Renovación de la dirigencia estatal del PAN/ La columna J  - LJA Aguascalientes
20/07/2024

“Basta ya de ver las sombras, es tiempo de salir como el gran Florentino, a ver de nuevo las estrellas, que esta ambiente cárdeno y gris que nos envuelve y nos penetra, tenga como greco más trágico la encendida iluminación ascendencia de la esperanza, salgamos de nuevo a ver las estrellas”. Manuel Gómez Morín.

Todo en política tiene que ver con ciclos de poder, el PAN es un partido que se ha caracterizado por tener procesos democráticos a diferencia de las otras expresiones políticas en México. Después de presentarse la elección en la dirigencia nacional en donde Marco Cortéz resultó ser candidato único, el partido vive un proceso de retos y de reconformaciones, Aguascalientes no es la excepción. Desde hace meses se avecinaba la renovación del CDE, ante una lamentable gestión de Gustavo Báez, en donde dejó entrever su falta de liderazgo lo cual se tradujo en una división irreparable entre los liderazgos. Particularmente creo que pudo realizar un buen trabajo como Diputado, pero todo a su nivel, y evidentemente no pudo con el Comité y con la legislatura, el tiempo es el mejor juez.

Ante esa posibilidad ciertos liderazgos del partido comenzaron a especular sobre los posibles perfiles, es el preámbulo de la democracia, es la posibilidad que tiene la mayoría para poder ejercer su decisión. Desde una perspectiva particular las elecciones internas del PAN engrandecen a la militancia y a las personas que contienden, toda competencia nos hace crecer, ciertamente en muchas de las ocasiones existe el chantaje por parte de liderazgos gerontocráticos que creen que toda la vida tendrán una cuota de poder por el apellido que ostentan. La democracia es el terreno en donde se mide y en donde se construyen mayorías y minorías, al fin y al cabo, es el sistema loable que tiene el político.

“La democracia no es el silencio, es la claridad con que se exponen los problemas y la existencia de medios para resolverlos”. Enrique Múgica Herzog.

Javier Luevano ha sido un perfil político que ha trazado una carrera ejemplar, desde temprana edad comenzó a participar activamente en Acción Juvenil, en donde logró ser Secretario Juvenil Estatal, en un generación de jóvenes que son ejemplo a nivel nacional, por mencionar algunos, Mario Michaus, Luis León, Cristian Gutiérrez y por supuesto, Tere Jiménez. Posteriormente fue Diputado Local, y con su buen posicionamiento también logró ser alcalde del municipio de Calvillo. Posteriormente se desempeñó como Secretario General de Gobierno, para de manera consecuente ser Diputado Federal, cabe mencionar que en cada una de sus responsabilidades hizo un gran trabajo, transitar en política no es cosa menor.

La democracia demanda un cambio generacional de inmediato, el PAN en Aguascalientes es un oasis ante el posicionamiento que ha generado Morena en todo el país. La militancia y los perfiles activos han trabajo constantemente en hacer buenos gobiernos, buenas administraciones y gestiones públicas. No en balde en la elección pasada a la alcaldía de Aguascalientes el resultado que se obtuvo fue rotundo, por cierto, con otro gran liderazgo emanado de Acción Juvenil, Leonardo Montañez. Leo como le conoce la gente ha comenzado con el pie derecho su mandato. Esta situación esgrime que el PAN es de aquellos que creen en el partido más allá de las personas, la ideología supera y debe superar a cualquier interés en particular. La política es loable en la proporción en el que las personas entienden el momento histórico y en la tesitura en la que construyen una opción congruente y sólida con base a la esencia de su partido. En el transcurso de la semana pasada el otro contendiente Poncho Jurado, por quien tengo un gran respeto y amistad, decidió declinar su candidatura, para propiciar la unidad, sin duda alguna, una decisión de mucho valor, pero sobre todo de honor, totalmente aplaudible la acción y del mismo modo son respetables las opiniones contrarias. La política es el arte de lo posible, es el camino para avanzar y establecer una patria ordenada y generosa y una vida mejor y más digna para todos.

La renovación del CDE es un reseña del camino que va trazando una generación, a muchos les cuesta aceptar el cambio.  Javier Luévano hará un gran trabajo, muchos le apoyamos y creemos en él, es momento de que la unidad prevalezca, con generosidad y tolerancia, también es tiempo que quien ha detentado el poder, entienda que la mejor salida no es aferrarse al poder, sino salir por la puerta grande, con la frente en alto, y dejar el recuerdo respetable de lo que en algún momento fue, el poder sin autoridad no es nada. El verdadero poder es el honor, ese nadie nos lo puede quitar, y tampoco nadie nos lo da.

In silentio mei verba, la palabra es poder.

 



Show Full Content
Previous Tercera llamada al LXXVII Congreso y Campeonato Nacional Charro
Next Arcana Imperii, un mientras tanto…/ Arcana Imperii 
Close

NEXT STORY

Close

Dependencias de gobierno eliminarán programas y se extinguirán tres fideicomisos para el próximo año

23/11/2020
Close