Cinco básicas/Bajo presión - LJA Aguascalientes
03/03/2024

 

Mi hijo cursa el cuarto grado de primaria y le están enseñando los diferentes tipos de textos que puede elaborar: narrativos, argumentativos, descriptivos, informativos y expositivos, no ha sido difícil auxiliarlo a entender la diferencia entre uno y otro, tampoco en explicarle cómo se pueden combinar en la búsqueda de un encuentro mejor con el lector. No hay textos puros, pero eso quedó entre él y yo, para propósitos de la evaluación escolar, podrá reducir a una sola de esas categorías los ejemplos que vea en el examen.

Le expliqué que todos los textos se realizan con ideas y argumentos, que la diferencia entre uno y otro es la intensidad con que fijas la atención en los distintos elementos, por ejemplo, que en los textos informativos se tienen que resolver cinco preguntas: Qué, Quién, Cómo, Cuándo y Dónde; las cinco preguntas básicas de la noticia. Después del repaso, estoy convencido de que mi hijo podrá salir adelante con la evaluación que le hagan en la escuela, lo más importante, es que más allá de lo que indique el examen, él podrá distinguir entre uno y otro en la vida real, elaborar un texto combinando el conocimiento adquirido.

Otra cosa de la que me di cuenta tras la sesión de estudio, es que el presidente Andrés Manuel López Obrador se encuentra absolutamente solo y necesita escuchar una versión del mundo que no corresponda a lo que él desea, incluso quien le acerque versiones de la realidad con que se enseña a alumnos de cuarto grado, quizá así, el presidente comprenderá que desde su posición de poder no puede confundir el derecho de réplica con el uso abusivo que hace desde el ejercicio del poder.

A López Obrador no parece preocuparle que sus palabras se conviertan en agresiones cuando desestima y descalifica a los periodistas que plantean una realidad distinta a la que en su cabeza justifica su modo de actuar. Una vez que el reportaje de Latinus y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad exhibió el presunto conflicto de intereses por el tipo de vida que lleva su hijo, José Ramón López Beltrán, en el extranjero, el presidente actúa como un animal herido al que no le importan las consecuencias que pudieran tener sus palabras. El presidente asume una falsa indignación para trastocar lo que algunos medios han dicho, miente deliberadamente cuando señala que no se puede quedar callado cuando se calumnia, “¿Por qué me voy a quedar callado? ¿No soy libre? ¿Voy a aceptar que mientan, que calumnien, qué dañen el proyecto de transformación?”.

Se pone peor, el presidente insiste en que ya no es “tiempo para simular, ya la neutralidad en un proceso de transformación no aplica, o soy independiente o no tengo partido o soy objetivo, todo ese cuento ¿no? En un proceso de transformación se tiene que definir a favor de la verdad, a favor de la ética, de la honestidad, de la libertad y aplica la frase del Quijote de que por la libertad y la dignidad se puede y se debe ofrecer hasta la vida, y esto podría ser un referente para el periodismo, para la política, para todo”.

Si el presidente repasara los contenidos de lengua materna del cuarto grado de primaria sabría que los textos informativos bien elaborados, como el reportaje en que se cuestiona el estilo de vida de su hijo, no son una calumnia, responden a las cinco preguntas básicas del periodismo, que el periodismo militante que demanda que todos los medios asuman no es posible cuando los informadores cumplen con su deber ser, cuando trabajan para informar a los ciudadanos, de otra manera se convertirían en los paleros que le contratan para colocar preguntas a modo en la mañanera; que las libertades plenas que goza el ejercicio periodístico no es algo que López Obrador obsequie y que el trabajo de los reporteros se realiza incluso en condiciones adversas, lejos de la fascinación por el poder.

Es triste la furia de una bestia herida, lamentable cómo la necesidad de fe ciega confundida con lealtad, lo ciega al grado de no ver el daño que causa.

Coda. Triste noticia el fallecimiento de Carlos Martínez Rentería, espíritu rebelde y apasionado de la contracultura en México, desde ya hace falta.


@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous La Purísima… Grilla: Y las otras dos candidatas son…
Next INICIATIVA PARA REDUCIR LOS ACCIDENTES VIALES EN ESTADO DE EBRIEDAD
Close

NEXT STORY

Close

Issste sanciona a trabajadores y galenos por falsas incapacidades

05/09/2017
Close