Explorando los Vinos Blancos de Aguascalientes - LJA Aguascalientes
24/09/2022

La historia de la vid en Aguascalientes se remonta a la tierra de paso, cruzando un sin de emigrantes, peregrinos, y conquistadores de espacios en tierra nueva. Nació este espacio como lugar para asilar a las caravanas de la de la Ruta de la Plata. Luego las características del agua, la tierra, la intensidad del sol provocan un microclima con las condiciones ideales que hasta el día de hoy conocemos. Es por eso que el cultivo de la vid vino a transformar la dinámica de vida del campo en la ciudad y zonas aledañas. 

Durante el siglo XX, la actividad vitivinícola en Aguascalientes alcanzó un singular esplendor; las plantaciones fueron creciendo en número y extensión hasta alcanzar el segundo lugar en producción de vid en el país. El personaje central de esta detonación fue Nazario Ortiz Garza, debido a su posición como Secretario de Agricultura, luego como inversor de tierras para la vid en los años 60’s y 70’s en Aguascalientes. 

El auge de la cultura vitivinícola de Aguascalientes se durmió por un tiempo, a partir del 2005 se ha vuelto a dar impulso a la producción de vino local, produciendo varietales como Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec, Parrellada, Blanc de Zinfandel, Syrah, Petite Syrah, Mourvedre, Nebbiolo, Garnacha Blanca, Touriga Nacional, Tempranillo, entre otras.

Actualmente, Aguascalientes es rico por sus minerales arcillosos en su tierra. De aquí el perfil de grandes vinos blancos que por su expresión hablaremos de tres insignes por su generosidad y gran desarrollo en sus etiquetas.

Casa de Quesada: Chardonnay

Vino intenso con marcada acidez y final largo. Con fermentación en tanque de acero inoxidable y con crianza de 6 meses en barrica de roble francés. Guarda en botella de 3 años. Un vino intenso, robusto que debe estar enfriarse antes del descorche a una temperatura entre 9 a 11 grados centígrados. Su acidez es intensa pero conforme abre los aromas en copa sentirán una sensación de placer sin igual. 

Tierra Tinta: Corteza Blanco Viognier

Es un monovarietal, con vivacidad y consistencia en copa, de matices pajizos verdosos, cuyo bouquet es una experiencia primaveral, con flores de azar y criticos recién cortados. En la botella puedes observar los sulfitos (una especie de residuos no dañinos) lo hacen ver turbio, sin embargo, la servirse a unos 10 grados centígrados notaran la consistencia y franqueza de su sabor.  

Renacimiento: Met Fosis Sauvignon Blanc

 

 

Es un vino intenso que requiere oxigenación en copa. Es notorio su color paja en vista con expresiones en nariz de té de limón, hierba recién cortada, vegetal, tiza y un ligero toque vegetal. En boca la acidez es media y tiene un recuerdo de manzana verde y ligero a pimiento morrón. Un vino que deja pensando en la conjugación de múltiples sabores en boca y en el retrogusto. 

El placer al paladar de los vinos blancos de Aguascalientes que son hechos con pasión dejarán huella en propios y extraños. La uva desarrollada con cuidado desde su cultivo en la vid hasta su vinificación, pueden darnos resultados extraordinarios para degustar en una comida, cena o celebración para darse un festín sin igual. 

 

Show Full Content
Previous Así queda el calendario escolar de la SEP para el ciclo 2022-2023, con más días de descanso para estudiantes
Next Clavados. Abuso sexual, encubrimiento, chantaje, impunidad…
Close

NEXT STORY

Close

Autónoma de Aguascalientes cumple 55 años de formar a profesionales del Trabajo Social

24/08/2018
Close