Lo que viene para el mundo/ La columna J  - LJA Aguascalientes
18/01/2022

“Esta es la mejor razón para aprender historia: no es para predecir el futuro, sino para liberarte del pasado e imaginar destinos alternativos. Por supuesto, esto no es libertad total: no podemos evitar ser moldeados por el pasado. Pero algo de libertad es mejor que nada”, Yuval Noah Harrari.

Estimado lector de LJA.MX, con el gusto de saludarle como cada semana, quiero aprovechar esta columna para abordar la prospectiva de uno de los historiadores más populares de estos tiempos, me refiero a Yuval Noah Harrari. En diversos textos he citado la visión del aclamado personaje, no obstante, habían sido análisis o referencias de su concepción del pasado y del presente.

En sus tres obras, Noah Harrari extiende y esgrime que la humanidad ha avanzado en cierta proporción que pone en tela de juicio a los esquemas convencionales de funcionamiento social, es decir, en su libro homo sapiens, explica el devenir de la civilización, sostiene la separación que hemos tenido de los chimpancés y de las demás especies, por el sentido de colaboración que hemos establecido. Aunado a esta dinámica existen una serie de promesas o mentiras que proponen un pensamiento mágico el cual le da sentido y dirección a los fines y objetivos de los humanos, por ejemplo; el valor intersubjetivo que tiene el dinero, como del mismo modo pudiera ser el dogma religioso y la ubicación de alguno de los infiernos que citaba Dante en la divina comedia.

 “Hace setenta mil años, el sapiens seguía siendo un animal insignificante que se ocupaba de sus propios asuntos en un rincón de África. En los siguientes milenios se transformó en el maestro de todo el planeta y el terror del ecosistema. Hoy está a punto de convertirse en un dios, preparado para adquirir no solo la eterna juventud, sino también las habilidades divinas de la creación y la destrucción” Yuval Noah Harrari.

En su libro “Homo Deus” se aborda una perspectiva de cómo comienza una nueva generación de humanos, con las posibilidades incluso de considerar y ostentar a los hombres como semi dioses, la tecnología, la globalización y la inteligencia artificial son elementos que desbordan ante la realidad vituperada. Bajo cierto preámbulo las máquinas y la tecnología comienza a desplazar a los seres humanos, partiendo desde el enfoque económico laboral, se está generando una disrupción. La tecnología ya tiene la capacidad de suplir algunos órganos y extremidades de cualquier persona.

Y en el ámbito referente a los sistemas políticos existen claros ejemplos como el de Cambridge analytica, lo cual resulta y traduce la interacción política aplicada a las masas como un posible cyberdictadura. Incrustar en las mentes mensajes por medio de los datos que se tienen. No es una broma estimado lector, el autor citado así lo menciona, basándonos en que pocas personas son poseedoras de los datos que se aglutinan en las redes sociales, las cuales pueden procesar por medio de algoritmos mas de 5 mil puntos de coincidencia de cada persona, lo cual básicamente expresa que la inteligencia artificial nos puede llegar a conocer mejor que nosotros mismos.

Las palabras van fuera de posturas maniqueístas, únicamente son la mención de ciertos elementos que se están presentando. La mayor curva poblacional se concentra en los jóvenes según datos aportados por la ONU, y la expectativa de vida en el 20250 será de 95 años. Bajo esas consideraciones resulta interesante dilucidar la curva de desempleo y el esquema de retiro para las personas que ya no se encuentre en una edad productiva.

Pudiese parecer que el escenario es poco aliciente, no obstante, existen grandes bondades, como lo es el avance en la medicina, la constante lucha por que se ejerzan los derechos humanos, incluso un caso extraordinario que sucedió la semana pasada en España, ya que los animales ya son considerados como seres que tienen derechos, del mismo modo el uso de energías renovables, en Francia el año pasado se legisló para que en el 2030 ya no se produzcan motores de gasolina o diésel. Las causas sociales como el feminismo y la aceptación de otro tipo de comunidades van generado una inclusión que es necesaria.

El evidente avance que va teniendo la humanidad nos reclama aprender a desaprender, lo que hoy estamos adquiriendo como conocimiento en 5 años habrá caducado, puesto que habrá mucha más literatura y generación de datos vinculantes al propio conocimiento, la paradoja radica en adaptarnos.

“La pobreza, la enfermedad, las guerras, las hambrunas, la vejez y la muerte en sí no fueron el destino inevitable de la humanidad. Son simplemente los frutos de nuestra ignorancia” Yuval Noah Harrari.

Somos una especie que si se caracteriza por su cooperativismo debe dar pasos agigantados sobre las cuestiones que son imperantes en los tiempos de adversidad, los ideales y el sentido que cada persona tiene para dejar un mejor planeta.

In silentio mei verba, la palabra es poder.


 


Show Full Content
Previous Tres Regalos y La Presita, de lo mejor en el I Torneo Millonario Nuevos Valores
Next Mando Coordinado empezará a operar en el 2022
Close

NEXT STORY

Close

Reunión de trabajo de sanidad e inocuidad vegetal en el estado

15/12/2016
Close