Pobreza en Aguascalientes, el reto pendiente - LJA Aguascalientes
19/01/2022

Aguascalientes se encuentra entre las entidades con menores índices de pobreza a nivel nacional. De acuerdo con el Coneval, se mantiene por debajo de la media nacional (que aproximadamente es de 6 millones de personas) y sus rangos han ido a la baja en los últimos 15 años. Sin embargo, de acuerdo con ese mismo organismo, hasta 2018 había poco más de 350 mil aguascalentenses en situación de pobreza, es decir el 26.2% del total de la población.

De hecho, si uno hace un recorrido por la capital son fácilmente identificables aquellas zonas donde existe una precariedad notoria. Las comunidades que rodean a la metrópoli, en las que se carecen de los servicios básicos como agua potable y drenaje; e incluso algunas colonias marginales que conviven con zonas de alta plusvalía y que apenas se separaran entre sí por alguna vía de circulación. Si hablamos de los municipios la situación se acentúa en muchos de estos.

En ese contraste de estilos de vida, desafortunadamente, se mueve Aguascalientes todos los días. Las brechas de desigualdad son muy amplias. Mientras existen familias que tienen la capacidad económica para administrar uno o varios negocios, y que cuentan con ingresos superiores a los $100 mil pesos mensuales; el 40% de las familias de la entidad apenas tienen para adquirir los alimentos de la Canasta Básica.

Otro dato importante en este mapa es el del Ingreso Per Cápita, que equivale a 1,794 pesos y que lamentablemente se ha visto afectado a raíz de la pandemia. El empleo es otro indicador que también se vio severamente lastimado con la llegada del Covid19. Tan sólo en los 2 primeros trimestres de este año, de acuerdo con cifras del Inegi, más de 2 mil personas se sumaron a las filas del desempleo, acumulando con ello 24 personas sin una fuente de ingreso.

A pesar de esa media a la que se refiere el Coneval, pensar que Aguascalientes no vive una situación crítica de pobreza y desigualdad, es reducir a nada a esas 350 mil personas que no tienen ingresos suficientes para su alimentación, servicios de salud y para una vivienda digna. El reto, en realidad, es muy grande, pues implica generar las condiciones necesarias para que estas familias salgan adelante.

En Aguascalientes estamos viviendo una serie de transformaciones muy importantes en distintos ámbitos: movilidad, empleo y educación, por citar algunas. Pero en esa ruta de modernización y de adaptación al entorno internacional, existen muchas familias que se han quedado rezagadas y que dependen de los programas asistencialistas de los diferentes niveles de gobierno para aliviar su situación.

Si ignoramos esta realidad y pensamos que nuestra entidad avanza con paso firme hacia el progreso, es condenar el futuro de generaciones enteras y desairar la posibilidad de consolidar, hacia los próximos años, un porvenir de paz, desarrollo, pero sobre todo de igualdad.

Por ello, las políticas públicas deben considerar, hoy más que nunca, a todas esas y esos aguascalentenses que necesitan condiciones dignas para mejorar su calidad de vida. Con todos ellos existe un gran pendiente. 


Show Full Content
Previous Entendimiento bicentenario/ Taktika 
Next Corrupción policiaca, la otra cara de la moneda/ En el fondo de la ley 
Close

NEXT STORY

Close

Aguascalientes, ciudad finalista del Desafío de Ciudades de la Hora del Planeta

30/12/2013
Close