La Purísima… Grilla: Ring político - LJA Aguascalientes
26/01/2023

 Partido

Muchos de los militantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presumen con orgullo que esa organización no es un partido y están en sus filas porque apoyan al presidente Andrés Manuel López Obrador, pero no necesariamente a otros políticos, desde legisladores hasta gobernadores que triunfan como candidatos de Morena, han requerido de un empujoncito del presidente, por sí solos, nomás no pueden, antes que un partido, Morena es la maquinaria electoral de López Obrador; y si no, ahí está como prueba viviente Ricardo Monreal Ávila, a quien los morenistas no le dan ninguna oportunidad como aspirante de Morena, sólo porque no es una de las corcholatas del presidente, como sí lo son Claudia Sheinbaum, Adán Augusto López y Marcelo Ebrard.

 

Fieles

No estamos diciendo nada nuevo, tan no logra ser un partido Morena, que desde que López Obrador no está al frente de ese organismo, cada tanto tiene que mandar mensajes para que la dirigencia o sus militantes vuelvan al corral, como los coscorrones a Mario Delgado Carrillo o los reproches a Layda Sansores por intentar quemar a Ricardo Monreal en un Martes del Jaguar acusándolo de traición; no entienden los “líderes” que Morena más que militantes, tiene fieles y su devoción total está con López Obrador y nadie más.

 

Influencia

En las entidades donde no ha logrado penetrar el lopezobradorismo -sí, como Aguascalientes- sin importar quién las gobierne, Martín Orozco Sandoval o Teresa Jiménez Esquivel, Morena nomás no logra organizarse y, en comparación de los estados donde es fuerte la presencia de López Obrador, como Oaxaca, el partido naufraga por la desorganización de los líderes que se quieren hacer de la estructura pero que, una y otra vez, al igual que el PRI, hacen a un lado a la militancia.

 


Juramento

En la semana, la dirigencia de Morena en Aguascalientes, que encabeza Gilberto Gutiérrez Lara, circuló entre los morenitas una “Carta compromiso con la Cuarta Transformación” para obligar a la militancia a “regir mi conducta y mis decisiones conforme a los principios éticos, el estatuto y el Programa de Morena”, así como a los tres preceptos lopezobradorianos: “no mentir, no robar y no traicionar”. Esta jugada de Gil Gutiérrez que no había tenido mucha publicidad, mereció una respuesta de la tribu aguascalentense que se quiere hacer del partido y la firmaron tres consejeros estatales (Arturo Ávila Anaya, Luis Miguel Zúñiga Espino y Rubén Castillo López), el alcalde de Asientos (José Manuel González Mota), cinco diputados locales (Karola Macías Martínez, Leslie Figueroa Treviño, Ana Laura Gómez Calzada, Juan Luis Jasso Hernández y Arturo Piña Alvarado), tres regidores (Luis Salazar Mora, Alejandra Peña Curiel y Dolores Verdín Almanza) y una diputada federal (Salma Luévano).

 

Tribus

En resumen, estos 13 morenitas se oponen a la carta que propone Gil Gutiérrez porque “las cartas se las lleva el viento y las acciones quedan a perpetuidad”, además de insistir en que Aguascalientes espera “respuestas y propuestas y no sólo críticas”; a lo que el presidente estatal de Morena, ya contestó que la carta no fue idea suya, sino de Mario Delgado Carrillo, y que el comité de Aguascalientes, como en otros estados, pues nomás siguieron las instrucciones del comité central; Morena en Aguascalientes está tan descompuesto como el PRI, Gil Gutiérrez no paró ahí, se enganchó con la carta de los afines de Arturo Ávila y los acusó de promover la división, pero sobre todo, de haber realizado “acuerdos con fines políticos” con el gobierno de Tere Jiménez. Esto ocurrió el fin de semana, seguramente los 13 que se niegan a firmar la carta compromiso responderán a las acusaciones de Gil Gutiérrez y le exigirán pruebas de los supuestos acuerdos en lo oscurito… y así pasaremos la semana, entre acusaciones, igualitas a las de Layda Sansores a Ricardo Monreal, quien, por cierto, ya levantó una denuncia ante la Fiscalía General de la República contra la gobernadora de Campeche, porque como dice el senador: no se puede aplaudir la ilegalidad, no se puede tolerar que la Constitución se viole una y otra vez y se felicite a quien la viola, es inaceptable que nos acostumbremos a que se vulnere la ley a capricho de la o el gobernante y no haya consecuencias.

 

Pruebas, pruebas

Quien también pidió que se presenten pruebas fue el senador Antonio Martín del Campo, quien respondió a las acusaciones que hiciera, desde la tribuna, la petista Martha Márquez, acerca de que hay corrupción en Aguascalientes; duro y a la yugular se fue el exalcalde de Aguascalientes: “Hoy, yo lo que le digo a la senadora es que presente todos los documentos, y un servidor la acompaño a hacer la denuncia correspondiente ante la autoridad, pero que nos sea un show mediático aquí en el Senado de la República, no se vale que el Senado lo quieran agarrar como ring político y, sobre todo, hacer sus shows mediáticos, por lo tanto, cuando tenga todos los documentos, por supuesto que la acompañaré, porque yo también estoy en contra de la corrupción”… Duro contra Martha Márquez, quien seguramente no se dará por aludida, aunque la mención fue directa

 

De nada

Por cierto, ya que hablamos de Arturo Ávila, suponemos que se quedó con ganas de organizarle una visita rápida al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, de esas que anduvo haciendo en la semana donde se reunía con legisladores locales para que votaran a favor de extender el plazo de las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública hasta el 2028; para empezar, ya no es necesario que visite el Congresito porque la bancada morenita es minoría, en segundo lugar, porque la militarización hasta el 2028 ya fue aprobada por 17 congresos estatales, así que Aguascalientes ya no cuenta y, finalmente, la minuta ya pasó por la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, donde la votaron en contra y ahora está en la Junta de Coordinación Política, donde verán si se pasa o no al pleno para votarla. Es decir, lo que opinen los diputados de Aguascalientes es absolutamente irrelevante, como siempre, porque ya se tienen los congreso estatales suficientes para que los militares permanezcan hasta el 2028, así que si la votan o no será un mero gesto sin importancia, como tantos otros; y aquí vale la pena recordar que las acciones del Congreso de Aguascalientes pasan inadvertidas al grado que hasta ONU-DH felicita a México que porque el matrimonio igualitario ya es legal en todo el país, cuando lo cierto es que el Congresito se niega a actualizar el Código Civil a pesar de la acción de inconstitucionalidad promovida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En Aguascalientes no se ha actualizado la ley para que el matrimonio igualitario sea completamente legal, ya, lo sabemos, parecemos disco rayado, pero no tan malo como los promocionales del Congresito en que presumen estar haciendo un trabajo que no realizan.

La del estribo

Impecable y emotivo el discurso con que Eduardo Matos Moctezuma recibió el premio Princesa de Asturias: “La historia y la arqueología nos llevan frente a las sociedades del pasado y nos muestran que muchas de ellas fueron creadoras de avances importantes y que, en su devenir, surgieron imperios y gobernantes poderosos que en su soberbia creyeron que serían eternos, pero no fue así. La historia es implacable en sus juicios. No se puede pretender manipularla ni cometer el despropósito de tergiversarla. Mala consejera es la ignorancia que en muchas ocasiones lleva a la mentira. La historia la escriben los pueblos. Ellos son forjadores de futuros mejores”. Y que se ponga el saco quien quiera.

 

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous LJA 31/10/2022
Next ¿Qué estados de México venden Tim Hortons?
Close

NEXT STORY

Close

Organizaciones sindicales sí son diferentes, “hay peces de charco y peces de mar”

25/01/2013
Close