Sinfonía Coral de Beethoven/ Orquesta Sinfónica de Aguascalientes - LJA Aguascalientes
18/04/2024

Han pasado casi 10 años desde la ocasión anterior que nuestra máxima entidad musical ejecutó esta imponente catedral del sinfonismo universal, fue en el 2013, siempre con el mismo poder de convocatoria, teatro lleno en todos  los casos en los que se interpreta la Novena. Finalmente este verano tuvimos la oportunidad de disfrutar de esta obra que representó, además, la última aparición pública del genio de Bonn  quien ya con una sordera total se quedó de espaldas al público al terminar el estreno de su Sinfonía Coral, fue una de las dos solistas femeninas, no sé si Henriette Sontag o Caroline Unger, algunos historiadores dicen que fue esta última, la que tomó del brazo al maestro para que pudiera ver, ya no era posible escuchar, la ovación que su sinfonía había provocado.

Para esta presentación de la Sinfonía Novena de Beethoven en Aguascalientes se contó con la participación de los cantantes Aída Alvarado Cortés – mezzosoprano, Arely Odette Rodríguez Contreras – soprano, José Francisco Tomás Gil – tenor y Carlos Arturo Mendoza – bajo, con el Coro Amicitia reforzado en su volumen de voces y la dirección del maestro Daniel Romo, la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, todos dirigidos por el maestro Emmanuel Siffert, director titula de nuestra Sinfónica. Fueron dos presentaciones, el viernes a las 20:30 horas y una segunda audición el domingo a las 12:30 del mediodía. Tuve la oportunidad de asistir a las dos presentaciones y salí complacido del resultado final.

Por un lado es importante mencionar que fue una producción realizada completamente en Aguascalientes por gente que es de aquí, o aquí tiene su residencia, o ha trabajado frecuentemente en nuestra ciudad y tiene aquí su campo de acción, y esto es digno de mencionarse, incluso, ¿por qué no?, de presumirse. Si mal no recuerdo, la última presentación de gran formato que vimos en nuestra ciudad con producción totalmente local fue la ópera Fidelio de Beethoven en donde no se tuvo la necesidad de exportar, todo fue con talento local. Ahora esta presentación de la inmaculada Novena pone en alto la riqueza musical de Aguascalientes y el incuestionable talento con que se cuenta en esta tierra de la gente buena.

Desde mi punto de vista el cuarteto de solista integrado, como ya lo mencionamos, por Aída Alvarado Cortés – mezzosoprano, Arely Odette Rodríguez Contreras – soprano, José Francisco Tomás Gil – tenor y Carlos Arturo Mendoza – bajo fue de un nivel muy alto y con gran equilibrio, recuerdo algunos otros cuartetos de novenas anteriores con una brecha muy amplia entre alguna voz muy destacada y otras con evidente rezago, no fue el caso de esta novena, hubo un equilibrio en las fortalezas vocales de los cuatro solistas aunque ciertamente, la voz del maestro Paco Gil es como un torrente de fuerza implacable que fluye libre y de manera natural. Hemos tenido la oportunidad de verlo en tres presentaciones durante este año, en todos los casos trabajando con le maestro Siffert, primero en el homenaje al maestro Ladislao Juárez Ponce, después en Catedral con el compromiso del Réquiem de Mozart, y ahora con esta imponente Novena. Si vemos el proceso ha ido, -diciéndolo en términos musicales, in crescendo-, asumiendo cada vez compromisos de mayor nivel de exigencia y resolviéndolos con incuestionable solvencia y me queda claro que no se inhibe ante ningún repertorio, si  nos enseñó este gran nivel con la Novena, ya nada le pude asustar.

En cuanto al Coro Amicitia, puedo presumir que lo conocí desde sus orígenes, lo he visto crecer, era un coro solvente pero modesto, aunque eso sí, ambicioso y consciente de sus verdaderas posibilidades. No tengo la menor duda de que el maestro Daniel Romo, director del coro, siempre ha tenido ideas claras en cuanto a dónde quiere llegar, cuál es el rumbo que debe seguir y va hacia ese objetivo sin titubeos. No hace mucho que el Coro Amicitia nos dejó asombrados con su participación en el Réquiem de Mozart, y ahora con la Novena, con un volumen coral aumentado de tamaño hasta las ochenta voces porque así son las exigencias de esta partitura, ya no nos quedan dudas de sus posibilidades reales. Salí de la primera función el viernes 12 y lo reafirmé al salir de la segunda el domingo 14, de que el maestro Daniel Romo es un músico verdaderamente grande, no exagero al decir que es inmenso, es un músico comprometido, sabemos que la música es muy celosa y no se le debe regatear tiempo, compromiso y mucho menos pasión, y así ha trabajado el maestro con su coro. No tengo duda de que el Coro Amicitia debería ser considerado con toda seriedad como el coro que la Orquesta Sinfónica de  Aguascalientes necesita.

Por otro lado, y esto no es más que una apreciación personal, el inicio del cuarto movimiento me pareció sumamente distorsionado, era imposible poder captar la línea melódica ante una especie de caos de sonido. Pensé que seguramente el domingo no sucedería pero sucedió, fue entonces tal vez la manera en que el maestro Siffert lo deseaba, no sé, pero no me gustó. Insisto, esto no es más que una apreciación personal.

Para el tercer concierto, la OSA nos presenta un programa compuesto por música de cine iniciando con la célebre fanfarria de la 20th Century Fox, después West Side Story, o Amor sin barreas de Leonard Bernstein, y finalmente música de la película La lista de Schindler compuesta por John Williams, este tercer concierto será el día de mañana viernes 19 de agosto a las 20.30 horas en el Teatro Aguascalientes. Ahí nos vemos si Dios no dispone lo contrario.

 

 



Show Full Content
Previous Salman Rushdie y los Sentimientos Religiosos/ Memoria de espejos rotos 
Next Mi quinto día sin agua. ¿Llegamos al día cero?
Close

NEXT STORY

Close

México, sexto lugar mundial de impunidad en asesinatos a periodistas

28/10/2021
Close