Escuela Diocesana de Música Sacra, ochenta años de historia/ El banquete de los pordioseros  - LJA Aguascalientes
20/01/2022

No tengo idea de cuántos músicos profesionales que trabajan dedicados con alma, vida y corazón en la ciudad de Aguascalientes al arte de Orfeo, incluso en otras entidades de la República Mexicana, son egresados, o por lo menos han pisado las aulas y los cubículos de los pianos de la Escuela Diocesana de Música Sacra de Aguascalientes. Inobjetablemente esta escuela, que yo llamaría heroica por haber vencido y seguir venciendo todo tipo de adversidades a lo largo de su todavía inconclusa historia, ha enriquecido generosamente el horizonte musical de nuestro estado y lo sigue haciendo al proveer de grandes músicos a nuestra entidad.  Evidentemente la naturaleza misma de la escuela es la formación de músicos de perfil sacro, -es decir, cantores, con todo lo que este término significa-, que den dignidad a la liturgia o cualquier otro tipo de culto religioso con música apropiada y que esté a la altura de las exigencias y de la dignidad de lo que se está celebrando y no recurrir a la música popular que algunos gustan de adaptar al contexto litúrgico, pero aunque la razón de ser de esta escuela es la formación de músicos sacros, todos los ámbitos musicales de Aguascalientes se han visto nutridos y enriquecidos por egresados de esta honorable institución musical. Algunos tocan o han tocado en la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, otros dan clases de música en diferentes niveles educativos, otros se han integrado a agrupaciones musicales de todos los géneros imaginables, bandas de rock, agrupaciones de jazz, de música de cámara, dentro del folclore también los hay, dirigiendo y/o formando parte de coros, de perfil sacro o de canto lírico, en fin, los beneficios que la Escuela Diocesana de Música Sacra ha traído a nuestro estado son incuestionables.

La Escuela Diocesana de Música Sacra es la escuela de música en activo más antigua de Aguascalientes, se fundó hace 80 años, el 15 de enero de 1942, con el propósito de nutrir a la diócesis de músicos preparados y con un conocimiento de causa erudito en términos de música y de liturgia. Su fundador es el padre Ricardo Corpus, que contó con todo el apoyo del tercer obispo de la diócesis, don José de Jesús López y González.

En aquellos primeros años de su existencia la escuela contó con un cuerpo docente formado por algunos de los músicos más importantes del estado o de lugares cercanos, pero con residencia en Aguascalientes. Mi buen amigo, Gustavo Meza Medina, pedagogo y músico egresado justamente de esta noble institución, publica en su libro Ab Música Sacra, algunos datos históricos y sobre el personal docente de la escuela Diocesana de Música Sacra a la que coloquial y cariñosamente llamamos La Sacra. Algunos de los nombres de grandes músicos a los que hace referencia Gustavo en su libro son Francisco y Salvador Melchor, los dos fueron alumnos del maestro Arnulfo Miramontes, director de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes a mediados de los años veinte del siglo pasado, y así los nombres de grandes docentes y egresados destacados se van acumulando a lo largo de la historia, como es el caso, por ejemplo del maestro José María Aguiñaga, egresado de la escuela y posteriormente profesor de la misma. El maestro Aguiñaga fue durante muchos años el organista de Catedral, de hecho, él ofreció el primer recital del nuevo órgano de nuestra Catedral el 8 de mayo de 2005, el monumental instrumento construido por la casa italiana Ruffati Frateli, en un recital celebrado después de la bendición precedida por el obispo don Ramón Godínez Flores en donde se ejecutaron inicialmente dos corales de Johann Sebastian Bach: A ti clamo Señor Jesucristo y Cuando estemos en la mayor aflicción, después, de este mismo compositor alemán el maestro Aguiñana interpretó la célebre Tocata y Fuga en re menor y finalmente Pastoral con variaciones de Miguel Bernal Jiménez. Yo tuve la oportunidad de estar en aquel primer recital del impresionante instrumento justo en el coro, a un costado del órgano viendo de cerca todos los movimientos y maniobras del maestro Aguiñaga.  

Otros de los egresados que han tenido una actividad profesional en la música, no sólo en la ejecución del repertorio operístico, de recital o sacro, sino en el nada sencillo aporte a la docencia, son la soprano Ana Cecilia Ramírez y el maestro Gilberto Ruvalcaba López.

Actualmente la Escuela cuenta con maestros de incuestionable prestigio y calidad, al mencionarlos corro el riesgo de caer en las imperdonables omisiones, pero entre ellos están el maestro López Mora, el maestro Hugo Flores, el maestro Daniel Romo, el maestro Francisco Gil, la maestra Rosa Elena Cárdenas, y otros que mi distraída memoria no recuerda, por lo que pido una disculpa. El actual director es el padre Nestor Alejandro Rivas, que sustituye al padre Mario Alberto Quezada, que le tocó lidiar con las adversidades de la pandemia y no obstante, y contando con el incondicional apoyo de los maestros, fue posible mantener la escuela a flote.

Yo tengo el privilegio de integrar este cuerpo docente desde el verano de 2010 siendo entonces el padre Marco Díaz Olvera el director de la escuela. Tengo el placer de impartir la materia de Historia y Apreciación de la Música y este sábado 15 de enero celebramos los 80 años de existencia de la escuela de música en activo más antigua de Aguascalientes, orgullosos estamos de la Sacra, nuestra querida escuela. 


Show Full Content
Previous En Aguascalientes, regidor de Movimiento Ciudadano cuestiona qué pasará cuando parta la concesionaria de agua
Next El 2021, un año de teatro en Aguascalientes (I parte)/ La escena 
Close

NEXT STORY

Close

Científicos de la UNAM, descubren que humanos llegaron a América por lo menos 6 mil años antes de lo que se conocía

14/07/2021
Close