Gobernadora/ Bajo presión - LJA Aguascalientes
06/12/2022

 Aguascalientes tiene gobernadora, María Teresa Jiménez Esquivel rindió protesta el sábado 1 de octubre en el Congreso del Estado, ese mismo día presentó el plan Trasciende Aguascalientes, que con 5 ejes se compromete a conseguir un estado seguro y justo, humano e incluyente, competitivo e innovador, ordenado y sostenible, e inteligente y abierto; ya ha presentado a su gabinete de gobierno, al menos las 40 posiciones más cercanas; lo más importante, en los diferentes actos en que ha aparecido, la gobernadora ha subrayado que para gobernar se requiere unidad.

La unidad a la que se refiere la gobernadora de Aguascalientes es el reto mayor para quienes participamos de la vida pública en la entidad, no para Teresa Jiménez, quien ya presentó al compacto círculo de personas con que va a trabajar, muchos que la acompañan desde el 2012, cuando ganó el Distrito II al aquel entonces invencible Partido Revolucionario Institucional. Teresa Jiménez es también la primer mujer que logró reelegirse como presidente municipal de Aguascalientes y administrar la capital del 2017 al 2021, para lograrlo es obvio que ha realizado alianzas y acuerdos con representantes de otras corrientes políticas, se llaman a engaño los hipócritas que la acusan de haber traicionado a los partidos que acompañaron parasitariamente al PAN en la elección a gobernadora, la legitimidad que ganó en las urnas no la obligan a recompensar a aquellos que no se sumaron a tiempo al trabajo de la candidata.

En Aguascalientes no hay vida partidista, la militancia importa cada vez menos y se ve a los partidos como oficina de colocación para satisfacer a los pequeños caciques que presumen una inexistente base social que apoya sus intereses personales, Teresa Jiménez y su equipo supieron aprovechar esta característica de la vida política local, el llamado a la unidad es para quienes siguen instalados en la guerra sucia, la difusión de rumores, los chismes que denuestan y la polarización como activismo, tanto de la oposición a la hoy gobernadora como quienes intentaron ayudarla en las campañas agraviando las rencillas con otros grupos del PAN.



 

Durante la transición entre el gobierno de Martín Orozco Sandoval y la administración actual, en más de una ocasión Teresa Jiménez dejó claro que no hay un pleito personal con el exgobernador, sin embargo, quienes no se sienten beneficiados sostienen este discurso violento con el que se intenta halagar a la gobernadora para llamar su atención, cuando en realidad lo que logran es menospreciar el trabajo político que realizó Jiménez Esquivel y su equipo.

Todo gobierno requiere un voto de confianza, el de Teresa Jiménez lo tiene, porque esa confianza debe reflejar el respeto por los mecanismos democráticos con que la ciudadanía elige a sus gobernantes y representantes. Ni halagos desmedidos ni detracción absurda.

Coda. El reto para los medios de comunicación es entender que, como dijo Brozo, “al poder se le revisa, no se le aplaude”, que el periodismo puede vender espacios pero no criterio.

@aldan

 



Show Full Content

About Author View Posts

Edilberto Aldán
Edilberto Aldán

Director editorial de La Jornada Aguascalientes
@aldan

Previous El colectivo Guacamaya/Convicciones 
Next LJA 03/10/2022
Close

NEXT STORY

Close

Stanley Morison / Hombres (y mujeres) que no tuvieron monumento

09/07/2016
Close