8ª. Insubordinación y boicot al debate/ Cocina Política  - LJA Aguascalientes
30/06/2022

El mandato dice: no matarás y punto. Está prohibido matar, así de simple. Pero los delincuentes, creen que pueden optar entre matar y ser encarcelados. ¡Mentira! La prohibición de matar es absoluta, en beneficio de toda la sociedad. Pues bien, el día de ayer martes 24 de mayo de 2022, el PRI, el PAN y el PRD en Aguascalientes, violaron los mandatos legales electorales y presumiblemente penales, pues, no sólo no asistieron al debate oficial obligatorio entre candidatos, sino que convocaron a un acto paralelo, con el fin de restarle atención a una actividad oficial, mediante una “Marcha de las propuestas” en donde fueron portados banderines de los tres partidos coaligados y cuya obvia intención era promover a su abanderada  la  cual encabezó el contingente, y a sus propuestas de campaña.

Doble delito electoral. Obstaculizar los actos mediante los cuales la autoridad electoral prepara la elección es ya de por sí un delito electoral, tanto como realizar un acto de campaña durante la realización de un evento oficial de la autoridad electoral; por lo que se estaría incurriendo en la comisión de un doble delito electoral, en caso que los partidos coaligados sean denunciados y así se les sentencie tras el debido proceso.

En el supuesto de que fueran interpuestas las denuncias correspondientes y tras la investigación, vinculación, proceso y resolución se condenara a los partidos PRI, PAN y PRD por cometer uno o ambos delitos electorales, podría proceder la nulidad del proceso electoral 2021-2022 y este tendría que reponerse o, la nulidad del registro de su candidata común. Así de grave podría ser el castigo por las conductas que con toda premeditación decidieron y desarrollaron quienes están obligados a obedecer las normas y no incurrir en faltas sociales (delitos) como los que al parecer se cometieron.

Insubordinación al IEE. Los partidos que el pasado martes 24 decidieron hacer su voluntad y no lo que mandata la ley, dejaron claro que el Instituto Estatal Electoral y su consejo estatal no representa nada para ellos. El IEE, la institución que paralelamente al INE (Instituto Nacional Electoral) se ha consolidado a nivel local, no es autoridad para esos tres que pasaron rampantemente y a ojos vistas sobre la prestigiada institución. No sólo se conformaron con no asistir al debate, lo cual ya era violatorio de una obligación legal, sino que decidieron desafiar al árbitro administrativo y mandarle el mensaje de que no atienden, ni respetan, ni se someten a su autoridad. ¿Por qué semejante despropósito? ¿Por qué la rebeldía al orden y las instituciones establecidas? ¿Por qué la abierta muestra de subversión? Sólo esos tres pandilleros políticos lo tienen claro.

La paradoja en la desobediencia tri-partidista al IEE, es que esos tres partidos: PRI, PAN y PRD, se han rasgado las vestiduras con una supuesta defensa del INE ante los señalamientos de Andrés Manuel López Obrador hacia esa institución orgullo de los mexicanos; sin embargo, hasta el día de hoy, Morena y el presidente de la república han obedecido los acuerdos del Consejo General y las leyes electorales administrativas y penales nacionales. Pues bien, a nivel local, los falsos defensores de la democracia electoral rompieron con el orden legal e institucional establecido y, en el argot, mandaron ¡Al carajo! Al IEE.

El boicot. Obstaculizar a la autoridad electoral es una conducta muy grave. La manera abierta y pública en que se obstaculizó la debida promoción del debate en favor de informar al electorado y cumplir con el principio de máxima publicidad es un hecho muy delicado por sus implicaciones.

En la misma circunstancia de tiempo, y con conocimiento pleno que se desarrollaba una actividad oficial y esencial para la buena información de los electores en el proceso; se llevó a cabo una actividad de campaña denominada “Marcha de la paz y las propuestas”, a la que asistieron prominentes miembros de los tres partidos, incluyendo dirigentes nacionales del PRD (hay pruebas documentales públicas) y que presidió su candidata común: Tere Jiménez. El malicioso objeto de esa acción, que ya de por sí es ilegal al correr de manera paralela a un acto oficial electoral, fue claramente el de distraer la atención que los electores deberían haberle prestado al debate oficial que desarrollaban en ese momento Nora Ruvalcaba, Martha Márquez y Anayelli Muñoz, acompañadas por Nat Tere Rodríguez. Boicotear el debate, de eso se trató, estimada lectora, querido lector.

Lo menos grave: la inasistencia. Violar poquito la ley, estimada lectora, querido lector, equivale a aquella frase pronunciada por un tropical personaje nayarita apodado “Layín”: sí robé -dijo él públicamente- pero poquito. Los dos debates oficiales a que convoca el IEE son de asistencia obligatoria por el Código Electoral de Aguascalientes para los candidatos con registro en los procesos electorales locales. No hay opción, no es optativo asistir o no. Lamentablemente los partidos en gavilla local, PAN, PRI y PRD carecen de asesores jurídicos o carecen de respeto por la legalidad y decidieron que mejor les impusieran la pena por no asistir ¡Total! La van a combatir en tribunales para que se las reduzcan al mínimo. Es tan cínica esta actitud de la torva camarilla tri-partidista, que sólo puedo preguntarle a Usted, mi lectora y mi lector, si está de acuerdo en que un delincuente se le permita ELEGIR entre cometer un delito y pagar una pena; entre robar o ir a la cárcel; entre violar o ir a la cárcel. ¿Es este el estado derecho en que aspiramos a vivir en Aguascalientes? Usted tiene su propia respuesta, para esta cocinera no hay opción: la ley se cumple, o se cumple.

¡Nos vemos en la próxima!


[email protected]


Show Full Content
Previous Actos de campaña/ De imágenes y textos 
Next Propuestas de movilidad de las candidatas a la gubernatura/ Agenda urbana 
Close

NEXT STORY

Close

Anuncian en Aguascalientes a ganadores del XXXVIII Encuentro Nacional de Arte Joven

09/04/2018
Close