El 2024 y la oposición/ Bravuconadas  - LJA Aguascalientes
12/08/2022

 Una vez concluidos los procesos electorales de este año, donde los resultados parecerían contundentes a favor del proyecto político que encabeza el partido del presidente López Obrador, donde, independientemente de los detalles y pormenores de cada una de las seis elecciones, Morena se alzó con cuatro constancias de mayoría en otros tantos estados, logrando así gobernar 20 entidades por sí mismo. Acción Nacional, la principal fuerza partidista opositora gobierna 6 estados, el Revolucionario Institucional, dos, Movimiento ciudadano, dos, Encuentro Social (con alianzas) y el Verde Ecologista y del Trabajo, 1; la población gobernada por Morena alcanza la cifra de 68.3 millones de personas, más de la mitad de los mexicanos de todo el país.

En la ruta hacia el proceso electoral que le interesa realmente al partido en el poder y particularmente a su verdadero líder, AMLO, y que se definirá el primer domingo de junio de 2024, sólo le queda un par de procesos a realizarse el próximo año, el Estado de México y Coahuila, ambos en poder del PRI. En Coahuila, el control de las fuerzas políticas locales está fuertemente afianzado por el Revolucionario Institucional y el gobierno estatal, Miguel Ángel Riquelme Solís, ciertamente Morena ha intentado de todo para penetrar ese castillo priísta, aunque hasta ahora, sin éxito. Ni la federación ni Morena han encontrado las fisuras suficientes para romper la estructura electoral del estado, aunque es un hecho que lo seguirán intentando por todos los medios, y ya sabemos como se las gastan los que “no son iguales”. Utilizarán medios legítimos o ilegítimos, y ya sabemos que no se ajustan a la legalidad por aquello de que “no me vengan con que la ley es la ley”. El morenismo coahuilense, también está consciente de que, en las prioridades del radar de Palacio Nacional, ellos están atrás del Estado de México.

Otra cosa es el Estado de México, con sus 12 millones de electores en su padrón. En este caso, el asunto se torna singular y de la mayor importancia para al PRI nacional. En esta entidad se anida la mata del priismo histórico, el poderoso grupo Atlacomulco ya inició las acciones para retener, a toda costa este bastión del tricolor. Sin embargo, a raíz de la realidad política que define hoy al otrora partidazo, ahora está claro que sólo podrá competir por el triunfo, si logra tejer una alianza sólida y definida con el movimiento “Va por México”, en unión con el PAN y el PRD, el asunto será ¿quién enarbolará la candidatura? En el 2021, cuando se disputaron 41 distritos electorales federales, la participación ciudadana fue de 52.66%, y la alianza “Va por México” ganó 15 distritos y Morena por su parte se llevó también 15. La diferencia la marcó la alianza PVEM-PT, que se quedó con 9 distritos y el PAN por sí mismo obtuvo 2.

La lucha por el Estado de México será intensa y compleja. Así podemos entender el juego perverso que ha iniciado el presidente López a través de la estructura de la Cuarta Transformación, dando la instrucción de golpear directamente al presidente del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, Alito. Para ello, la gobernadora morenista Layda Sansores, se ha dedicado a escudriñar, más allá de lo legal, las comunicaciones del priísta en sus tiempos de gobernador de Campeche. Igualmente, bajo un claro ejercicio de intimidación, la Fiscalía general de ese estado, ordenó una “inspección” en el domicilio particular del dirigente priísta.

Más allá de sí las grabaciones telefónicas son ciertas, y evidencian una mala actuación del Moreno Cárdenas al frente del gobierno campechano, el método utilizado por las nuevas autoridades locales de origen morenista, es por decir los menos, ilegal, y todo ello, con el beneplácito, si no es con la indicación literal de Palacio Nacional. ¿Y el estado de derecho?

Toda esta estrategia de la 4t y de su líder real, está orientada a minar desde ya la estructura de la alianza “Va por México”. Debilitar al PRI es fundamental para alcanzar el triunfo en el 2023 en el Estado de México, y dar una vuelta más a la tuerca rumbo al proceso que realmente le importa, la ratificación del morenismo en la presidencia de la República el año siguiente.

Ahora bien, con el ataque al PRI no termina la intención de socavar a la alianza opositora, igualmente el presidente López se está allegando de otros aliados en el partido de oposición más fuerte, Acción Nacional. El método no difiere mucho con respecto al partido tricolor. A partir del resultado del pasado 5 de junio, el PAN retuvo en alianza dos estados, Aguascalientes y Durango, y perdió Tamaulipas y Quintana Roo, sin embargo, le cargan también la derrota en Hidalgo y Oaxaca, pero ¿a quién le recargan estos resultados? Sí, al presidente de Acción Nacional, Marko Cortés. Y justamente, ¿quién se ha sido la voz “disidente” en este reclamo? Curiosamente el gobernador (aún) Martín Orozco, aunándose a él algunas pequeñas rémoras locales, como la diputada local Nancy Gutiérrez. El reclamo del gobernador al presidente de “su” partido lo hace desde su cargo, y utiliza los medios de que dispone desde Palacio de Gobierno, si bien se presume panista de cepa, se brinca los procedimientos partidistas para hacer este tipo de señalamientos, en la lógica propia de que lo acallarían.

Por su parte, el PRD, es un fantasma que merodea entre las acciones de sus aliados PAN y PRI, tratando de sobrevivir en cada elección. Es indudable que entre sus dirigentes y muchos militantes, hay personajes y políticos de gran envergadura y prestigio, pero las elecciones se ganan con votos, con muchos votos, y el partido de la Revolución Democrática, no cuenta con la estructura ni con la organización necesarias para abonar en este sentido.

Sin embargo, a la oposición aún le queda ese enorme cuerpo de votantes que no se han decidido a participar, y que, como todos, sufren de los efectos de la demagogia y el desgobierno de la 4t. Acercarse, escuchar, es la opción rumbo al 2024.


 

[email protected]


Show Full Content
Previous El tapado/ De imágenes y textos 
Next Venden monedas conmemorativas de 5 pesos… ¡en un millón!
Close

NEXT STORY

Close

La “ch”, ideal para expresar afectos… o desafectos con apodos: Concepción Company

02/08/2018
Close