Debate, interpelación cara a cara/ Opciones y decisiones  - LJA Aguascalientes
04/07/2022

Concluida que fue la verbena sanmarqueña de abril, salen a flote las brigadas de campañas políticas y aparece el primer debate entre candidatas contendientes a la gubernatura del estado. De este primer episodio de oratoria política, organizado desde nivel central por la Coparmex y realizado aquí en Aguascalientes en la Sala de Conciertos de Cofetrece, complejo Tres Centurias, el director editorial de este diario, Edilberto Aldán, redacta una recensión objetiva, precisa, sobria, con agudeza crítica que mucho ayuda a justipreciar dicho evento. Recupero unas líneas maestras de su síntesis personal. Al parecer, el esquema de preguntas y rondas de respuestas, por doble vía: la de expertos o especialistas, y de bloques ciudadanos, no ayudó a la fluidez y manifestación personalizada de las candidatas. Marcó nota la ausencia de la candidata Ma. Teresa Jiménez, que refirieron todas las allí presentes y en ella centraron sus interpelaciones.

El redactor, por su parte, es bastante explícito a este respecto. Insufrible la segunda ronda, desde ambos paneles, los invitados exhiben un interés mayor en brillar antes que en conocer las propuestas de los candidatos. El ritmo del encuentro se entorpece por la intervención de los conductores, más preocupados por el respeto al tiempo asignado para las respuestas antes que en permitir el intercambio entre las cuatro aspirantes. Afuera comienza la guerra de porras entre los de Movimiento Ciudadano y los de Morena, el barullo se filtra a la sala de conciertos, al grado que los responsables de esos partidos tienen que salir a callar a sus huestes para permitir que se desarrolle el debate.

La segunda parte del encuentro se hace pesada, lo más relevante son los desencuentros entre las candidatas. Ya quedó claro que tanto Nora Ruvalcaba como Anayeli Muñoz vienen bien preparadas para los cuestionamientos, se mueven sobre el escenario, coinciden en responder con una primera frase y enseguida desarrollar sus ideas; Natzielly Rodríguez luce perdida, de vez en cuando acude a sus tarjetas y lee sin importar si aborda el tema sobre el que se le pregunta. Martha Márquez habla de sí misma en tercera persona, asegurando que va a ser gobernadora, sin la decisión visible de que ella lo crea así.

Y concluye: – En este momento del debate es obvio que aún no sabemos organizar encuentros dinámicos, que quienes los organizan se preocupan demasiado por la “integridad” de las candidatas, consideran a las aspirantes incapaces de contenerse y están más atentos a interrumpirlas que a permitir que el diálogo fluya. Ya sólo vale la pena esperar el mensaje final de las candidatas.

Para situar en perspectiva estos primeros resultados del debate público. Y de ahí la apremiante importancia de que las candidatas a conducir el gobierno del estado, tengan en su horizonte ético-teleológico (dicho en corto: de los fines y los medios), una visión realista, informada, con sustento técnico y científico de lo que va implicar su potencial ejercicio de gobernanza, en ya un inmediato plazo. Para perfilar un horizonte de requerimientos y características que habría de asumir su próxima responsabilidad de stewardship/conducción de nuestra magnitud social, propongo las siguientes líneas para un enfoque de precisión.

Primero, recupero un antecedente del análisis socio-demográfico que nos motivaron procesos electorales realizados, al tiempo, en nuestra entidad. Sea. Sabemos que Aguascalientes se encuentra entre las ciudades del país con mayor polarización del ingreso: “Tenemos que Aguascalientes se ubica, luego de Sinaloa, como segundo lugar nacional en polarización del ingreso, calculado a partir de dividir el ingreso del decil de mayores rentas, que gana cerca de 70 mil pesos (el año anterior sólo 55 mil); entre el decil de menores rentas, que alcanzó los 2,726 (antes 2 mil 450). A nivel nacional logró ubicarse en 20 a uno pero en Aguascalientes subió a 25 por uno. El índice de Gini aguascalentense es de los más altos y nadie puede garantizar la gobernabilidad de un estado o nación donde la distribución del ingreso sea tan polarizada”, (Ver: Medición de los ingresos en Aguascalientes, Eugenio Herrera Nuño. Opinión, martes 3 de agosto de 2016, LJA).

De manera que el porcentaje de la población que tiene un ingreso inferior a la línea de bienestar es de 37.6% del total, 1.3 millones de personas, suman unas 323,590 personas. Cifra muy cercana a los no afiliados en seguridad social, y que fueran usuarios del Seguro Popular, luego en disputa por el INSABI. Datos que ya para el año 2020, hubimos de calificar como paradójico y con un alto grado de incertidumbre, ya que los datos duros así lo corroboran; y al iniciar el 2021 eran plenamente vigentes. De manera que así lo revela un ensayo de arqueología de nuestras metas, dato que nos permite indicar su correcta focalización, de la que depende una resolución efectiva, al presente.

La profundización de su diagnóstico ya nos dejaba una lista de pendientes bastante serios: – La desproporción de los salarios con las condiciones reales de la familia. –Serios problemas de vivienda por insuficiente y defectuosa política al respecto. – Mala distribución de los bienes de consumo y civilización, como alimentación, vestuario, trabajo, medios de comunicación, descanso y diversiones, cultura y otros. – Imposibilidad material y moral, para muchos jóvenes, de constituir dignamente una familia, lo cual hace que surjan muchas células familiares deterioradas. Datos que sin duda agudizó el tiempo de pandemia, cuya amenaza por cierto no cesa.

Segundo. Hoy, los indicadores no cambian mucho, más aún, se profundizan en asuntos álgidos de nuestro cuerpo social. Veamos. (Fuente: LJA.MX. Eugenio Herrera N. Indicadores de carencia social asociados a la medición de la pobreza multidimensional/El apunte. https://www.lja.mx/2015/12/indicadores-de-carencia-social-asociados-a-la-medicion-de-la-pobreza-multidimensional-el).   


1) El municipio cuenta con 16 ZAP (zonas de Atención Prioritaria) urbanas de 31 estatales, en las que de acuerdo a proyecciones habitan 43 mil 34 personas: el 43.8 por ciento en ZAP con Bajo rezago social y 56.2 por ciento en ZAP con Medio rezago social.

2) En 2010, la población de 15 años o más analfabeta ascendía a 14 mil 326 personas, de las cuales, 11.9 por ciento residía en las ZAP urbanas y el 1.8 por ciento en las localidades con los dos mayores grados de rezago social del municipio, se supone que este tipo de población analfabeta ha venido a la baja, pero el censo educativo no lo ha confirmado.

3) El municipio contaba con 589 localidades: 583 de ellas rurales (con menos de dos mil 500 habitantes) y seis urbanas (con dos mil 500 o más habitantes). De éstas, 28.4 por ciento eran de Muy Bajo rezago social, 12.2 por ciento de Bajo rezago social, 6.1 por ciento de Medio rezago social y 1.0 por ciento de Alto rezago social.

4) La población sin derechohabiencia a servicios de salud actualmente asciende a 207 mil 524 personas, de las cuales 5.7 por ciento se encuentra en las ZAP urbanas y el 0.6 por ciento se ubica en las localidades con los dos mayores grados de rezago social en el municipio capital.

5) El municipio de Aguascalientes cuenta con un 30% de su población en pobreza, y en promedio estas personas presentan dos carencias. Las más recurrentes son la falta de acceso a la alimentación y a los servicios de salud.

Tercero. De lo cual podemos inferir que el mundo (así planeado, organizado y ordenado desde los países dirigentes/centrales del Capitalismo) sigue siendo un entorno depredador y de riesgo para cualquier ente vivo. En consecuencia, la familia se convirtió en la unidad básica de explotación económica para la sobrevivencia en un entorno societal sujeto a las leyes del mercado y el Capital. Una coexistencia de familia y sociedad en permanente equilibrio inestable y sujetas ambas a un sistema político básicamente autoritario que ha ido gradualmente evolucionando hacia una caracterización democrática. En este contexto, la familia tradicional fue sometida a una profunda revisión y re-edición, es decir una refuncionalización societal, pero dependiente y sujeta a límites verdaderamente críticos, para los seres humanos que allí cohabitan.

Lo que nos sitúa ante una paradoja. Hoy, en plena campaña electoral en el estado de Aguascalientes, tenemos que poner en claro, escribir en blanco y negro, el autoritarismo que en México campea como alternativa de gobierno, hemos ingresado a un centralismo autoritario rampante, que está ensayando toda suerte de amagos, para de-construir los avances democráticos más relevantes, que hubimos levantado a golpe de pico, pala y marro, durante los últimos treinta años. Aguascalientes es tierra y territorio de ese ensayo de armado constitucional e institucional, que por ningún motivo podemos dejar a la deriva y no, resbalar a una opción totalitaria de nulos resultados fehacientes y claras amenazas bien corporativas del grupo en el poder. Nuestra opción no puede descansar en la siguiente pregunta retórica: ¿Mayor sujeción al Estado, para vivir mejor? (Nota mía: LJA.MX. Rastreando nuestras metas. Viernes 26 de febrero, 2021).

Para concluir, recupero las características propias del probable y supuesto votante aguascalentense, cuyo perfil y diseño ya había sido caracterizado. Como sigue: – En el rubro del “autoposicionamiento en el espectro político” (Fuente: Consulta Mitofsky. Encuesta Nacional de Valores, 2001, aplicando metodología del conocido como WVS, World Values Survey/ Encuesta Mundial de Valores, bajo la iniciativa de dos expertos: Ronald Inglehart and Christian Welzel, cuyas investigaciones iniciaron en 1981 y se consolidaron en 2006. – Aquí, en Aguascalientes la metodología sugerida fue aplicada por Consulta Mitofsky y probada con aguascalentenses, en el año de 2001). Obtuvimos esta radiografía: – Los encuestados del municipio capital se auto-posicionaron como de Centro Izquierda en un 38.9% y 19.7% de Centro derecha. Para el estado los valores fueron: 37.9% el primero, y 19.4 el segundo. Según la edad, el grupo de 50-59 años de edad alcanza el valor más alto para Centro Izquierda, 42.7% y 22.9% de Centro derecha, grupo al que siguen los jóvenes de 18-29 años, con 38.6% y 20.0%, respectivamente de la misma edad. En cuanto a género, las mujeres son más decisivamente de Centro izquierda, con 38.0% y muy cercanos los hombres con 37.7%. Respecto de la educación, los más centro-izquierdistas son los ciudadanos con Secundaria incompleta, 45.1% y su correlato de centro derecha son quienes tienen Universidad incompleta, con 37.8 %, índice que baja a 16.5 para los de Preparatoria completa.

El discurso –para el caso presente- político, puede mostrar su debilidad intrínseca, al construirse como meramente excluyente, dicotómico o maniqueo. (Nota mía. LJA.MX. Descubriendo la realRetorique. Viernes 21 de 08, 2020),  que ha resultado emblemático del “cambio al nuevo régimen” (enfáticamente del cuarto orden Administrativo). En términos dialécticos o de relativización crítico-noética (del conocimiento) se designa como de post-posición en el tiempo de las contradicciones reales de algún hecho o evento histórico: – ejemplo, efectos reales de la pandemia; ahondamiento de la recesión económica, diferimiento de la injerencia o intervención inexcusable del deber público; evasión de la responsabilidad (feminicidios, asesinato de periodistas, mortalidad de menores con cáncer, etc.) o exigibilidad de una función debida, por la posición habida de evidente y manifiesto interés público y/o político.

Prevenir esta modalidad de régimen dicotómico, resulta imperativo para cualquier candidato-a a la gubernatura de la entidad; por ello debe encenderse una luz de alerta, para aquel grupo de oposición cuyo anclaje discursivo sea la dicotomía entre “buenos”/”malos”, hay que revisar sus posibles efectos y contaminación retórica u oratoria desde el “bloque histórico” o el “grupo en el poder” polariza a grandes contingentes de los ciudadanos, y alienta su ánimo mediante emociones de reivindicación contraria, opositora en una irreductible línea horizontal, que luego convierte sus respectivos posicionamientos polares en excluyentes, dualistas, maniqueos… se alinean en los incorruptibles y los corruptos, el pueblo y los potentados privados/oligárquicos; los corruptos del pasado y el impoluto grupo de honestos dirigentes del presente. Aquí, estamos emplazados ante el futuro… Ah! Pero, a éste se le oculta, se esconde, se calla, se ahoga en el silencio. ¿Algo de esto le suena a usted?

[email protected]


Show Full Content
Previous Así no, Presidente. (4 y último)/ Cátedra 
Next Paquetes electorales/ Debate electoral 
Close

NEXT STORY

Close

Premia Munal a ganadores de concurso #FotoPlensa

24/01/2020
Close