Tacos y guerra de narrativas/ A lomo de palabra  - LJA Aguascalientes
03/07/2022

María y su papá nacieron en un puerto del mar Báltico, Tallin, capital de Estonia, uno de los 27 países que conforman la Unión Europea. Su mamá, en cambio, llegó al mundo unos 1,750 kilómetros al sureste, muy cerca del mar de Azov: ella es ucraniana, nativa de la región de Dombás, en donde aún radican sus abuelos y la mayor parte de su familia materna. Así que ambos, su padre y su madre, nacieron en un país que ya no existe: la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas.

Bayron y su mamá nacieron en Minnesota, en una ciudad próxima a la frontera con Canadá. Su padre, en cambio, nació unos ocho mil kilómetros al sureste, del otro lado del Atlántico, en Senegal. Muchas generaciones atrás, los antepasados de su madre también tuvieron que haber llegado a América desde África, como esclavos. Bayron estudió Economía en Columbia y le gusta la cocina.

A María la pandemia la sorprendió en Londres. Luego, hace casi dos años, emigró a la ciudad europea más cosmopolita, Berlín. Hace unos días, conversando acerca de la difícil situación en la que se halla Ucrania, el terruño de su familia materna, dijo:

— Esta guerra, más que de tanques y balazos o de sanciones comerciales, es una guerra de narrativas.

María no es especialista en geopolítica. Estudió danza clásica.

Victoria Tacos fue montado por un socio capitalista alemán y un socio emprendedor, Bayron. Para las finanzas del primero, la inversión fue irrelevante; en cambio, el estadounidense avecindado en Berlín metió todas sus canicas a la empresa. Victoria Tacos es un restaurante ubicado en Neukölln, una zona antes popular y ahora considerada muy cool, es decir, gentrificada. Bayron creó el menú y es el chef.

A María la enseñó a hablar su mamá. Su primera lengua es el ruso, como lo es para más del 70% de la población de Dombás, región integrada por las óblast de Donetsk y Lugansk. María tiene poco más de treinta años. Además de ruso, habla estonio, inglés, ucraniano y ya algo de alemán. María, quien se gana la vida como mesera en Victoria Tacos, sostiene que la guerra en Ucrania no comenzó hace unas semanas, sino desde 2014. Decir esto le ha costado fuertes críticas y varias amistades. Curioso, porque cualquiera podría consultar en Wikipedia la entrada Guerra en Dombás, en la que se informa exactamente eso, que el conflicto armado comenzó en abril de 2014 —la referencia en Wikipedia puede leerse en un montón de idiomas, alemán incluido—.

Victoria Tacos no se oferta como un restaurante de comida mexicana. El taco es la coartada, nomás: We’ve taken the spirit of Mexican cooking and forged our own way to create tacos that we want to serve. ¿Y qué tal sus precios? Si usted decide comer ahí y se deja caer, para probar, uno de cada uno de los cuatro tipos de tacos que venden —quesabirria (vegetariano), brussels-sprouts (vegano), carnitas y asada—, y para acompañarlos pide una michelada —preparada con cerveza Victoria—, entonces su cuenta será de 21.25 euros. Por cuatro tacos y una chela pagará 485.90 pesos, sin propina —se suele dejar el 10%—.

María, la bailarina estonia con buena parte de su familia en Dombás, dice que es cierto lo que reporta continuamente la prensa occidental: la invasión rusa ha provocado un enorme éxodo de ucranianos a Polonia, Rumania, Hungría, Moldavia, Alemania… Pero a María le molesta que no se mencionen también los corredores humanitarios que se han abierto para la ola de ucranianos que huyen de la guerra yéndose a Rusia. Por cierto, Alemania no está muy lejos de donde está ocurriendo la guerra: Berlín se localiza a 1,350 kilómetros de Kiev, la distancia que hay de Puerto Escondido a Puerto Vallarta. Tampoco está muy lejos Moscú de Kiev, más o menos el trecho que hay entre Guadalajara y Monterrey.


En 2021, la inflación en Alemania había llegado a 5.3%, la cifra más alta en treinta años. La confrontación con Rusia de la Unión Europea, particularmente de los países miembros de la OTAN liderados (azuzados) por Estados Unidos, ha provocado un fuerte aumento de precios. Se estima que este año la inflación superará el 6%, como consecuencia directa del incremento de los precios del gas. Por la misma causa, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, se dispararon los precios de los alimentos en el mundo a su máximo histórico. Incrementos en los precios de la energía, de los cereales e interrupciones en cadenas de suministro…, negro panorama para el mundo, sobre todo para Europa. Bayron y su socio berlinés están ya evaluando si es hora de cerrar Victoria Tacos… Y eso que habían soportado los años de confinamiento por la pandemia…

Durante los primeros días de la guerra, María trató de compartir su versión de los hechos con sus amistades europeas. No intentó pintar el panorama opuesto al que presenta la prensa occidental —Putin es Hitler—; pedía equilibrio. Insistió en que, efectivamente, hay un movimiento fascista en Ucrania, recordó que se llevó a cabo un referendum en Crimea (2014) y que la mayoría de la gente optó por la anexión a Rusia, posteó que es cierto que ha habido acciones genocidas en contra de la población ruso parlante de Ucrania… Pronto Instagram y Facebook borraron sus post, muchos ingleses, alemanes y estonios dejaron de hablarle, incluso algunos la insultaron.

La semana pasada, el socio capitalista de Victoria Tacos quería postear en las redes sociales del restaurante que darían una comida gratis a los refugiados ucranianos que presentaran su pasaporte. María le explicó que los ucranianos que podían llegar a Berlín eran seguramente de clase media alta o incluso los más acaudalados.

 — Oops, I thought it would be cool!

 

@gcastroibarra


Show Full Content
Previous La piel sensible de la 4T/ Bravuconadas 
Next Ausencia/ Bajo presión
Close

NEXT STORY

Close

Recorte en el gasto público federal impactará más que Brexit

25/06/2016
Close