El legado ambiental de Enriqueta Medellín Legorreta - LJA Aguascalientes
26/01/2022

El nombre de Enriqueta Medellín Legorreta quizás no le diga mucho, pero si digo la ambientalista Doctora Queta Medellín tal vez, aunque sea de manera inconsciente, lo reconozca o al menos le suene.  Pues bien, ella fue recientemente galardonada con el premio Aguascalientes, mismo que recibió del actual gobernador Martín Orozco y que fue promovido se le entregara por mujeres líderes de diversas causas y que se autonombran el Grupo de las 10. Hago referencia a ellas porque supieron hacer equipo y ser amigas de Queta.

Escribo estas líneas con profunda tristeza, ya que el pasado 6 de enero Queta partió de este mundo, eso nos obliga, como agradecimiento de nuestros corazones, a hablar, difundir y aplicar en nuestra vida diaria, a sus amigas y amigos, su legado. Uno de ellos fue la forma en que defendió el planeta Tierra, o como nos han influido el pueblo andino, la Pachamama, la diosa de la tierra, es ella quien nos da todos los elementos de lo que nos dan vida: alimento, cuida de las plantas y de los animales. Queta decía de forma enérgica y con autoridad “¡somos la tierra!” ¿Quién quiere morir?, ¿Por qué tomas veneno?, ¿Por qué te estás suicidando? Queta nos hacía ver que sólo tenemos un planeta, no hay plan B, cuando nuestros recursos se acaben, ¿qué vamos a dejar a las siguientes generaciones?

Queta, Humberto Tenorio, otras y otros colabores tuvieron la visión de hacer equipo, mucho antes de que aparecieran los  objetivos del desarrollo sostenible (ODS), donde el  número 17, desarrolla la idea de las alianzas, que si bien todos los países estamos siendo parte del problema, los gobiernos deben juntarse para buscar soluciones; pero como el dicho dice “piensa global y actúa local” las organizaciones de la sociedad civil debemos comenzar por limar diferencias, como bien dice nuestro presidente fundador de Movimiento Ambiental de Ags., Sergio Reyes Ruiz, “trabajemos en lo que nos une y no en lo que nos divide”; sabias palabras que no todas las personas interesadas en el cuidado del medio ambiente alcanzamos a aplicar, en general se basan en las diferencias que nos desunen y nos debilitan, tanto que, en varios momentos de la historia del ambientalismo en nuestro estado, las personas se separan y forman nuevos colectivo u ONG’s que, como dice el dicho, pasa el tiempo y “ni pichan, ni cachan, ni dejan batear”, entonces, se desvanece la buena intención.

Queta estaba siempre atenta a nuevas personas que podrían hacer equipo y lo practicó con las personas que fundaron Conciencia Ecológica de Ags., organización a la que se le atribuye el programa que duró 15 años “Un cuaderno para tu cuaderno”, que podía recibir toneladas de papel que en otro tiempo muy probablemente iría a lo que ahora se conocen como desechos sólidos urbanos. Una de las 3 R se estaba aplicando con mucha eficiencia, la del reúso, pues niñas y niños de escasos recursos materiales recibían estos cuadernos de sus cuadernos de Conciencia Ecológica liderado por Queta Medellín.

También a esta organización se le atribuye la gestión para la creación de los centros de acopio, que fueron exitosos por mucho tiempo y que, según palabras de la propia Queta, esta acción fue amenazada al tener un bono verde. Este fue un logro colectivo, pues ella sabía que las alianzas eran importantes, tanto con otras organizaciones como las instituciones educativas y las gubernamentales.

Posteriormente se forma SOS La Pona, que vino a juntar a varias asociaciones que para el tiempo ya estaban en el panorama de nuestra entidad, entre ellas IMEPP (Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y de Posgrado) que ha sido presidido por la maestra Gina Ventura que, dicho sea de paso, es carta focal de Carta de la Tierra en Ags. Otro punto focal es Israel Roque, que ha estado coordinando los esfuerzos de Educación Ambiental en el Centro Ecológico de Los Cuartos, El Colegio de Biólogos que en ese tiempo presidía Luis Reynoso, CEPACOM con Alicia Romo de la Rosa. Muchos activistas se dieron cita en esta colectividad por defender un territorio llamado Mezquitera y personalidades como Martha Romo de la Rosa donaban su tiempo para ir a dar charlas de las bondades del mezquite, juntaban firmas, llevaban peticiones, hablaban con legisladores, gobernadores, presidentes municipales, se consiguieron en la última negociación 11.4 Ha. No estaría nada mal que en memoria de Queta Medellín, y en nombre de las personas que siguen luchando, se quedara ya lo poco que hay alrededor de 33 hectáreas.

Qué ganas de nombrar a todas las personas que son parte de estas maravillosas historias de defensa del agua y el territorio, les cuento que SOS La Pona, fue la inspiración para la formación de la colectividad de la “Alianza por la Defensa del Bosque de los Cobos” que, siguiendo las indicaciones de nuestra querida Queta, algo así como remar para el mismo rumbo.

Ahora estamos esperando por parte del señor gobernador Martín Orozco y de la SSMAA con Julio César Medina, el Centro de Educación Ambiental que llevará el nombre de Enriqueta Medellín Legorreta.

Nos queda trabajar en lo que nos une, sabiendo que lo que perseguimos es más grande que nosotras y nosotros mismos.

Hasta siempre, Queta Querida

 



Show Full Content
Previous Del Soylent Green al Covid-19/ De imágenes y textos 
Next Partidos ejercerán en 2022 un millón 810 mil 843 pesos para desarrollo de liderazgo político de mujeres
Close

NEXT STORY

Close

Correo Ilustrado / Gobierno del Estado

24/11/2017
Close