La Universidad está donde están los universitarios/ Cátedra  - LJA Aguascalientes
09/12/2022

Haremos un paréntesis en nuestra serie “De quién es la Universidad”, para referirnos al IX Encuentro de Estudiantes de Historia de la Región Centro Norte que está terminando el día de hoy. La Región Centro Norte está integrada por los estudiantes de Historia de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas.

En el VIII Encuentro celebrado el año pasado en Chihuahua, se tomó el acuerdo de que el correspondiente para el año 2022 sería organizado por los miembros de la carrera de Historia de la Universidad Autónoma de Aguascalientes.

Cuando los organizadores me invitaron a participar como expositor de la ponencia inaugural con el tema Historia de los Modelos de Educación Superior, al entregarme el programa y encontrarme con que su desarrollo se iba a realizar en diferentes espacios ajenos a los de la UAA, les hice la pregunta lógica: ¿Porqué en esa forma tan dispersa y no en las instalaciones de la Universidad a la que pertenecen?



 

Su respuesta fue en el sentido de que una vez elaborado el proyecto fue propuesto para ejecutarse del 4 al 8 de Abril y lo primero que hicieron, en la segunda mitad del año pasado, fue notificarlo en tiempo y forma a los funcionarios correspondientes de la Universidad; luego de comprometerse a apoyarlos en lo necesario, la invitación al Encuentro fue hecha pública por la UAA mediante su Boletín de prensa número 018 de fecha 21 de Enero del presente año.

Una vez formalizado el proyecto como parte del programa oficial de la Universidad Autónoma de Aguascalientes para el presente año, los organizadores comenzaron a familiarizar a la sociedad con el evento mediante su página de internet, invitándola a asistir gratuitamente a las actividades de su predilección.

Entonces fueron llamados por un funcionario de la UAA que les notificó, sin argumento válido alguno, que el rector no estaba de acuerdo con la forma en que estaban difundiendo el programa, razón por la cual se deslindaba de su compromiso de apoyarlos; capricho que revela su falsa idea de sentirse dueño de la Universidad así como tutor de los estudiantes como si fueran menores de edad, aparte de faltar a su palabra  porque lo menos que pudo haber hecho era asumir su responsabilidad publicando otro boletín dando a conocer su decisión de cancelar el Encuentro, apoyándose en las normas violadas por sus organizadores; esto no lo hizo porque un capricho no se puede justificar con supuestos. Cómodamente omiso y al estilo del dicho popular, quitó la escalera a los estudiantes “dejándolos colgados de la brocha”. Esa de ninguna manera debe ser la actitud de un rector universitario.

Como los estudiantes no estaban dispuestos a suspender el Encuentro que ya se había dado a conocer en todo el país, empezaron a gestionar espacios en diversas instituciones con todas las complicaciones que un obstáculo de ese calibre provoca.

El Lunes de la presente semana los estudiantes de Historia de la UAA celebraron la inauguración del Encuentro en el auditorio del Instituto de la Juventud Aguascalentense (INJUVA) frente al Parque Ecológico El Cedazo, acto al que asistieron no solo los representantes de las universidades del centro y norte del país, sino también otros procedentes de universidades de Centro y Sudamérica que, acostumbrados a un trato decoroso, serio y formal, lo esperaban presidido por el rector, o por lo menos por un representante.

Sin embargo, el programa se desarrolló satisfactoriamente por una sencilla razón: en ese local en el que no estaba el rector, estaba la Universidad porque allí estaban los universitarios. Los burócratas son otra cosa de la que no vale la pena ocuparse.


Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected] 

 

______________________

Nota: El autor de esta columna es profesor de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, destituido de todas sus cátedras por el rector de la misma por el hecho de haber defendido su autonomía, violada por el propio rector cuando organizó un mitin político  disfrazado de informe académico en el edificio central el día 5 de Diciembre de 1975, con el que tanto los estudiantes como los profesores manifestamos nuestro desacuerdo. El que escribe logró hacerse de la tribuna cuando el candidato amenazó con retirarse si los organizadores no le permitían a un profesor de la propia Universidad hacer uso de la palabra; entonces le manifesté lo que acabo de relatar. Él -que era excelente orador- sin dar oportunidad alguna al conductor del espectáculo, pronunció un breve discurso en el que felicitó a esta Universidad en la que sus integrantes sabían exigir y ejercer sus derechos; y manifestando -como el profesor universitario que era- su gran respeto por el término autonomía universitaria, todavía entre aplausos sorprendió a la concurrencia -casi ausente de universitarios pero atestada de políticos y periodistas- y sobre todo a los integrantes de la mesa de honor -entre los cuales estaba el gobernador del Estado- que creían que volvería a ocupar su asiento, en lugar de eso salió a paso rápido sin despedirse de sus anfitriones. Un mes después llegó la “fulminante” destitución. Y quienes pretendieron asumir la misma conducta que el que escribe, también fueron expulsados. Ese era el ambiente que privaba desde antes de que se cambiara el nombre del Instituto de Ciencias por el de Universidad; y habría que ver en qué grado se ha superado en el transcurso de 46 años.

 


Show Full Content
Previous Mejorar puntualidad del servicio será el reto más importante para los nuevos camiones en Aguascalientes
Next Exigen docentes de la Técnica 1 destitución de la directora y el supervisor
Close

NEXT STORY

Close

LJA 27/04/2020

27/04/2020
Close