Partidazo/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
13/08/2022

 Contagiados de la necesidad de exagerarlo todo del presidente Andrés Manuel López Obrador, los morenitas festejan que el Movimiento de Regeneración Nacional es el partido más grande de México, de América Latina y el mundo, porque en tan solo un fin de semana logró sumar millones de militantes.

Con el ánimo revanchista que los distingue, los tetratransformistas hacen un escándalo porque al partido del presidente se sumaron millones, como si los miles de acarreados o los que acudieron a votar por miedo a perder los apoyos sociales del gobierno aportaran algo a la institucionalidad democrática que requiere Morena para convertirse en el partido que prometió en sus estatutos.

Convenencieros, a los morenitas les urge comenzar a cambiar la fachada del partido que son y sacudirse que son la suma de voluntades que empleó Andrés Manuel López Obrador para llegar a la presidencia, porque ante la elección del 2024 requieren de mecanismos para continuar repartiendo el pastel del poder adquirido

Morena no tiene una política partidista ni vida institucional porque así le funcionó a López Obrador, no requería un organismo que aglutinara a las personas que comparten una ideología sino una maquinaria que votara por él; como candidato no necesitaba promover la participación ciudadana para elegir a sus representantes populares, sólo necesitaba un aglutinador de la fe para llegar a la presidencia.

Ante la sucesión presidencial y la promesa de que López Obrador no intervendrá más, los morenitas están buscando la forma de repartir el poder y lo que eso implica, no la continuidad del proyecto personalísimo del presidente y la Cuarta Transformación, sino la burocracia partidista que permite beneficiarse de estar cerca de quien llega a un cargo de elección popular. Muchos de quienes festejan que Morena es el partido más grande del mundo mundial suspiran aliviados porque, sin importar el candidato a la presidencia que le impongan al partido, al final contarán con un orden vertical que ayude a que los mediocres sigan llegando a los puestos por el solo hecho de creer en las mentiras del presidente.

El ejercicio del poder no necesariamente es ocupar un cargo público, esa es la parte visible, pero lo que irradia es la posibilidad de ser alguien gracias al partido en el poder, o el amigo que se convierte en presidente, gobernador, legislador o dirigente.

En todos los estados de la República existen centros propagandísticos para convertir a los ciudadanos en fieles de la Cuarta Transformación, toda localidad tiene a su radical de siempre al que la Cuarta Transformación le hizo justicia y es alguien en la vida pública porque es un honor estar con Obrador, quizá no ocupa un cargo público, pero tiene un nombre gracias a que puede adoctrinar en nombre del presidente.

Desde el arribo de López Obrador al poder, se han multiplicado los espacios para montones de mediocres a los que se les concede la palabra no por sus méritos, sino por lo que dicen representar, los medios de comunicación son un ejemplo muy claro de cómo la fe terminó derrotando a los méritos o conocimientos, con tal de aparentar objetividad, las páginas, las pantallas y todas las señales se llenan con opiniones de miembros de Morena o seguidores de la Cuarta Transformación, no porque cuenten con las habilidades necesarias para opinar o desarrollar ciertas funciones, sólo porque repiten como periquitos lo que el caudillo diga en la mañanera.

¿Morena es el partido más grande de México? No importa, está por convertirse en la agencia de colocación de los mediocres con mayor número de cargos para repartir.


Coda. Al inicio de El sentido de un final, novela de Julian Barnes, se propone esta definición “la historia son las mentiras de los vencedores (…) siempre que recuerdes que es también los autoengaños de los derrotados”. Al final del texto, el protagonista decide modificar la definición primera por la siguiente, la historia es más los recuerdos de los supervivientes, muchos de los cuales no son vencedores ni vencidos.

@aldan


Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous LJA 04/08/2022
Next La Purísima… Grilla: Vuelta a la página
Close

NEXT STORY

Close

Presentan ganadores del Concurso Internacional Attitude de Danza Contemporánea

22/03/2022
Close