El arte es una necesidad básica: Párpados Park - LJA Aguascalientes
24/06/2022

  • Párpados Park surge ante la necesidad de activar a la infancia en plena pandemia, de una forma más lúdica, creativa y artística 

  

El confinamiento por la pandemia por covid-19 detonó la tensión, la violencia, la caída de la economía, acentuó las desigualdades sociales, propició el rezago de niños y jóvenes en sus procesos de aprendizaje, entre un cúmulo de afectaciones. Ante esto, es urgente que los gobiernos creen programas y estrategias que ajusten las necesidades económicas y sociales de la población. Mientras, la activación proviene de la sociedad organizada que impulsa las acciones necesarias para minimizar el impacto negativo que frena el desarrollo de sus comunidades. Un ejemplo de esto es Párpados Park, un proyecto de revitalización urbana en la ciudad y municipios de Aguascalientes, que tiene como objetivo descentralizar las actividades culturales, anclarlas a la comunidad y combinarlas con actividades lúdicas a través de la participación infantil y de la ciudadanía.

Este proyecto ciudadano está en su segunda etapa, ahora con el apoyo del Instituto Cultural de Aguascalientes, con iniciativas creativas que generan empleos y diseñan servicios sociales desde actividades culturales que podrían servir de modelo para la construcción de políticas públicas a partir de la proyección de artes circenses, música y gastronomía. 

LJA.MX platicó con la gestora cultural Mayté Esparza sobre este proyecto.

 

Párpados Park

La primera actividad detonante fue en 2013, nos reunimos un grupo de artistas, recolectamos víveres y los llevamos a dos colonias marginadas, Los Negritos y Los Pericos, queríamos demostrar desde ese entonces que el arte es una necesidad básica, nuestra forma de dar ese mensaje de manera directa fue haciendo un símil entre a comida y lo artístico, lo cultural, que es una de las formas de relacionarnos, modificar esta idea del arte separado a la vida. Fueron 3 acciones en un lapso de 3 meses.

Pero luego en 2020 retomé la idea ante la necesidad de activar a la infancia en plena pandemia, de una forma más lúdica, creativa, artística, yo los sentía muy encerrados, muy gritoneados, estresados, creamos esta alternativa para poder hacer formas diferentes de aproximarse, hacer uso y apropiarse del espacio público. 

Ahora retomamos una segunda etapa con una visión más coherente, con un hilo conceptual, con una revisión y acompañamiento del Banco Interamericano de Desarrollo en el proyecto que integra a vecinos e infancias en la transformación, uso y cuidado del espacio público, en colaboración tripartita entre la ciudadanía, el ICA y los organizadores.


Fuimos al Ayuntamiento de Aguascalientes a solicitar permiso para utilizar los espacios subutilizados, pero se tardaban tres meses en darnos cita, entonces decidimos no intervenir la infraestructura porque teníamos la idea casi, casi, de habilitar espacios de juegos, entonces como no se pudo hicimos el mural itinerante, columpios adaptados removibles, y aunque todo fue de modo efímero, con la recurrencia de las actividades los niños se van fijando en el espacio público y van tomando otro tipo de actitudes en esos espacios, en eso consistió esta segunda etapa.

 

Cultura de la paz y apropiación del espacio público

La Unesco ha establecido como uno de sus objetivos principales la construcción de una cultura de paz y desarrollo sostenible, a partir de la formación y la investigación, así como la educación para los derechos humanos, las competencias en materia de relaciones pacíficas, la buena gobernanza, la prevención de conflictos y la consolidación de la paz.

 

Yo creo que, entre más alternativas de ocio, distracción, aprendizaje, información y formas de relacionarnos, se puede incidir en permear en una cultura de no violencia, de paz, de organización. Lo vivimos todos los días en las intervenciones, si se pelean los niños, luego luego buscan un adulto negociador, la protección, obviamente si no existiera esa convivencia no sabrían cómo resolver un conflicto u organizar un juego. 

He pensado mucho cómo lo juegos en la infancia dan elementos para la democracia, y se ve en las intervenciones a las señoras que se empiezan a involucrar que reconocen el valor de las iniciativas y se van involucrando, se preocupan, hay una especie de insistencia porque continúen esta actividades, nos dimos cuenta que para modificar la idea que tienen las personas sobre un espacio no es ir una vez y ya, se tiene que hacer toda una serie de actividades para que realmente suceda la apropiación del espacio público y con ello dar pie a la cultura de la paz en la comunidad. 

 

La cocina es cultura

Mayté Esparza ha trabajado como delegada en el Conservatorio de la Cultura Gastronómica Mexicana, en el rescate, la investigación, el registro de las cadenas productivas y de valor que se generan en la gastronomía. Ahí detectó más de 270 platillos que si bien no son originales de Aguascalientes, sí tienen una versión aguascalentense para su elaboración, por lo que su experiencia en el ámbito gastronómico también se deja ver en Párpados Park. 

 

La comida es un elemento para hacer del juego una experiencia completa, nosotros nos aseguramos que al menos ahí exista como cierta recompensa, a los niños les fascina comer todos juntos, les ofrecemos la comida, de beber, un chuchuluco, tamales, atole, piñatas, generar este tipo de convivencias y además que se reconozca a la cocina como parte de la cultura, nos aseguramos que todos coman y coman lo mismo, todo lo preparamos con cariño y amor. Hemos ofrecido carne asada porque las condiciones del espacio público así se prestaron, había un asador, palomitas y esmeriles cuando hay proyección de película, tacos al vapor, hot dog de colores, ensalada mágica, pizzitas, tortas de albañil, coctel de frutas, chicharrón en salsa mexicana, partimos piñatas con dulces.

 

Coordinación entre los involucrados

Algo bien importante fue que desde la primera integración la gente empezó a donar, al momento de ser un proyecto de 3 tipos de participación, de aportación y donativos, apoyo, funciona de manera equilibrada, este mismo esquema se mantuvo, el gobierno se replegó, no quiso dominar el proyecto, sí se les da el reconocimiento pero de un modo en que se reconozca el equilibrio entre las partes, aquí todo el mundo pone trabajo, pone tiempo, pintura, lo que puede para sostener el proyecto y eso es lo importante, los proyectos buenos y que perduran son los que permiten el equilibrio entre todas las partes involucradas .

Este año quiero escalarlo a otras 16 intervenciones, pero en lugar de que sean 6 espacios activados que sean 3 o 4, pero con un programa más largo para desarrollar, porque seis o siete sesiones son mínimas para poder activar el espacio, si hacemos menos de esa cantidad pues no pasa nada, es algo efímero, y lo que queremos es que la gente se apropie, hemos visto que si funciona. En el puente de la México pusieron un reflector, la gente empezó a hacer villancicos, ya juegan ahí, el puesto de tacos se movió a la explanada, ya hay dinámica comercial, después del decorado y la iluminación el puente ya no es una línea divisoria entre barrios en conflictos. También estuvimos en la Colonia Altavista, en el Parque Urbano Jesús Terán, en Haciendas, en el Ojo de Agua.

 

Apropiación del espacio

Yo digo que la línea de trabajo de Párpados Park sería una de las líneas de acción de una política pública que abarque más, hay diferentes tipos de población objetivo que se deben cubrir con diferentes tipos de proyectos, Párpados Park tiene un objetivo muy específico, unas actividades muy específicas articuladas para recuperación e integración pero atiende solo un segmento de la población, entonces para que se vuelva política pública debe tener esa visión de atacar diferentes objetivos con diversos proyectos y que la política pública tenga el alcance para que todas estas líneas de acción tengan los resultados requeridos.

Yo veo como un área de oportunidad muy precisa para Aguascalientes que en vez de ir con la línea del progreso o lo moderno, aspirando a vialidades, los parques, que den un brinco hacia el futuro, porque se puede, ¿a qué me refiero con esto?, a que desde la planeación urbana desde el diseño urbano se implementen estas líneas de trabajo para el uso y evitar el desuso de los espacios públicos, pensar una ciudad en términos de los niños, de los ancianos, de las mujeres, yo creo que ahí podríamos estar a niveles de ciudades cosmopolitas y que no cuesta nada más que la voluntad muy clara de los gobiernos, con la articulación de la gente que se apropia de los espacios.

Lo primero sería involucrar al Ayuntamiento para disolver las barreras de las autorizaciones y que nos dejen hacer un cambio permanente en los espacios públicos; en segundo lugar, sería extender las intervenciones en cada uno de los espacios que nosotros diagnosticamos como posibilidades de intervención. Esto se tiene que vincular en tres niveles, el ciudadano, el municipal y el estatal, pero con el municipio sí necesitamos apertura, las necesidades de las personas no corresponden a las reuniones en Cabildo.

 

Resultados

En esta última etapa de Párpados Park se activaron seis áreas bajo puentes viales y en espacios públicos subutilizados con actividades artísticas y lúdicas en colonias y barrios con marginación urbana, en donde se atendió directamente a 480 niños, con lo que se contribuyó a la transformación del uso e imagen urbana para las infancias con la activación y uso de espacios públicos en desuso para niños que no cuentan con oferta artística y cultural, además de que, a partir de lo lúdico se buscó resarcir la convivencia y cohesión social durante pandemia.

 

*

Mayté Esparza es una mujer profesional, apasionada de lo social, la cocina y el arte, socióloga, con múltiples estudios sobre arte contemporáneo, innovación, gastronomía, y premios como el Premio a la Creatividad en la Cámara de Comercio de Guadalajara, Premio a la Innovación, entre los que están el Premio Estatal de Planeación en la categoría de “Diagnósticos, Estudios y Herramientas que permitan mejorar el diseño de políticas y acciones de Desarrollo Social” que recibió en 2021.

Integra el proyecto de Párpados Park con un equipo de 9 personas, los artistas plásticos Said Alberto López Hernández; Jaime Uriel Ibarra; Marcela Corona; en artes escénicas Yazmin Rosales López; Yanick Flores Cortés; Iván Rincón Cervera; el paleontólogo Marco Octavio de Lira Mendoza y el sociólogo Luis Ocampo Sáenz.


Show Full Content

About Author View Posts

Tania Magallanes
Tania Magallanes

Jefa de Redacción de LJA. Arma su columna Tres guineas. Fervorosa de lo mundano. Feminista.

Previous Para prevenir violencia en los partidos, equipos de fútbol buscan la credencialización de su afición 
Next El problema de las escuelas “patito” en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

Panteras Femenil realiza intenso trabajo para enfrentar a Libertadoras

03/05/2022
Close