Así vivimos en Aguascalientes la atajada de Memo Ochoa frente a Polonia - LJA Aguascalientes
03/12/2022

La plaza principal de Aguascalientes se convirtió en una extensión del estadio 974 en la ciudad de Doha en Qatar y los cientos de personas que se dieron cita para ver el partido en la pantalla que instaló el gobierno estatal se transformaron en el jugador 12 apoyando a la selección mexicana en su partido de presentación frente a la escuadra de Polonia.

El estadio no contaba con suficientes asientos en las bancas y el 12 tuvo que mantenerse de pie al filo de la cancha. Con el silbatazo del árbitro el 12 aplaude y alienta al equipo, acompañó los primeros minutos del encuentro con una botana mientras las expectativas y la marea de emociones empezaron a disiparse al ver al tricolor confiado, el 12 siempre expectante no retiró la mirada de las acciones en el primer tiempo que en contadas ocasiones arrancó un grito de emoción. 



 

Al término de los primeros 45 minutos el 12 abandonó su puesto para recobrar energía con una torta de lechón o un churro relleno que se localizaban a un costado de la cancha, estiró las piernas en los alrededores y mientras Gerardo Martino dialogaba con el equipo aprovechó para realizar un calentamiento ligero dominando el balón por si el entrenador tomaba la decisión de darle minutos en el campo.

Al minuto 55 el 12 llevó sus manos a la cabeza con los ojos cerrados, incrédulo vio como el árbitro revisó el VAR y marcó la pena máxima en contra del Tri por un jalón de playera de Héctor Moreno sobre Robert Lewandowski, “venga, Memo”, le gritó hasta el sonar del silbato. Contuvo la respiración y cuando Guillermo Ochoa detuvo el penal, el 12 gritó con euforia y aplaudió la proeza, vitoreó su nombre con brillo en los ojos y el alivio de haber mantenido el cero en el marcador.  

Con las pocas llegadas hacia el final del encuentro, al 12 no le quedó más que mantenerse firme al filo de la cancha, aplaudió el esfuerzo al cambio de Alexis Vega y Héctor Herrera, sin embargo, las insinuaciones ofensivas posteriores del Tri no tuvieron recompensa. Los siete minutos de agregado se diluyeron y, al silbatazo final, el 12 volvió a aplaudir a sus compañeros, con el grito ahogado de gol en el pecho, se retiró a la concentración a preparar el encuentro ante Argentina.

El 12 en el mundial por Cristian de Lira



Show Full Content

About Author View Posts

Cristian de Lira
Cristian de Lira

Cristian Gerardo de Lira Rosales. Edición y fotografía. De temple relajado y reflexivo, curioso y observador. Gustos por descubrir nuevos sabores y probar buena cerveza. Intereses en temas ambientales, culturales y deportivos, villamelón del futbol. En busca de contagiar el ánimo por participar.

Previous Mejoramiento genético fortalece la ganadería en Aguascalientes 
Next LJA 23/11/2022
Close

NEXT STORY

Close

El crecimiento demográfico proyecta nuevas áreas de oportunidad en el sistema de Limpia

06/06/2016
Close