Justicia electoral y democracia/ Cocina Política  - LJA Aguascalientes
09/12/2022

Cómputos distritales. Se realizaron los cómputos en los 18 distritos locales, para revisar inconsistencias o errores en las casillas. Los cómputos distritales son largas, largas, largas sesiones en las que casilla por casilla, se revisa que todo se hubiere hecho en orden y no existan errores aparentes. De igual manera se revisa que la diferencia entre el primer y el segundo lugar no sea menor a un punto pues, de ser así, se debe abrir el paquete electoral de esa casilla y se recuenta voto por voto. ¿Recuerda Usted aquella histórica arenga “¡Voto por voto, casilla por casilla!” que se hiciera popular tras la presunción de fraude electoral en la elección presidencial de 2006? Pues, justo eso es lo que ocurrió en la sede de cada uno de los 18 distritos en los que se demarca electoralmente nuestra entidad.

Avanza MORENA. Concluidos los cómputos distritales locales, se ratifica el resultado final de la elección que es el triunfo de la panista Tere Jiménez a la gubernatura de la entidad y el surgimiento de un fenómeno electoral local: el triunfo de MORENA en varios distritos.

El partido MORENA,  logró un avance histórico en la pasada elección del domingo 05 de junio, al obtener el triunfo en distritos que nunca antes; particularmente en distritos urbanos pertenecientes a la ciudad de Aguascalientes, que durante cinco años gobernó la candidata panista Tere Jiménez como presidente municipal y, además en distritos que pertenecen al segundo distrito federal cuna de la política Jiménez Esquivel.



 

Si la elección del pasado domingo hubiera sido para diputados locales, el avance de MORENA en el poder legislativo habría sido muy importante pues, habría horadado el poder que el PAN cree ejercer de manera hegemónica en las clases medias urbanas.

Abogados o autócratas. En esta semana y tras la jornada electoral, surgieron opiniones que nadie solicitó pero que se aprontaron a espetar sobre el proceso en marcha; voces venidas de la iglesia católica, de algunos líderes empresariales y ¡aunque Ud. no lo crea! de algunos abogados.

Así, Juan Manuel Aguilera, Gregorio Zamarripa y Sergio Delfino Vargas, salieron a exigir que nadie realice el trabajo que es la razón de ser de la abogacía, es decir, salieron a tratar de impedir que se acuda a demandar justicia. ¡Vaya una contradicción!

El abogado, es aquél que representa a su cliente en su legítima demanda de solicitar al estado que se le administre justicia pronta, expedita, sin sesgo y sin influencias externas. El abogado, representa durante todo el proceso a su cliente, coadyuvando, aportando pruebas, asesorando en audiencias y combatiendo decisiones tomadas por los jueces que no favorezcan a su representado, pues bien, estos tres juristas, salieron en rueda de prensa, a exigir que los abogados NO HAGAN su trabajo. ¡Hágame Usted el favor! Diría Paco Malgesto. Ahora resulta que estos tres, que viven de ello, piden que otros no realicen lo que ellos sí hacen. Los tres reyes magos de la abogacía local, mandan un claro mensaje: los únicos que podemos ejercer la profesión somos nosotros, porque cuando lo hacen otros está mal ¡muy mal! Malos, malos. ¡Oiga Usted! ¿Será que pretenden instaurar el monopolio de la abogacía en Awitas? ¿Será que sólo existe una verdad jurídica, y ellos la tienen? ¿Será que pretenden imponer de manera autoritaria y no a través de las leyes y los órganos jurisdiccionales a su candidata? En esta cocina nos preguntamos si son abogados o tiranos. Juzgue Usted.

Tere Jiménez. En la jornada electoral del pasado 05 de junio de este 2022, resultó ganadora en las urnas la panista Tere Jiménez; así se ratificó tras las dieciocho sesiones de cómputo distritales y así deberá confirmarse el próximo domingo doce en la sesión de cómputo estatal, en que se entregará la constancia de mayoría a María Teresa Jiménez Esquivel. A partir de ahí, quedarán a salvo los derechos de los partidos políticos para solicitar la acción que tutela el estado para solicitar justicia electoral. Es un logro de nuestro sistema democrático contar con instancias judiciales para dirimir las controversias surgidas de los procesos electorales y nadie debiera ir en contra de ello pues eso es propio de regímenes autoritarios.

El próximo domingo doce de junio, culmina la etapa administrativa de la elección y comienza la etapa de la justicia electoral; así es como funciona nuestro sistema democrático, le guste a quien le guste y le pese a quien le pese. Acudir ante las instancias correspondientes para demandar la acción de la justicia no debería asustar a nadie y menos aún a los juristas. Vivimos en un país de normas e instituciones jurídicas, lo cual debiera ser motivo de orgullo y no de vergüenza. Ni la ilegal intervención de la iglesia católica, ni la presión de algunos líderes empresariales, ni el desatino de algunos abogados deben atentar contra nuestro sistema democrático electoral.


¡Nos vemos en la próxima!

[email protected]


Show Full Content
Previous Esquizofrenia del ciudadano/ Opciones y decisiones 
Next Nuestra participación/ Debate electoral 
Close

NEXT STORY

Close

UAA realizará dos congresos relacionados con el tema de salud

25/04/2014
Close