Federación Mexicana de Fútbol con antecedentes de homofobia y misoginia - LJA Aguascalientes
25/07/2024

La crisis dentro de la Federación Mexicana de Fútbol todavía no acaba. Después de las dolorosas y patéticas derrotas de la Selección Mexicana Sub 23 junto a la Selección Mexicana que los dejaron fuera de sus respectivos mundiales además de los Juegos Olímpicos París 2024, hoy se destapó otra polémica más fuerte.

La entrenadora Maribel Domínguez, su auxiliar Roberto Melville, y demás cuerpo técnico fueron separados de la Selección  Femenil Sub 20 a menos de un mes del Mundial de Costa Rica 2022 que arranca el 10 hasta el 28 de agosto ya que una jugadora envió una carta a la FMF (Federación Mexicana de Fútbol) en la que denunció que sufrió acoso sexual, además de que hubo una petición para que actuaran de la manera correcta o de lo contrario la familia de la jugadora haría público el caso. Esto llevó a que las demás jugadoras también alzaron la voz y revelaran que también fueron abusadas a cambio de poder permanecer en el equipo, sinónimo del abandono que se tiene a las selecciones femeninas en la Liga MX. Las acusaciones de las jugadores es que la entrenadora sabía la situación y no hizo nada para frenar al agresor o en este caso denunciarlo. Esperemos que la Federación, antes de lo deportivo, priorice el bienestar físico y emocional de todas las jugadoras.

Mientras tanto, Yon de Luisa, presidente de la FMF hoy presentó a Jaime Ordiales como nuevo Director de Selecciones Naciones después de despedir a Gerardo Torrado para evadir el tema: “El 18 se recibió una solicitud de investigación y se arrancó con los protocolos, la investigación está en proceso y no se puede comentar ahora mucho”, fueron sus únicas palabras, pero como es bien sabido el silencio de los inocentes es también el silencio de los culpables. Lo único que se pide es transparencia.

No solo existen los casos de abusos, sino también de discriminación hacía las mujeres aunque parezca que este en evolución, en realidad va en retroceso. Por ejemplo el caso de Janelly Farías, defensa del Club América que es de las que más promueven la equidad y respeto hacia las mujeres en el deporte debido a que fue rechazada por su familia por su orientación sexual, así que la gente la apodaba “La Megan Rapinoe Mexicana”. Otro ejemplo más específico ocurrió el año pasado cuando la FIFA le impusó como castigo al Tri Mayor dos partidos de veto como local por el grito homofóbico y este fue dividido uno por el cuadro de Gerardo Martino y el otro por las de Mónica Vergara, entrenadora de la Selección Femenil en ese entonces. “Esto es no tener m*dre. La audacia de la FMF de pedir esto, es reflejo del mismo fenómeno detrás del grito homofóbico por el que nos sancionaron: una cultura discriminatoria, que la manifestamos inconscientemente en todos los niveles y dos no creemos que es sancionable”. Fueron las palabras de la jugadora del Pachuca, Ana Paola López. 

Queda claro que la FMF no ve al fútbol femenil como un método para elevar la imagen de nuestro país ya que con los salarios muy bajos no les alcanza para llevar una vida digna, además de que ahora ya ni van a querer representar a nuestro país por estos casos. 

 



Show Full Content
Previous Reconoce Embajador de la Unión Europea compromiso humanitario de legisladores mexicanos en Ucrania
Next Continúan los trabajos para transformar el bordo Santa Elena en un espacio para las familias 
Close

NEXT STORY

Close

Tras cuatro años, diputados locales nombran contralor del IEE

31/07/2015
Close