El país en llamas y el “espejito espejito”/ Bravuconadas  - LJA Aguascalientes
25/09/2022

 México está viviendo unos días para el olvido. Aún no empezaba el domingo 14 pasado, y los mexicanos nos despertábamos enterándonos de acciones cargadas de violencia emprendidas por diversos grupos del crimen organizado en diferentes y distantes puntos del país, y sí, también de la reacción (y pareciera sorprendida) de las fuerzas públicas municipales, estatales y federales.

Todo pareció detonar el martes 9 de agosto en la ciudad de Celaya, Guanajuato, sin mayor motivo aparente, quizá como un señuelo para distraer a las autoridades a esa zona del país, con el incendio de un autobús de transporte público, así como de varios automóviles y un Oxxo. La acción no se contuvo ahí, sino que, casi simultáneamente, en la vecina ciudad de Irapuato, se replicó el incendio de otras dos tiendas Oxxo. Pero ¿para qué la distracción? Seguimos la secuencia. El miércoles 10, tal como lo reportearon diversos medios, entre ellos Pablo Ferri de El País, 11/08/22, y con una maniobra de narco bloqueos en Zapopan, Jalisco, como respuesta a una desconcertada acción de las fuerzas públicas, que pretendieron, según palabras del presidente López Obrador compartidas en su mañanera del siguiente día, detener a dos presuntos líderes del CJNG, reunidos por alguna razón en la localidad, y que, en su huida, incendiaron lo que se les atravesó para estorbar el paso del ejército y otras agrupaciones públicas.

Pero la historia no se detiene ahí, el viernes 12 en la fronteriza Ciudad Juárez, vecina de El Paso, Texas, se desata otra ola de actos violentos contra la población. En un enfrentamiento entre dos grupos delictivos locales al interior del CERESO # 3, donde un grupo identificado con los Chapos fue atacado por los Mexicles, dejando 2 internos muertos y 20 heridos; sin embargo, el enfrentamiento fue más allá y, ya en la calle, acabaron atacando a la población civil, matando a 9 personas inocentes. A consecuencia de ello, la vida cotidiana de Ciudad Juárez se vio alterada y, en principio, se suspendieron las clases en la Universidad y el Tecnológico, temporalmente 

El viernes 12, la violencia se trasladó a Baja California, y alcanzó a las cinco principales ciudades de la entidad, Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada y Rosarito, centrándose particularmente en la primera de ellas. El periodista Martín Bochardt del periódico estadounidense Los Angeles Times, reportó el incendio de 22 vehículos, así como de varios establecimientos de, sí, unas tiendas de conveniencia Oxxo. La serie de acontecimientos sucedidos en la segunda parte de la semana pasada provocó la emisión de una alerta por parte de los gobiernos de Estados Unidos y Canadá para evitar la visita a 16 estados de república, es decir, medio México, ya que son un peligro para ellos, y por supuesto, para los propios mexicanos. Todavía en la madrugada del sábado pasado, las autoridades de Michoacán reportaron la detención de 160 civiles armados, presuntamente integrantes de la agrupación Cárteles Unidos de Michoacán, quienes se movilizaban en 25 vehículos cerca de la localidad de Timba en Uruapan Michoacán. Esta detención provocó la reacción de los grupos delincuenciales con algunos bloqueos intermitentes en la Autopista Siglo XXI y el incendió de una gasolinería en Zitácuaro. Más tarde ese mismo día, pero en Lázaro Cárdenas, también en Michoacán, por las redes sociales se compartió el intento de secuestro y asesinato a balazos de un hombre frente a su familia a plena luz del día.

Los estados de Jalisco, Guanajuato, Chihuahua, Baja California, Michoacán, en el transcurso de sólo 5 días fueron objeto de la acción del crimen organizado. Ciudades como Zapopan, Celaya, Irapuato, Ciudad Juárez, Tijuana, Mexicali, Tecate, Ensenada, Rosarito, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Zitácuaro, entre otras, apenas fueron escenario suficiente para la demostración de fuerza contra la población, y evidenciar la limitada capacidad del Estado mexicano para cumplir su responsabilidad de garantizar la seguridad de las personas y su patrimonio.

 

En contraste, el presidente López Obrador, seguro en ese bastión en que ha convertido las mañaneras, se refocila en los asuntos que a él le interesan, como los índices de su popularidad, dejando en un segundo o tercer plano los asuntos como los arriba descritos y que hoy laceran la seguridad y tranquilidad de sus ¿gobernados?. López Obrador considera que su gobierno hace lo suficiente y necesario para atender el tema del combate a la inseguridad en el país, reuniéndose de lunes a viernes de 6 a 7 de la mañana para enterarse de los “pormenores” de la jornada previa, y se regodea con su trillada frase de que “nunca en la historia” se habían desmañanado tanto los responsables de la seguridad de este país. Sin embargo, las reuniones realizadas sólo reafirman la inacción e irresponsabilidad del gabinete de “seguridad” al vigilar la aplicación de la inoperante estrategia de “abrazos no balazos”, y buscar el mecanismo para seguir en la ruta de la militarización del México, a pesar de su propio discurso campañero del 2018 y anterior; o de las recomendaciones de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para repensar la iniciativa que va en franca contraposición de la vida civil y democrática a la que aspira el mundo en general.

 

La frivolidad del blabladorismo en boga, choca con la realidad nacional y el interés general del país. No sólo la rampante inseguridad de la semana que recién concluyó es motivo de la socarrona sonrisa presidencial, sino de la seguridad de la economía de México en su pleito con los socios comerciales del T-MEC, que puede costarle caro a la hacienda pública, sino también el riesgo de miles de empleos. Ante la inestabilidad política (y mental) del responsable de la conducción del país, es necesario avanzar con mucha precaución en el futuro inmediato como sociedad, los riesgos se hacen presentes y amenazan la paz social y la viabilidad económica, y no estamos ciertos de los propósitos del grupo en el poder, lo único claro es ese ejercicio cotidiano, al que nos obliga el huésped de Palacio Nacional día tras día, de preguntar: “espejito espejito”.


 

[email protected]


Show Full Content
Previous Infames
Next Cero club’s/ Así es esto 
Close

NEXT STORY

Close

Presenta Chávez Rangel propuestas en materia de educación

22/06/2013
Close