El colesterol y los triglicéridos o las penas con pan son menos/ Alegorías Cotidianas  - LJA Aguascalientes
30/11/2022

En los últimos días, he conversado con al menos 10 personas de diferentes edades que están en tratamiento por causa del colesterol y los triglicéridos, una enfermedad silenciosa derivada del pan dulce de cada día.

El colesterol es la grasita que le da sabor a nuestras vidas y que, es necesario. Existen 2 tipos de colesterol: las lipoproteínas de baja densidad (LDL), el colesterol malo, y es quien se encarga de llevar las grasas a los músculos y las arterias. Luego tenemos las lipoproteínas de alta densidad (HDL) encargadas de recoger el colesterol de los músculos y las arterias para llevarlo al hígado donde es procesado.

El LDL es al que todos le tememos pues produce enfermedades cardiovasculares en mayor nivel en sangre, mientras el déficit del HDL tiene la misma consecuencia por lo que es importante el encontrar un equilibrio entre ambos colesteroles para mantenernos sanos.



 

Los triglicéridos, por su parte, son también un tipo de grasa que se encuentra en la sangre pero con función diferente. Comemos y las calorías se convierten en triglicéridos que viven en las células de grasa para después ser liberados por las hormonas transformados en energía.

Los procesos del colesterol y de los triglicéridos son esenciales para la vida pero, cualquiera de nosotros podemos estar propensos a tener niveles elevados de estos ya sea por herencia, edad, pero sobre todo por la alimentación.

El colesterol y los triglicéridos es una enfermedad silenciosa que cualquiera puede desarrollar y no saber que la padece hasta que, una arteria se tapa.

Uno de los grandes enemigos del colesterol y los triglicéridos altos es la falta de prevención. No estamos acostumbrados a tener exámenes médicos, por lo menos anuales, preventivos para saber cómo andamos en salud, de manera general.

La dieta de los mexicanos incluye mucho pan y grasa, porque tenemos que reconocer que lo más delicioso en esta vida siempre es lo dulce y lo frito.

Para algunos lo más normal es desayunar y cenar pan con leche, y no solo una pieza sino dos, suaves, dulces y en ocasiones… crujiente.


Encontramos también a personas que gustan de hacer 2 comidas o 3 con algo frito, gorditas fritas en el desayuno, unas flautas o enchiladas para el almuerzo y, unos tacos para cenar.

Recordemos que aquí en México es muy común encontrar el freír la pasta o el arroz antes de cocerlos, nunca he comprendido para qué pero las abuelitas y las mamás aseguran que si no se hace así el arroz se bate y la pasta se pega.

Nuestra alimentación se basa en el cómo aprendimos a comer y cocinar en casa, por lo que en ocasiones tenemos que romper con muchos mitos sobre cómo preparar los alimentos y su combinación para una buena salud.

Pero, pero, es que frito, ¡todo es más sabroso! así que es muy difícil el lograr no comer esas delicias y estar exentos del colesterol malo y los triglicéridos.

Me platicó una querida amiga que entró a un reto con sus vecinos de no comer pan durante un mes para bajar el colesterol y los triglicéridos ya que todos tienen altos niveles de los mismos. El vecino que promueve el reto asegura que si durante un mes se abstiene de este delicioso manjar su niveles bajarán y esto les permitirá poder volver a comer pan, sin embargo no depende únicamente del pan sino de la combinación de todos los alimentos en su totalidad.

La intención de este grupo de vecinos es muy buena, pero sería mucho mejor si estuvieran de la mano de un nutriólogo que les provea de un plan de alimentación específico para cada persona para que en conjunto con el medicamento se obtengan buenos resultados.

Lo que olvidamos es que es muy importante el consumir grasas saludables también para que el colesterol bueno HDL logre barrer a los triglicéridos que están de más y al colesterol malo.

En ocasiones no se antoja comer saludablemente, pero la prevención y la mesura son los mejores aliados contra esta enfermedad silenciosa. Bajar el consumo de pan, carnes rojas, platillos grasosos o fritos es primordial para la buena salud así como el agregar a nuestra dieta nueces, aguacate y alimentos ricos en omega.

Tomemos en cuenta que los alimentos, en general, no son como en los tiempos de nuestros bisabuelos, ahora son mucho más procesados por lo que no podemos continuar con la tradición familiar alimenticia que heredamos, tenemos cada uno que encontrar la manera de redirigir nuestra dieta a algo más saludable sin que sea restrictivo.

Afortunadamente, ahora existen otras opciones más saludables para no dejar de comer pan, sin gluten, sin azúcar y de harinas integrales que se digieren y que sin exceso nos permiten disfrutar de lo que tanto nos gusta.

Esos retos vecinales deberían de replicarse por todas partes pues mientras más apoyo más fácil es cumplir con un régimen alimenticio para después solo estar en manteniendo los buenos niveles de colesterol y triglicéridos.

 Y usted ¿qué prefiere? Cuidarse o tener que dejar de comer lo que más le gusta

 

 

Laus Deo

@paulanajber

 


Show Full Content
Previous Finlandia: el fin de la neutralidad/ Taktika 
Next Premian a menores que participaron en convocatoria sobre el buen uso del 911
Close

NEXT STORY

Close

Viable que el Congreso local apoye al Poder Judicial con más recursos, una vez que se estudie su petición

11/09/2014
Close