La Purísima… Grilla: Lana sube, lana baja - LJA Aguascalientes
21/06/2022

Por tu maldito amor

Por culpa de María Teresa Jiménez Esquivel y Acción Nacional, Aguascalientes no está en el corazón de Andrés Manuel López Obrador, por supuesto no le podemos quitar responsabilidad alguna a Mario Delgado, Eulogio Monreal y Nora Ruvalcaba, ya que como no pudieron entregar esta entidad como ofrenda a la Cuarta Transformación, el presidente no nos echa ni un lazo y no le importa que al frente de la Delegación de Programas para el Desarrollo en Aguascalientes se encuentre Silvia Licón Dávila, como encargada del despacho… a los aguascalentenses no nos alcanza para tener un superdelegado.

 

Constitucionales

Cuando Nora Ruvalcaba renunció para irse a la campaña por la gubernatura de Aguascalientes, Silvia Licón Dávila se quedó como encargada de la delegación, a ella le tocó enfrentar el escándalo por el reportaje de Gerardo Mejía difundido por Latinus en el que se exhibía que la Cuarta Transformación obliga a los Servidores de la Nación a hacer campaña, con grabaciones que involucran a Enriqueta Vilchis Hernández y Berenice Romo; a Silvia Licón también le tocó cuando el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró constitucional la figura de “superdelegados”, pero ni así López Obrador la formalizó en el cargo.

 

Puros cuates

Los superdelegados son los representantes personalísimos del presidente, ya se sabe, y esa figura recae entre los íntimos de López Obrador, entre sus cuatísimos de confianza, al menos así lo han ostentado quienes se desempeñaron en el cargo, Aldo Ruiz Sánchez, por ejemplo, a quien relevó Nora Ruvalcaba; también se sabe que ese puesto lo ocupan quienes van a ser candidatos de Morena al gobierno estatal; en vista de que aquí sigue habiendo una encargada del despacho, quién sabe cómo haya quedado la amistad entre el presidente y Aldo Ruiz, ¿qué no hay más amigos de López Obrador en la entidad?, ¿habrá caído de la gracia del presidente Ricardo Rodríguez Vargas por sus publicaciones de Chucho el Roto? Saaaabe, a la mejor nomás le están guardando el puesto a Nora Ruvalcaba para cuando desestimen las impugnaciones de Morena al proceso electoral.

 


Lana sube, lana baja

En lo que nombran superdelegado en Aguascalientes, a Silvia Licón Dávila le toca reactivar los programas sociales, esos que los servidores de la Nación decían que se iban a perder si no votaban por Nora Ruvalcaba, y ayer en rueda de prensa anunció el nuevo operativo de incorporación de personas de 65 Años y más al Programa Pensión Para Adultos Mayores; así como adelantar información sobre las jornadas de vacunación para niños de 5 a 11 años. Silvia Licón Dávila adelantó que el pago a los adultos mayores correspondiente al cuarto bimestre del año será en los primeros días de julio; y sobre la jornada de vacunación negó que se vaya a realizar en las escuelas y que se continuará con la aplicación en los centros habituales.

 

Aferradas

El 23 de mayo de este año, Jorge Álvarez Máynez, diputado federal por Movimiento Ciudadano, presentó una denuncia formal ante el Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes por la presunta coacción del voto y desvío de recursos por parte del gobierno federal, en beneficio a la campaña de Morena en la entidad, en la que se acusaba a Nora Ruvalcaba Gámez, Berenice Anahí Romo Tapia, Enriqueta Vilchis Hernández, Aldo Ruiz Sánchez, Gilberto Gutiérrez Lara y quienes resultaran responsables. En la rueda de prensa de ayer, la encargada del despacho de la superdelegación no pudo evadir el tema, Silvia Licón Dávila reconoció que sí existen dos denuncias contra funcionarios de la delegación federal, la de Movimiento Ciudadano y otra interpuesta por Acción Nacional, pero como están en curso y en manos del IEE, tanto Berenice Romo como Enriqueta Vilchis siguen laborando dentro de la delegación y así lo seguirán haciendo hasta que la autoridad no les diga lo contrario.

 

Carpetazo

Como el proceso electoral ya está en otro momento, el de las impugnaciones, al menos para Morena, han perdido relevancia las denuncias realizadas con base en el reportaje de Gerardo Mejía “Ejército electoral: funcionarios y programas sociales al servicio de Morena”; además, Silvia Licón le restó importancia a que las denunciadas se mantengan en la delegación porque, aseguró la encargada del despacho, nadie tiene acceso al listado de beneficiarios y metió la mano al fuego por quienes la rodean, por lo que aseguró que nadie lo pudo haber filtrado o robado, pues sólo ella tiene las claves para acceder a esas bases de datos, ¿le creemos?

 

ALV

No fue sencilla para Silvia Licón Dávila la rueda de prensa, al final pudo capotear los cuestionamientos de los amigos de la prensa con la justificación de que se había convocado a los medios con otro motivo, así que le cedió la palabra a la coordinadora del programa de vacunación, Yaszu Muñoz, para que anunciara que en los primeros días de julio arrancarán las jornadas de vacunación y que no serán en las escuelas, sino en los macrocentros ya establecidos como el Foro de las Estrellas, la UAA y el Salón Locomotoras, además anunció el número de niños que se piensa vacunar, alrededor de 184 mil menores de 5 a 11 años… y ya, eso fue todo; bien visto, al final, que Silvia Licón sea sólo la encargada del despacho, le funciona para lavarse las manos por lo que ha realizado durante su encargo, ya si la responsabilidad cae pues será sobre Nora Ruvalcaba o Aldo Ruiz.

 

Yo pisaré las calles nuevamente…

De lo que es la Habana ensangrentada, cantan en este momento Alfredo Fadraga y Yosvany Ávalos, los beisbolistas cubanos que el miércoles pasado abandonaron el hotel donde se hospeda la selección de Cuba que compite en el Campeonato Panamericano Sub-23, quienes ya fueron acusados de traición por la Federación Cubana de Béisbol, y que la policía estatal de Aguascalientes “encontró” al día siguiente, cuando elementos de Jonás Chávez Marín, en atención a una solicitud de la selección cubana, ubicó a los jugadores que “deambulaban por calles de la zona norte de la ciudad”… Esa fue la primera versión; después, Enrique Morán Faz explicaría a varios medios de comunicación, que Alfredo Fadraga y Yosvany Ávalos fueron localizados por casualidad y que ellos mismos pidieron que se les llevara de regreso al hotel. Ante las versiones encontradas, sobre si fueron entregados o no, la ombudsperson Yessica Janet Pérez Carreón ya anunció que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Aguascalientes (CDHEA) tiene abierta una investigación por la presunta violación a derechos humanos de estos dos jugadores. A pesar de que Enrique Morán Faz salió de inmediato a explicar que los beisbolistas pidieron ayuda a la policía para regresar a la concentración, a pesar de que el parte policiaco indica que a Alfredo Fadraga y Yosvany Ávalos se les encontró deambulando y desorientados, queda la duda de por qué la Federación Cubana los acusó de haber faltado al “compromiso contraído con la delegación y la patria”, por qué la administración de Martín Orozco, en un primera momento, indicó que intervino a partir de una petición de la selección… A pesar de las buenas intenciones de Yessica Janet Pérez Carreón, estamos seguros de que nos quedaremos con la duda, el parte policiaco quitará responsabilidad a los elementos de Jonás Chávez Marín, y las únicas personas que podrían revelar la verdad, Alfredo Fadraga y Yosvany Ávalos, ya están en Cuba, seguramente en una cárcel. Complicado.

 

La del estribo

El proceso de entrega-recepción tiene tan ocupado a Martín Orozco Sandoval que tuvo que recortar su última gira por Asia, así que nomás visitará Japón del 2 al 8 de julio, el secretario de desarrollo económico, Manuel Alejandro González Martínez, agregó que por las restricciones sanitarias que existen por el covid, el gobernador dejó fuera a China y Corea del Sur, ni modo, ahí será para… ah, no, ya no habrá otra, bueno, pues ni modo.

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous Malas palabras/ Bajo presión
This is the most recent story.
Close

NEXT STORY

Close

Cuauhtémoc Blanco es vinculado en una red de lavado de dinero y desvío de recursos

15/09/2021
Close