La Purísima… Grilla: A dieta - LJA Aguascalientes
24/01/2022

 Acaba el Guadalupe-Reyes y los estragos del maratón ya se evidencian en los miembros del Congresito, ya para nadie es un secreto que se van a aumentar el sueldo pero lo siguen ocultando, como si no nos fuéramos a dar cuenta; el diputado Luis Enrique García López adelantó su regalote de Reyes Magos y, por debajo de la mesa, incrementó la percepción de los legisladores en más del 50%; apuntamos como responsable al tal Quique Galo, no por su natural avaricia, sino porque sus mismos compañeros indican que el ajuste salarial es un tema que se tiene que discutir en el Comité de Administración, que casualmente tiene tomado García López.

Cómplices. Cuando indicamos que le hacen al tío Lolo es porque tras la sesión de la Diputación Permanente a varios diputados se les cuestionó sobre el ajuste al alza de sus salarios, y todos dieron versiones distintas, desde las que dijeron que sí pero que no sabían de cuánto, como la perredista Sanjuana Martínez, hasta quienes lo negaron como el panista Jaime González de León, quien indicó que el tema no se había tocado… ¿en serio? Los de la LXV Legislatura saben bien que al final van a recibir su aumento pero prefieren no moverle porque no hay ninguna razón para que se cumpla el capricho de Luis Enrique García López.

Incremento. Dijo Sanjuana Martínez que a ella le aumentaron el sueldo, que no sabe como en cuanto, pero que se le hacía justo porque los regidores de la capital ganan más que los diputados, ¿y? Todos los empleados del país tenemos un tabulador y los incrementos que se otorgan se relacionan con el desempeño laboral, ¿qué pasaría si Fulano González, trabajador de la Nissan, demandara un incremento porque Zutano Martínez, trabajador de la VW, gana más?, seguro su jefe le diría que entonces se fuera a trabajar a la otra empresa, pero la perredista cree que fingir ignorancia basta para no hacerla cómplice del, a todas vistas, injustificado aumento.

Irracional. Queriendo adelantarse a las reacciones por el aumento, los diputados, aparte de hacerle al loco, han filtrado a los compañeros de la prensa los motivos por los que es urgente elevarse el sueldo, según ellos son los diputados que menos ganan en el país, lo cual es mentira, de acuerdo al Censo Nacional de Poderes Legislativos Estatales 2021, el Congreso de Aguascalientes destinó el 39.1% de su presupuesto por concepto de dieta, por encima de Campeche, Baja California Sur, Oaxaca, Tabasco, Chiapas y Veracruz, así que no están hasta debajo de la tabla; y si de eficiencia se trata, Aguascalientes se encuentra entre las entidades que menos periodos de trabajo tienen, no sólo eso, si se toma en cuenta el número de iniciativas presentadas, Aguascalientes no está en los primeros lugares, de acuerdo a este trabajo del Inegi, se ubica justo a la mitad de la tabla, en el número 16, con 394 iniciativas presentadas; tampoco en las llamadas de misa destaca el Congresito local, pues ocupa el lugar número 26 en relación con las proposiciones con punto de acuerdo; y mire usted, hasta para llamar a rendir cuentas son bolsones los de Aguascalientes, pues en cuanto a número de comparecencias de funcionarios del Poder Ejecutivo Estatal, se ubica casi en el último sitio, con apenas 5 llamados durante el 2020… y seguro cuando salga el nuevo Censo, seguirá así. Por eso señalamos que es un capricho de Luis Enrique García López el aumento y que nada lo justifica, ni siquiera que no les hayan aumentado el sueldo, según ellos, en más de 10 años; así, por sus pistolas, se incrementarán el sueldo y, no sólo eso, además ya establecieron que lo harán cada año, exactamente igual que el salario mínimo, si antes se embolsaban nomás por salario casi 50 mil pesos, ahora se llevarán más de 90 mil pesos de salario bruto. Se cumple a cabalidad eso de que el parte y reparte se lleva la mayor parte, cuando deberíamos ponerlos a dieta hasta que se pongan a trabajar.

Intenciones. Un boletín del IEA informa que por indicaciones del gobernador Martín Orozco, después del asesinato en diciembre del estudiante de la UTMA, Johan Fabián Rodríguez Sánchez, el titular del IEA, Ulises Reyes Esparza, realizó un recorrido por la universidad para darle seguimiento a las acciones para resguardar el bienestar de la población universitaria, acciones como la compra del autobús para traslados del alumnado o que se desmalezara la zona para procurar con más seguridad y mayor visibilidad, así como los comités de estudiantes y familias. Y aunque se ve la intención del gobierno estatal esto no basta para contener la violencia, porque según comentarios de alumnos en redes sociales el autobús no da el recorrido completo que ofrece, además que la maleza volverá a crecer y la seguridad no puede depender de la vigilancia de las acciones de los padres y madres de familia.

Omisiones. Pero estas cortas miras para contener la violencia en el estado no sólo son del gobierno estatal, el Congreso está en las mismas, todos los diputados se la pasan haciendo declaraciones sin sustento sin que se vea trabajo legislativo al respecto. Ayer mismo, la perredista Sanjuana Martínez declaró que vigilará cómo se manejen los recursos del Programa de Apoyo a las Instancias de Mujeres de Entidades Federativas ahora que el gobierno Federal eliminó el Indesol, lo que afectaría al IAM hasta por 6 millones de pesos, pero Sanjuana Martínez, como el resto de los diputados, sin importar el color del partido, fueron incapaces de procurar un Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado con perspectiva de género. Lo peor de todo es que mencionamos a la diputada perredista porque ella es la que declara, pero sus compañeras y compañeros brillan por su ausencia, jalando cada quien el agua para su molino.

Feminicidio. Así, mientras Sanjuana Martínez declaraba y los demás hacen como que trabajan, se informó del primer feminicidio en Aguascalientes, porque a lo único que le atinó la diputada fue a asegurar que “la violencia no para, no dice espérate a que esto se arregle”, y Aguascalientes ha hecho caso a esto, desde 2020 con la pandemia hemos visto cómo el estado aparece en los primeros lugares de esta violencia extrema y otras, y ni la legislatura pasada ni esta, por lo visto, han tenido la más mínima intención de atacar de fondo la violencia en todas sus vertientes, la vigilancia de los programas y políticas públicas al respecto sí es tarea del Legislativo y lo han dejado en manos del Gobierno que con la Secretaría de la Familia cree que erradica la violencia de género y reestructura “el tejido social”, como hizo igual la panista Nancy Gutiérrez, que se ha de haber mordido la lengua ante este feminicidio, al recriminarle a instituciones y servidores públicos por no cumplir con su trabajo y colgarse cada 8 de marzo de los eventos pero tampoco tuvo las herramientas ni la voluntad para exigirle al gobierno de Martín Orozco un presupuesto con enfoque en la perspectiva de género y mucho menos, cuentas sobre la labor que, dicen, realizan para erradicar la violencia. Por eso solo son fraseos que ya no tienen sentido cuando vemos lo que sucede entre la población si no hay verdaderas estrategias para prevenir la violencia, más allá que comprar camiones o desmalezar, afuera hay una población específica con condiciones por comprender y así garantizar una vida libre de violencia en el estado. Declaraciones como las de Ulises Reyes, Nancy Gutiérrez y Sanjuana Martínez no sirven y hasta son ofensivas, porque no hay ningún avance para contener la violencia en Aguascalientes. 

De pasadita por Aguascalientes el senador José Ramón Enríquez arrastró por el centro de la ciudad sus penas junto con la Caravana Unidos Defenderemos la Voluntad del Pueblo, el morenita acompañado por un puñado de llorones salieron de Durango, caminaron por Zacatecas, luego Aguascalientes y se enfilaron hacia Guanajuato, para llegar a la Ciudad de México para ir a chillarle a Andrés Manuel López Obrador que no están de acuerdo con que le hayan quitado la candidatura de Morena; José Ramón Enríquez acusó a la dirigencia nacional de Morena de corrupción, y va a acusar a Mario Delgado con el presidente para que le regresen lo que, según él, le corresponde; el senador fue candidato del Movimiento Ciudadano para la alcaldía Durango en 2013, y como perdió, se saltó a la coalición PAN-PRD en el 2016, y para llegar al Senado se postuló por Morena, así que ya no le quedan más partidos que recorrer; quizá por eso es que su convocatoria tuvo poco éxito en Aguascalientes, porque desde lejos se le ven las malas intenciones, y como acá las aguas están bien tranquilas con la nominación de Nora Ruvalcaba, pues al morenaje no se le antojó ir a ondear la bandera de la injusticia a la plaza principal.

Estribo. Ya salió el peine de por dónde va la jugada del Partido Verde Ecologista al aliarse con el Partido del Trabajo y abandonar a Morena, la diputada plurinominal Genny Janeth López Valenzuela levantó la mano para ser la candidata a la gubernatura de Juntos Hacemos Historia en Aguascalientes… lo que nos faltaba, Sergio Augusto López Ramírez haciendo un Félix Salgado Macedonio, no pos guau.

 

@PurisimaGrilla



Show Full Content
Previous Reyes/ Bajo presión
Next Un nuevo discurso en la izquierda latinoamericana/ Convicciones
Close

NEXT STORY

Close

LJA 14/09/2017

13/09/2017
Close