Aquella lucha contra la corrupción - LJA Aguascalientes
21/04/2024

Todos los días los comenta noticias se rasgan las vestiduras de sus ropitas de marca, adquiridas con base en los sueldazos a los que decidieron acceder haciéndose amigos de los políticos. Solamente vea usted el caso más reciente de la flamante y ahora exsecretaria de turismo de la CDMX que viajaba en avión privado que había sido rentado nada menos que por el director de un periódico de circulación nacional.

Ah, los comenta noticias, tan lindos, siempre en las mejores cenas, con las mujeres y hombres de altura política (altura conseguida por décadas y décadas en que sus familiares han vivido del dinero de nuestros impuestos; personajes incapaces de trabajar, de fomentar la industria del esfuerzo, pues todo su esfuerzo solamente ha radicado en aplaudir y hacer negocios con quien quede en un puesto de poder).

La flamante esposa de Santiago Nieto, antes fue esposa de Roberto Gil Zuarth, ese mismo que aparece cada semana con Ciro Gómez Leyva (otro comenta noticias) para que le expliquen a los amables radioescuchas lo que está bien o no en las Leyes Mexicanas, y bueno, según Gil siempre es correcto lo que él y sus secuaces, y siempre está mal lo que no son de su partido y los que no tienen negocios con él. Pero entonces, es culpable Gil de que lo persiga la UIF de Santiago Nieto, o solamente es una cacería de ratas tipo: “Te pongo a mi exmarido, pero me haces consejera del INE”. ¿De qué traiciones hablamos?

Ah, los comenta noticias. Cada día tienen menos espacio para poder esconderse. El arresto de Lozoya puede ponerlos a muchos en predicamentos, y solo basta entonces ver la calidad de los personajes. Es un hecho que en México las leyes están para proteger a los ricachones y que las cárceles están llenas de pobres.

Bueno, quizá ya podemos decir que en el gobierno de Andrés algunas cosas se van leyendo de forma diferente. Mire nada más este listado que ha sido detenido en lo que va del sexenio: Emilio Lozoya (Odebrecht), Juan Collado (delincuencia organizada), Rosario Robles (estafa maestra), Alonso Ancira (con un acuerdo de cooperación), Saúl Huerta (por violador), Florian Tudor (líder de la mafia rumana), Mario Marín (por la tortura de Lydia Cacho) y Yosselin Hoffman (pornografía infantil), Alejandra Barrios y su hija Diana Sánchez Barrios (por extorsionar). Personajitos todos que, durante sus momentos de libertad, gozaron de los mejores amigos, de grandes negocios, viajes exquisitos, despilfarrando dinero a diestra y siniestra porque les caía siempre de manera ilegítima, abusando de unos y otros cuando podían.

Son una joya, y ahora quieren ponerse con caras de víctimas. Todos ellos son unas víctimas de alguien, muchos dicen serlo de Gertz Manero, algunos de Claudia Sheinbaum, otros dicen ser víctimas de las venganzas de Andrés. Lo cierto es que son ricachones que han probado por vez primera lo que es la cárcel. Y se sigue buscando a algunos más: Ricardo Anaya, Andrés Roemer, Víctor Manuel Álvarez Puga y su esposa Inés Gómez Mont acusados de realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita por casi 3 mil millones de pesos.

Cada día los Comenta Noticias no saben para donde arrimarse. Se sabe que han comprado ya sus trituradoras de evidencia, se ha visto las humaredas en sus mansiones y departamentos de lujo, pues están dedicados a quemar toda evidencias que los relaciones con ellos. ¿Qué riquillo más caerá a la prisión mexicana dentro de esta lucha contra la corrupción?


Show Full Content
Previous Ensayo sobre la muerte/ La columna J 
Next “El Quevedeño” se adelanta
Close

NEXT STORY

Close

Panteras, en casa de Laguneros

20/12/2018
Close