Historia de la UAA 5.- Por sus méritos/ Cátedra  - LJA Aguascalientes
05/08/2022

Tenéis razón en creerme con vosotros.

No os hace la guerra Francia: es el imperio.

Víctor Hugo.[1]

 

 

Una vez demostrada documentalmente la fecha original de la única fundación jurídica del Instituto Literario de Ciencias y Artes el 20 de Noviembre de 1848 y de su también inauguración única por Jesús Terán el 25 de Enero de 1849 -únicas porque no se realizó fundación ni inauguración alguna de otro Instituto de Ciencias antes ni después de esa fecha- queda en evidencia la falsa fundación con una Escuela de Agricultura por Jesús Gómez Portugal en 1867.

Comparemos ahora los méritos personales de Jesús Terán con los de Jesús Gómez Portugal, no tanto por medios documentales, que los hay por lo que toca a Jesús Terán, sino por las manifestaciones de reconocimiento que cada uno ha recibido en el transcurso de los años.

 

1.- MURO DE HONOR. Cuando se inauguró la sede del Poder Legislativo -más conocido como Congreso del Estado- que se ubicó en el edificio del antiguo Hotel París, se colocó en la pared poniente de la sala de sesiones designada como muro de honor, la primera relación de nombres de las personas ilustres de nuestra historia. En primer lugar está el nombre de Jesús Terán (Fig. 2) quizá porque los legisladores que inauguraron la nueva sede consideraron que era él quien debía ocupar ese lugar porque fue en su ejercicio como titular del Poder Ejecutivo adquirió en 1855 la finca de la familia Rincón Gallardo para utilizarla como sede oficial de los poderes del Estado (Fig. 3). Asimismo, consiguió que Aguascalientes adquiriera su independencia del Estado de Zacatecas en 1857 -no por la vía violenta por la que Santa Anna lo había arrastrado, sino pacíficamente- la calidad de Estado libre y soberano de la República y del cual fue, también, su primer Gobernador Constitucional por elección popular. Otras de sus cualidades fueron relacionadas en la edición de la semana pasada.


 

2.- Jesús Terán

 

3.- Palacio de Gobierno

 

Figura 4.- En ese mismo muro aparece el nombre de Jesús Gómez Portugal, pero no conozco más méritos de él que su actuación militar y su desafortunada actuación al frente del Poder Ejecutivo del Estado, pues no he encontrado su biografía ni siquiera en la UAA, cuyos funcionarios aseguran que fue su fundador.

 

 

4.- Jesús Gómez Portugal

Sin embargo, la más bien ganada fama fue, tal vez, el satírico grabado que José Guadalupe posada realizó para la segunda edición dominical de El Jicote, que -si bien le costó tener que abandonar violentamente su tierra por las amenazas de muerte que se lanzaron contra él y su editor- probablemente decidió que el pueblo se levantara para expulsar al mal gobernante. (Fig. 5) 

 

5.- El Jicote Nº 2

Toma y amuela el pico. ¡Así pagan los ingratos!

Grabado de José Guadalupe Posada

 

“Reproducimos una de las más punzantes caricaturas de José Guadalupe Posada en donde el jicote está atacando al gobernador [Jesús Gómez Portugal], quien aparece dándole un puntapié a Benito Juárez, a quien traiciona para apoyar a Lerdo de Tejada, el que le está tirando unas monedas al secretario, más conocido por “La Cotorra”, quien es nada menos que Agustín R. González, nuestro insigne autor de la primera Historia de Aguascalientes”.

por Alejandro Topete del Valle.

 

  1. Recién electo gobernador constitucional, Jesús Terán fue requerido por el presidente Comonfort para ocupar el Ministerio de Gobernación, al que renuncia para apoyar a Benito Juárez.

Al salir triunfante en la Guerra de Reforma y consolidarse como presidente de la República, Benito Juárez designa a Terán como Ministro de Justicia en 1861 a quien, a mi juicio, ya le había encomendado estudiar el problema relacionado con las amenazas de invasión del imperio francés, ya que cuando esta invasión inicia, la participación de Terán fue decisiva para convencer a las fuerzas navales de España y Gran Bretaña de que dicha agresión carecía de fundamento jurídico, dejando solo al comandante francés, lo que propició su derrota en la batalla de Puebla de 1862, hecho que fue tan vergonzoso para Napoleón III que resolvió endurecer su invasión para vengar la afrenta, que fue de repercusión mundial en apoyo a México.

 

El resto de la historia ya lo hemos visto en diversas ocasiones, de manera que resumo en pocas palabras: mientras Benito Juárez se dedica a organizar la resistencia, designó como embajador extraordinario y plenipotenciario del gobierno mexicano a Jesús Terán y su representante personal ante las potencias Europeas, a fin de obtener el apoyo, abierto o velado por parte de los monarcas o sus parlamentos, principalmente del imperio británico, lo cual fue logrando poco a poco hasta aislar al invasor y logrando, incluso, ir fortaleciendo la oposición al invasor hasta dejarlo prácticamente solo. El resultado, junto con la guerra de guerrillas que dio nuestro pueblo contra el invasor, fue la derrota y la retirada vergonzosa del imperio más poderoso del momento.

El regreso del gobierno a la capital de la República, que siguió el consejo de Terán de no dejar de manifestar su autoridad en cualquier lugar del territorio donde se encontrara, selló con broche de oro la defensa de nuestra soberanía.

Soberanía que consolidó con la sangre de su pueblo y la inteligencia y habilidad de hombres que como Jesús Terán también entregaron su vida luchando con el derecho de gentes en la mano. 

La frase del presidente Juárez “Entre los hombres como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz”, contuvo a los poderosos que frecuentemente venían a saquear a los países de nuestra Región, no por temor, sino por respeto.

Y nuestros pueblos hermanos, asumiendo claramente el mensaje otorgaron a nuestro presidente el título de Benemérito de América, al comprender que lo único que debemos hacer con los abusivos es defender nuestro derecho haciéndolo respetar mediante nuestra solidaridad.

Pero México no solo triunfó sobre los malos mexicanos que cuando se convencieron de que el pueblo no los apoyaba fueron a ofrecerle a otro monárquico venir a someternos a su capricho: triunfó también sobre el imperio francés que sometía la aspiración de libertad de los franceses que, como su poeta Víctor Hugo, aspiraban a conquistar la libertad, la igualdad y la fraternidad que pregonó la Revolución francesa.

 

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]

 

 

 

 

[1] Carta del gran poeta francés a los habitantes de Puebla. Mayo 1962.


Show Full Content
Previous Estancado en el pasado/ El banquete de los pordioseros 
Next Límites imaginarios/ Opciones y decisiones 
Close

NEXT STORY

Close

Inició rehabilitación del Jardín del Deporte en Margaritas

22/10/2014
Close