La Purísima… Grilla: Zona de confort   - LJA Aguascalientes
04/07/2022

Los reportes nacionales sobre los avances del Movimiento de Regeneración Nacional en los seis estados donde se va a elegir gobernador este 2022 es lo que nos obliga a centrar la atención sobre el pésimo desempeño de Morena en Aguascalientes y la poca importancia que su dirigencia nacional le está poniendo a este proceso en lo local. Que Morena lleve ventaja en cuatro de las seis entidades es, con una visión chilangocéntrica, el mayor éxito en la historia de un partido que enfrenta procesos electorales sin la ayuda de Andrés Manuel López Obrador.

2024 es lo único en que están pensando todos los partidos, por eso que actualmente Morena tenga posibilidad de ganar 4 de las 6 elecciones es visto como un triunfo, ¿y cómo no?, si actualmente gobierna la mitad de las entidades federativas, si a esas 16 se les sumaran Hidalgo, Quintana Roo, Oaxaca y Tamaulipas, los afines a Andrés Manuel López Obrador estarían en posibilidad de entregarle 20 estados, desde donde se podría hacer campaña en el 2023 para arrebatarle al PRI su bastión histórico, que gobierna desde 1929, actualmente con Alfredo del Mazo.

Reducción. Otra razón para considerar un triunfo arrollador las tendencias de Morena, es que los seis estados en disputa en este 2022, están gobernados por la oposición: Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval, PAN; Hidalgo, Omar Fayad, PRI; Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, PRD; Durango, José Rosas Aispuro Torres, PAN; Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, PRI; y Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, PAN.

Triunfo, 20 entidades federativas y arrebatarle cuatro estados a la oposición, no puede ser considerado de otra forma más que una victoria, eso es lo que hace que nos distraigamos del proceso electoral local y que a la dirigencia de Morena pueda abandonar al garete a Nora Ruvalcaba, su candidata en Aguascalientes; porque en el resultado final se cuenta el número de electores y estados como Oaxaca nos llevan una enormísima delantera.

Ausentes. Por eso, pensando que no hay más ruta que la suya, es decir, la que marca la personalidad de López Obrador, la dirigencia de Morena no está haciendo nada por levantar las campañas a la gubernatura que tiene perdidas (Aguascalientes y Durango) porque no sabe cómo salir de la zona de confort en donde el éxito que tienen es resultado del carisma del líder de la Cuarta Transformación.

Oaxaca, ya que nos comparamos con Oaxaca, les contamos con esa entidad un ejemplo de esta falta de ideas, Salomón Jara lleva una tremenda ventaja, pero lo que la gente dice en la calle es: con el presidente todo, con Salomón, nada; a la gente no se le olvida que el candidato es del partido que le conviene, el perredista ha sido diputado, senador y trabajó como secretario de Desarrollo Agropecuario en el gabinete de Gabino Cue, en uno de esos fallidos gobiernos de coalición (fue candidato del PAN, PRD, Convergencia y PT). Hoy, Salomón Jara encabeza el esfuerzo por “arrebatarle” Oaxaca al PRI, el actual gobernador Alejandro Murat, no opone ninguna resistencia al ascenso de Morena, el hijo del exgobernador José Murat ha sabido tender su red de seguridad para cuando acabe su mandato sumarse a la Cuarta Transformación.

Zona de confort. La complicidad del priismo con Morena permite al partido de López Obrador echarse a la hamaca de los mejores escenarios, como el de Oaxaca, donde sin importar el candidato van a ganar la elección, qué más da si es Salomón Jara o le arrebataron la candidatura a Susana Harp, al final se llevarán la entidad; entonces si no es por el candidato es porque el gobernador en turno, si no es de la oposición, no le interesa trabajar por su partido y detener el avance de Morena, al final, los morenitas ganan y los priistas se arriman o pasan la cuenta, total, sin dignidad alguna, los tricolores no ven inconveniente en cargar la bandera que les entreguen mientras no los retiren del negocio o del hueso.

Atípico. Después de este extenso paréntesis, volvamos a Aguascalientes, porque está gobernado por el PAN y aquí no se cumplen las premisas de otras entidades, somos atípicos, como Nuevo León y Jalisco, gobernados por Movimiento Ciudadano, o Guanajuato y Querétaro, gobernados por Acción Nacional, y donde López Obrador no tiene tan altos niveles de simpatía; si a Morena le importara Aguascalientes consideraría cómo piensa el electoral aguascalentense; se preocuparía por la labor que desde el gobierno de Martín Orozco se hace, le permite a la candidata panista, Teresa Jiménez Esquivel, no tener que deslindarse del gobernador y, por el contrario, prometer que se continuará con la forma en que se administra la entidad.

Descuido, los de Morena no toman en consideración las características del electorado aguascalentense, por eso mismo no arman ninguna estrategia para contrarrestar los mensajes del panismo a favor del gobernador, como Santiago Creel Miranda indicando que Orozco Sandoval es ejemplo de los buenos gobiernos, el diputado federal panista y delegado en la entidad, aprovechó este señalamiento para comparar Aguascalientes con entidades gobernadas por Morena, donde “se puede vivir en paz y con desarrollo”, a pesar de todas las ocurrencias del Gobierno Federal, no como ocurre en Zacatecas, donde la estrategia del morenita David Monreal Ávila, es encomendarse a dios y culpar a los gobiernos anteriores.


Les vale, a la dirigencia de Morena no le interesa Aguascalientes, por eso, para apoyar a Nora Ruvalcaba, los morenitas mandan por enésima ocasión al dirigente nacional, Mario Delgado, y llega con un discurso equivocado, aunque sepa que acá no acaba de convencer la Cuarta Transformación y que mencionar al presidente López Obrador no basta, pero a Mario Delgado le vale y ante un puñado de seguidores, antes que destacar las virtudes de Nora Ruvalcaba como candidata, se dedica a su guerra personal contra Marko Cortés y mostrarse en contra de la propuesta panista de colocar paneles solares en todo el país, seguramente Mario Delgado tampoco sabe que eso mismo ha propuesto Teresa Jiménez Esquivel, mientras que de las propuestas de Nora Ruvalcaba no se sabe nada, claro, salvo esa tontería de que en Aguascalientes la gente quiere que se gobierne de la mano de “ya sabes quién”… Ay, ajá. Para rematar y en supuesto apoyo a Nora RuvalcabaMario Delgado sólo se le ocurre comparar un parque fotovoltaico en Sonora con el que no funciona en Aguascalientes, o sea que el dirigente nacional de Morena nomás no sabe de qué van las denuncias sobre presunta corrupción… De veras que los morenitas no hacen la tarea.

Hoy, hoy, hoy, como proclamara Vicente Fox, la cita es a las 18:00 horas en la Sala de Conciertos FICOTRECE, donde realizará el Debate Ciudadano 2022 organizado por el sector empresarial y al que están invitadas las cinco candidatas: María Teresa Jiménez Esquivel, Martha Cecilia Márquez Alvarado, Anayeli Muñoz Moreno, Natzielly Teresita Rodríguez Calzada, y Nora Ruvalcaba Gámez, todas, insistimos en esto porque todavía ayer no habían confirmado las cinco, pero nos llamó la atención que en una entrevista colectiva a Raúl González Alonso le preguntaron si tenía algún resentimiento contra la candidata de Morena, y el presidente del Consejo Coordinador Empresarial indicó que lo único que ellos quieren es escucharlas a todas y ser escuchados por todas, ¿de veras los de Morena le estaban buscando un pretexto a Nora Ruvalcaba para no asistir?, qué miserables con la maestra.

La del estribo. Una de las líneas de investigación de los asesinatos de Yesenia Mollinedo y Sheila García señala que podrían ser víctimas del crimen organizado por su actividad periodística, pero al gobierno de Veracruz y al abominable Cuitláhuac García no le importó difundir audios donde supuestamente se vinculaba a las periodistas con el narcotráfico, justo en el día de las madres, como para evitar que lo felicitaran.

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous Nocaut/ Bajo presión
Next El Mural de la Feria de San Marcos/ Imágenes de Aguascalientes 
Close

NEXT STORY

Close

Guardia Nacional y Ejército Mexicano se sumarán al proyecto Agentes Rosas

04/02/2021
Close