y la militancia?, ah, esa en Aguascalientes jamás ha importado, así como en estos días se han multiplicado los suspirantes morenitas, no tardan en aparecer las quejas del morenaje, y es posible que, de nueva cuenta, vuelvan a aparecer en los chats de la comentocracia o en parque público para manifestar su inconformidad, pero siempre se quedan ahí, no son los que deciden. 

Denuncien, eso es lo que pide el fiscal anticorrupción, Jorge Humberto Mora Muñoz, ahora que Francisco Chávez Rangel ha sido sentenciado a dos años de prisión por ejercicio indebido del servicio público, o para que se entienda, por haberle pagado más de 7 millones de pesos a Juan Collado para que le resolviera sus asuntitos cuando era titular del Instituto de Educación; quién sabe por qué razón, Paco Chávez decidió contratar tres veces a Juan Collado, quien hoy se encuentra en la cárcel, acusado de lavado de dinero, pero ya fue sentenciado a pagar por esa mala decisión, así como a reparar el daño; habrá que ver cómo repara el daño que se causó a sí mismo Raúl Silva Pérezchica al andar exonerando a su amigo Paco Chávez; como sea, se entiende la petición del fiscal Mora Muñoz, porque si no se denuncian esto actos de corrupción, pues será muy difícil darle seguimiento y abrir las carpetas de investigación correspondientes, carpetas que quieren cerrar, quién sabe con qué motivo los Silva Perezchica del pueblo, con eso de que todos tienen cola que les pisen…

Nobleza. Después de que hace unos días se diera a conocer el caso de Angélica, una menor de edad que fue encarcelada por la Policía Comunitaria de Dos Ríos, Guerrero, tras escapar de su suegro, quien intentó violarla, ahora la Fiscalía de Guerrero anunció que detuvo a este sujeto, quien pagó 130 pesos a la familia de la menor cuando ella sólo tenía 11 años, para casarla con su hijo en un matrimonio forzado en Cochoapa El Grande, el presidente López Obrador se hace la víctima y el ofendido que porque ahora hay una campaña “que se genera de quienes no conocen las comunidades, ni conocen de las culturas de los pueblos”, y que por eso le preguntan “viene a ver lo de la venta de las niñas, lo de la prostitución de niñas?’ No, no vengo a ver eso, porque eso no es la regla, en las comunidades hay muchos valores culturales, morales, espirituales, eso puede ser la excepción, pero no es la regla. ¿Qué, acaso entonces la prostitución nada más está con los pobres?”. Pues no, no tiene que ver con los pobres la venta de niñas, pero menospreciar el problema no ayuda a nada y sí lo acrecienta. Lo más triste de todo esto es que López Obrador deja ver, nuevamente, su falta de simpatía con los problemas de las mujeres con un discurso que invisibiliza la grave violencia contra ellas y lo aprovecha para lanzarse contra la prensa, nuevamente, porque claro que “hay mucha nobleza en el pueblo”, pero lo que también existe son los usos y costumbres, y nadie en su sano juicio despreciaría este problema que padecen cientos de niñas en Guerrero, al mencionar que “puede ser la excepción, pero no es la regla” la venta de niñas. Lo que sí demostró López Obrador fue su connivencia con la familia de Felix Salgado: “Y termino felicitando a este pueblo bueno, trabajador, luchador, inteligente de Guerrero, que eligió a una muy buena, extraordinaria gobernadora: Evelyn Salgado”. Ojalá con este mismo ímpetu López Obrador se hubiera dirigido a Angélica.

La del estribo. Con abrazos y palmaditas empezaron las campañas por la dirigencia local del PAN, muy unidos y contentos se mostraron Javier Luévano y Alfonso Jurado, tanto se quieren que lanzaron un mensaje conjunto para invitar a que quienes se hayan ido de Acción Nacional, regrese, y si no les gusta el resultado, pues ya se vayan después, que por convicción propia y no porque el partido les haya cerrado las puertas… Uh, ese mensaje es para Manuel Cortina Reynoso, quien no dijo que se iba a ir, nomás que iba a impugnar el proceso, pero pues el miedo no anda en burro.


 

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous Inmutable / Bajo presión
Next Conoce las Catacumbas de Aguascalientes, de maravilloso horror
Close

NEXT STORY

Close

Nuevo intento por llevar a Octavio Paz al Muro de Honor de Palacio Legislativo

17/10/2013
Close