Los 80 años de Paul McCartney/ El banquete de los pordioseros  - LJA Aguascalientes
12/08/2022

El próximo día 18 de junio, el ex Beatle Paul McCartney habrá llegado a los 80 años de edad, por alguna razón esto me hace sentir viejo, qué ocurrencias las mías, ¿no? Es que mira, yo recuerdo que cuando él cumplió 64 años, es decir, hace 16 años, yo escribí para un diario local un artículo que se llamaba When I’m sixty four, haciendo obvia referencia a la canción del disco Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band, y ahora que lo recuerdo, parece que no fue hace tanto tiempo, lo siento como si ese texto lo hubiera escrito hace apenas un par de años, y entonces sientes todo esa avalancha de años que se van acumulando uno tras otro casi de manera imperceptible, no nos damos cuenta del tiempo transcurrido, (recordando aquel libro de relatos de Juan Villoro, llamado justamente así Tiempo Transcurrido), hasta que alguna fecha especial nos hace entrar en razón, ya no somos esos mismos de hace un par de décadas aunque nos seguimos sintiendo así, y bueno, de alguna manera eso es lo importante, finalmente el rock nos mantiene para siempre jóvenes. (Lo siento por aquellos que no les gusta el rock y ya están, como quien esto escribe, cerca del sexto piso).

Pero volvamos al tema de Sir Paul, él nació en el Puerto de Liverpool, la puerta de acceso a Europa, el 18 de junio de 1942, en plena Segunda Guerra Mundial, recordemos que esta sacudida bélica terminaría en 1945, cuando el pequeño Paul tenía apenas 3 años de edad, y su lugar de nacimiento fue un punto estratégico para la respuesta del ejército aliado contra el avance de los nazis y poder así organizar la liberación de París después de que las huestes de Hitler invadieron y sometieron la Ciudad Luz. A partir de ese momento vendría la decadencia de las fuerzas de Eje hasta su total aniquilación en 1945, en efecto, Liverpool fue el punto de reunión del ejército británico con la armada de los Estados Unidos.

Un par de décadas después, a principios de los años 60, sin duda el decenio más revolucionario en arte en general y en música en particular, pero también revolucionario en cuanto a movimientos sociales y en la lucha por los verdaderos derechos humanos, Paul McCartney y otros tres jóvenes también de Liverpool decidieron juntarse y dar vida a una banda de rock que sin que ellos cuatro se lo propusieron, significaron la más imponente propuesta en el lenguaje del rock. Soy de los que piensan que el siglo XX se divide en antes y después de los años 60, y sin duda, The Beatles son un elemento indispensable para que eso suceda, sin The Beatles, como también sin Bob Dylan, The Doors, Hendrix, Joplin y los Stones, los años 60 no hubieran funcionado igual, todos ellos son los verdaderos autores del cambio.

Después de la desintegración oficial de The Beatles el 10 de abril de 1970, surgieron una serie de corrientes musicales amparadas todas por el manto protector de la palabra rock, el metal se empieza a desarrollar con Black Sabbath Deep Purple y Led Zeppelin: el rock progresivo toma forma y algunos de los discos angulares de este movimiento son, por ejemplo In The Court of the Crimson King de King Crimson,  o antes, desde 1967, el disco Days of future Passed de Moody Blues, ahí se origina el rock progresivo.

Los cuatro ex Beatles continúan sus respectivas carreras solistas definiendo con finos trazos el perfil de los años 70 de manera paralela con todos esos lenguajes musicales surgidos todos, a partir de The Beatles, quizás nos cueste entenderlo, incluso creerlo, pero así es y así lo han señalado grandes músicos como Jimmy Page, por ejemplo, entre otros más.

He tenido la oportunidad de ver a Paul en concierto un par de veces, la primera vez en 1993 en la gira de su disco Off The Ground, me parece su mejor disco en los años 90, lo vi tocar en el Foro Sol de la Ciudad de México. La segunda vez fue en la gira de promoción del disco Kisses on the Bottom, es su décima quinta producción en estudio y publicada en 2012, es un disco fuera de los estándares a los que Paul nos tiene acostumbrados, son canciones de jazz con solo dos temas originales: My Valentine y Only our hearts. Ese concierto fue en el estadio Akron de la Zona Metropolitana de Guadalajara, Jalisco. Recuerdo que McCartney salió al escenario, se recargó en el piano y no dijo una sola palabra por algunos minutos, mientras que las 50 personas que llenaron el estadio no dejaban de gritar. Después de algunos minutos que parecían interminables dijo con su inconfundible acento británico: “I’m watching you, ‘cause I don’t want to forget you…never” (Los estoy viendo porque no quiero olvidarlos… nunca). Yo pensé que el estadio se iba a caer.

Hoy estamos en 2022, a solo unos días de que Sir Paul McCartney llegue a la edad de 80 años, ¿es verdad? ¿Los Beatles también envejecen?, ya ves, John Lennon permanecerá para siempre joven y a Harrison, a los 58 años de edad que tenía cuando murió, tampoco lo vimos envejecer. Ringo Starr, con sus 82 años de edad, lo vemos burlarse de la vejez y seguir perpetuamente en el rock & roll haciendo con su mano, y con una convicción que no deja de sorprender, el inconfundible símbolo de Peace and love (Amor y paz), el lema de la generación a la que The Beatles pertenecieron.

En una semana Paul cumplirá 80 años, y al verlo nos queda claro que el rock nos mantiene para siempre jóvenes.



Show Full Content
Previous Moratoria constitucional/ Bajo presión
Next Apuntes de libros de teatro en Aguascalientes (tercera parte)/ La escena 
Close

NEXT STORY

Close

La jugada geoestratégica de Putin / Taktika 

17/08/2016
Close