Necesaria política nacional de reducción de riesgos y daños para usuarios de sustancias - LJA Aguascalientes
09/08/2022

  • Urgente dejar de considerarlo como un asunto de seguridad pública
  • Prioritario hablar del tema con los jóvenes, con información fidedigna

 

Es necesaria una política nacional de reducción de riesgos y daños que en lugar de castigar y encerrar a las personas usuarias de sustancias, les brinde información, atención y servicios de salud pública de calidad, basado en el respeto a los derechos humanos, ese es parte del mensaje que trataron de promover los organizadores los organizadores del Festival Apoye No Castigue.

La Doctora Angélica Ospina, cátedra Conacyt asignada al Programa de Política de Drogas del CIDE región Centro, observó que la campaña en medios masivos de comunicación y redes sociales acerca de que con las drogas no hay un final feliz, solo estigmatiza y estereotipa a las personas usuarias, “lo que queremos es proponer una aproximación donde se hable abiertamente del tema”, manifestó.

Destacó que en México el alcohol es la principal sustancia psicoactiva que más se utiliza, misma que está más asociada a muertes violentas por accidentes, a homicidios y a la comisión de delitos, y sin embargo existe altísima tolerancia social, mientras que con otras sustancias ilegales se satanizan.

“Y no les damos a los chavos información, erróneamente pensamos que si no hablamos de eso, ellos y ellas no van a tener contacto; es un gran error, las sustancias están allí, a veces incluso están en las escuelas desafortunadamente”, destacó.

Expuso que efectivamente no se quiere que los chavos, los menores de edad, inicien el uso de sustancias, ni de alcohol, ni tabaco, ni de sustancias ilegales, entonces se considera que la estrategia es educar y decirles: estos son los efectos, estos son los riesgos que tú tienes, si estás en esa situación puedes hacer eh este tipo de cosas para que estés más seguro y disminuir los riesgos, ya que la evidencia muestra que cuando la juventud tienen información suficiente, se calma la curiosidad asociada a la prohibición y al tabú.

Manifestó que es necesario aumentar la oferta de programas y servicios de reducción de riesgos y daños, las cuales son estrategias que se dirigen hacia personas que no quieren o no pueden dejar de consumir,  “entonces lo que hacemos es acercar los servicios de salud, no esperar a que lleguen a un consumo problemático sino ofrecerles información, insumos básicos; ese es un gancho para romper con el estigma, hablar abiertamente y romper la clandestinidad”.

Lo segundo sería la educación sobre drogas para romper el tabú, por lo que es necesario que en las escuelas se tengan estas conversaciones, al ser el mejor lugar, porque en esos espacios se pueden detectar situaciones particulares, como que un estudiante no esté asistiendo a clases o bajó su rendimiento; entonces ahí sería como momento de ideal para actuar.

Las otras dos son la descriminalización del consumo, o sea eliminar el delito de posesión del código penal, “es urgente, es trabajar una mejor y mayor oferta de servicios de tratamiento, que no solamente se reducen al internamiento, sino también a servicios comunitarios, psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales que estén en las comunidades ofreciendo alternativas… apoya, no castigar; rompamos el estigma, pensemos que todas y todos somos usuarios de sustancias legales o ilegales”, subrayó la investigadora.


 


Show Full Content

About Author View Posts

Claudia Rodríguez Loera
Claudia Rodríguez Loera

Reportera en La Jornada Aguascalientes.

Previous Canasta básica para 4 personas asciende a 11 mil 500 pesos en primer semestre de 2022
Next Durante el 2021, 119 personas se certificaron en primaria y secundaria ante el INEPJA
Close

NEXT STORY

Close

HTTP 404 Not Found / La Purísima… Grilla

05/04/2017
Close