Primer debate oficial, nada para los electores/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
28/06/2022

Previo al primer debate oficial entre las cinco candidatas a la gubernatura de Aguascalientes, la amenaza de lluvia desata corrientes de viento que hacen ondear las banderas de los acarreados que desde muy temprano han sido convocados a apoyar a su candidata.

El viento empuja el polvo y ciega por un momento a los elementos de seguridad que rodean el Teatro Aguascalientes, que están ahí para impedir que los acarreados se acerquen al recinto donde debatirán

María Teresa Jiménez Esquivel, Martha Cecilia Márquez Alvarado, Anayeli Muñoz Moreno, Natzielly Teresita Rodríguez Calzada, y Nora Ruvalcaba Gámez.

El acceso al teatro es vigilado en exceso, nadie que no esté acreditado ante el IEE puede pasar, de alguna manera, dos mujeres llegan a la entrada

-¿Oiga, si dejaran entrar al público?

-No, lo lamento, no las van a dejar -les respondo-, pero igual inténtenlo, ahí está el presidente del IEE, Luis Fernando Landeros, pregúntenle si las deja pasar donde están las pantallas.

Las mujeres se rinden y lentamente se alejan de la entrada, hacia donde desfila sin muchas ganas el todavía pequeño contingente del Partido Verde, arrastrando las banderas empolvadas. Así es este debate oficial, una burbuja que rodea a las candidatas para que no tengan que enfrentar un público.

Media hora antes de que inicie la transmisión del debate permiten la entrada a fotógrafos y camarógrafos para la foto oficial, imagen que tendrán que tomar desde el segundo piso, no vaya a ser que incordien a las candidatas.

Diez minutos antes de la hora, la pantalla instalada en el lobby del Teatro muestra una imagen previa a la transmisión oficial, Teresa Jiménez es la primera en ocupar la mesa desde donde tendrán que contestar las preguntas de las moderadoras, lentamente, sin saludarse, sin ceremonias ni cortesía llega se acomodan en su lugar las otras cuatro candidatas.


Las moderadoras Dulce María Rodríguez Ramos y Claudia Dolores Ávila Sánchez inician las presentaciones, indican las reglas a seguir y recuerdan que fueron previamente acordadas con los representantes de los partidos políticos. El encuentro se divide en tres bloques, con los temas de Salud pública; Seguridad Pública y Prevención del Delito; Movilidad, Desarrollo Urbano y Medio Ambiente.

Teresa Jiménez es la primera en participar y establece el guion que va a seguir durante el debate: “A cada ataque contestaré con una propuesta”, y así lo hará, sin salirse del libreto, la candidata de la coalición Va por Aguascalientes se ciñe a las tarjetas que lleva y de donde toma lo que le sirve para más o menos responder los cuestionamientos.

En su primera intervención, Martha Márquez también establece cuál será su conducta en el debate, irse por la anécdota antes que responder las preguntas, se disculpa señalando que “a veces puedo parecer grosera, pero no ratera”, las moderadoras la interrumpen para pedirle que se modere, pero la candidata del PT-Verde no lo hace y no lo hará a lo largo del encuentro.

Nora Ruvalcaba Gámez tiene experiencia y es hábil, confiada a su carisma, prefiere hacer bromas sobre la presencia de la candidata de Va por Aguascalientes, también a ella le piden las moderadoras que responda el cuestionamiento y Martha Márquez interviene para señalar a gritos a Dulce Rodríguez y Claudia Ávila que no es su papel estar interrumpiendo a las candidatas. La candidata de Morena le hace segunda y remata “creímos que el debate era con las candidatas, hay dos más”.

Anayeli Muñoz es concisa, en su primera intervención dispara una serie de propuestas, así se conducirá a lo largo del debate, aprovecha el primer tiempo para responder a la pregunta y remata aludiendo a los casos de corrupción en que está involucrada Teresa Jiménez, o el desastre en que la Cuarta Transformación ha dejado al sistema de Salud.

Natzielly Teresita Rodríguez Calzada no viene a debatir, llegó para golpear a la candidata de Morena, una vez más se muestra incongruente al representar a Fuerza por México Aguascalientes, pero declararse lopezobradorista, envuelta en esa bandera, se sube a un banquito para señalar que la única candidata digna es ella, que cuando gane será la gobernadora de la Cuarta Transformación.

En el segundo bloque la dinámica cambia y a cada candidata le hacen preguntas diferentes sobre Seguridad pública y prevención del delito. Anayeli Muñoz y Teresa Jiménez parecen las únicas interesadas en presentar propuestas y atender los cuestionamientos, las otras tres candidatas se pierden en chistes, insultos y presentar nuevas denuncias, así como en subrayar cuál es su idea de gobierno, pero no con base en políticas públicas, lo hacen a través de magnificar su imagen, Martha Márquez se expone como víctima de violencia, Nora Ruvalcaba repite que gobernará con Ya Sabes Quién y Natzielly Rodríguez lee mal sus tarjetas de apoyo mientras intenta rechazar el que la llamen “recadera” de Teresa Jiménez.

La dinámica del segundo bloque permite réplicas de las candidatas, en este tramo todas se pierden en las acusaciones y señalamientos, la idea de debatir que tienen las participantes corresponde más al de la lucha libre que al intercambio de ideas, intentan, sin importar el tema, evidenciar los conflictos y debilidades de sus adversarias antes que contraponer un argumento a las propuestas que hacen. Todas. Es aburrido, porque no hay diálogo. Anayeli Muñoz reconviene a Martha Márquez invitándola a poner atención a las preguntas y a no usar la violencia de género como pretexto, como si le hubiera hablado a la candidata de Fuerza por México, en su oportunidad Natzielly Rodríguez le pregunta a la de Movimiento Ciudadano si su exesposo fue procesado por huachicol. Paciente, pero sobre todo serena, Anayeli Muñoz le da una lección acerca de por qué una pregunta así puede ser considerada violencia de género.

La violencia contra las mujeres en Aguascalientes no se puede soslayar y, a pesar de ser cinco candidatas, ninguna de ellas propone un esquema diferente en materia de seguridad, coinciden en que se tiene que pagar mejor a los cuerpos policiacos, en que se debe invertir en infraestructura y capacitación, fuera de los lugares comunes que ya hemos escuchado muchas otras veces, nada.

Comienza el tercer bloque, ahí las candidatas responden videopreguntas enviadas por ciudadanos a través de Whatsapp. En general, las candidatas muestran su incapacidad de capacitar políticamente a la sociedad, las preguntas de los electores son casos específicos, exponen que se tarda mucho el camión, por ejemplo.

Teresa Jiménez aprovecha para prometer que aplicará una Ley de movilidad y que rehabilitará el Tercer anillo… y que será la mejor gobernadora de Aguascalientes, sino de todo el país. Nora Ruvalcaba vuelve a aludir a López Obrador señalando que gobernará de la mano de Ya Sabes Quién para generar infraestructura hídrica. Martha Márquez retuerce la pregunta ciudadana para preguntar a la candidata de Va por México si no le remuerde la conciencia que su suplente va ir a la cárcel por la compra a sobreprecio de las luminarias durante su administración municipal, y la invita a renunciar a la candidatura, sabedora de que ya no tiene oportunidad en esta elección, la candidata del PT-Verde reta: Si tú renuncias, yo renuncio también, porque no eres digna de los panistas.

A la pregunta sobre si tiene un proyecto de ordenamiento territorial y desarrollo urbano, Natzielly Rodríguez contesta con un simple sí, que ya tiene un plan. A Anayeli Muñoz le corresponde responder sobre cuál es la estrategia para proteger La Pona, la de Movimiento Ciudadano repite la estrategia de contestar la pregunta en el tiempo suficiente para señalar que la administración de Teresa Jiménez firmó un convenio para fraccionar La Pona, caracterizar a Natzielly Rodríguez como la recadera de la candidata de Va por Aguascalientes, y le queda tiempo suficiente para indicar que de ganar la elección va a declarar al estado en emergencia climática para buscar fondos internacionales.

Se acabó, no hay mensaje final, no se consideró un espacio para que las candidatas se dirigieran a los electores, aún así cada una aprovechó para en su última participación rematar pidiendo el voto de los aguascalentenses; a estas alturas del debate, que no fluye, que no es tal, ya no importa.

Teresa Jiménez es la primera en abandonar el foro y salir al lobby del teatro, donde los reporteros la bombardean con preguntas cómodas y halagos, Nora Ruvalcaba no se queda a esperar la atención de los representantes de los medios, después de unos minutos, sueltan a la candidata de la coalición Va por Aguascalientes y persiguen a Anayeli Muñoz, quien también ya iba de salida ante la falta de interés de los fans de Jiménez Esquivel, , en un rincón, Martha Márquez come una manzana mientras espera la limosna de una entrevista; de Natzielly Teresita, ni sus luces, se desvaneció, desde el primer instante del debate.

Llovió, huele a tierra mojada, las huestes de acarreados se mantienen lejos del Teatro, los de la coalición Va por Aguascalientes detienen la camioneta en que viaja Teresa Jiménez e impiden que el resto de los autos salgan del estacionamiento; la decena de seguidores del PT ondean banderas mugrosas en un crucero, a la espera de que alguien les diga que ya, que muchas gracias y hasta la próxima; los de Morena ya no están cerca, se desplazan contentos hacia un salón de fiestas cercano, donde seguramente les pagan con comida y fiesta la fidelidad al proyecto de la Cuarta Transformación.

Saldo del primer debate oficial: nada para nadie, mucho menos para los electores, a quienes no les quedó de otra que seguir lo que las candidatas se decían a través de una pantalla.

@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous LJA 18/05/2022
Next La Purísima… Grilla: ¿Debate?
Close

NEXT STORY

Close

Presentará el IMAC libro infantil y concierto de Ukelele Loco

31/01/2015
Close