Brahms, Strauss y Schumann en el sexto concierto de temporada/ Orquesta Sinfónica de Aguascalientes  - LJA Aguascalientes
03/12/2022

Ya en varias ocasiones el maestro Rodrigo Sierra Moncayo ha dirigido la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes y lo ha hecho una vez más en el sexto concierto de la cuarta temporada 2022 de nuestra máxima entidad musical, un concierto que inició con la Obertura del Festival Académico, Op. 80 de Johannes Brahms, después disfrutamos del Concierto para Corno, Op.8 en do menor de Franz Strauss con la participación de la maestra Rocío Aiko Arai Nava en el instrumento solista. El concierto terminó con Sinfonía No.4, Op.120 en re menor del atormentado Robert Schumann. Como vemos, se trata de un programa en el que se presentan tres compositores alemanes del romanticismo, dos de ellos, Brahms y Schumann unidos por una cercana amistad y mutua admiración, y el otro, Franz, a pesar de maravillosas obras compuestas por él, es más conocido por ser el padre del también compositor Richard Strauss, quien llevó al límite durante el neo romanticismo el concepto de poema sinfónico, sin descartar sus imponentes óperas.

Por otro lado se trata de un programa cuya estructura responde al esquema básico de un concierto sinfónico: obertura, concierto y sinfonía.

La Obertura del festival Académico de Brahms es una obra independiente que no precede a ninguna ópera ni oratorio, es una obertura con vidas propia e independiente que el maestro compuso para corresponder a la generosidad de la universidad de Breslau al conceder al compositor el nombramiento de Doctor Honoris Causa, fue compuesta el mismo año, 1880, que su hermana gemela, la Obertura Trágica, el propio Brahms decía que una sonríe mientras que la otra llora.



 

Desde esta primera obra percibimos con agradecimiento y entusiasmo el puntual y preciso trabajo del maestro Sierra Moncayo, siempre claro en lo que quiere y sin duda la orquesta entendió perfectamente su manera de entender y hacer la música, como ya lo mencioné líneas arriba, no es la primera vez que se presenta al frente de nuestra orquesta, recuerdo, de hecho, haberlo visto dirigir en el Teatro Aguascalientes sentado en una silla de ruedas como consecuencia de una fractura sufrida durante la semana de ensayos previa a un concierto, pero respetando la música como una prioridad.

El sexto programa continuó con el Concierto para corno, Op.8 en do menor de Franz Strauss contando con la participación de la maestra Rocío Aiko Arai Nava, ella es integrante de la sección de cornos de la propia Orquesta Sinfónica de Aguascalientes y además es integrante del Quinteto Saturnino, un ensamble de música de  cámara de alientos que hace muy pocas semanas presentaron en un concierto en el Museo Aguascalientes el disco Cinco al Viento, una grabación que contiene la obra de cinco compositoras emergentes de México, completa el quinteto con Rocío Varela en la flauta, Uriel Vélez en el oboe, Erick Rivas Lona  en el clarinete, Griselda Herrera en el fagot y ella, Rocío Aiko Arai Nava en el corno francés, por cierto, mientras escribo lo que generosamente estás ahora leyendo, escucho precisamente esta grabación que generosamente me obsequió la maestra Griselda Herrera con quien coincidí en la Escuela Diocesana de Música Sacra hace apenas unos días.

Es un concierto breve en su duración pero intenso y profundo en su contenido, no cuenta con una cadenza que permita el lucimiento del solista, aunque es posible ampliar un breve fragmento, finalmente la cadenza es esa parte del concierto en donde el compositor permite la elocuencia del solista, hay conciertos en donde el compositor escribe la cadenza o deja que el solista haga la propia, de esta manera podemos encontrar conciertos que cuentan con más de una par de cadenzas.

Aunque la maestra hizo una interpretación solvente, no pude evitar dejar de percibir cierta inseguridad en el segundo movimiento, Andante, problema que no tardó en solucionar y recobró la seguridad para el movimiento final, Tempo I. Pero es obvio, no es fácil pararte en el escenario y enfrentar el compromiso de ejecutar un concierto como solista, esta obra de Franz Strauss, aunque breve, es de alto nivel de exigencia, es una obra virtuosa que exige y demanda todo del intérprete, así que no podemos dejar de reconocer el trabajo realizado y aplaudir su ejecución, que salvo ese pequeño percance, fue de excelente nivel.

El concierto terminó con un referente del lenguaje sinfónico del romanticismo, la Sinfonía No.4 de Robert Schumann, la última de las cuatro compuestas por el maestro fue sometida a una serie de revisiones, Johannes Brahms, muy cercano de Schumann, aunque muy entusiasmado por la versión original, trabajó en una mezcla de la primera versión con la revisión posterior  haciendo un híbrido que la verdad se alejó mucho del contexto original de la sinfonía. Entiendo que lo que escuchamos el viernes 18 de noviembre  fue la primera versión de la Cuarta de Schumann con un excelente trabajo del maestro Sierra Moncayo.

El viernes 25 de noviembre disfrutaremos del séptimo concierto y con el que casi termina ya la cuarta temporada del año que será el primer fin de semana de diciembre con el ballet el Cascanueces de Tchaikovsky. El séptimo concierto inicia con música de Leo Delibes: Le Rois s’amuse: Six airs de  danse dans le style ancien. Tendremos después de Hernández ramos  Windmug, concierto para violín y grupo instrumental con la participación de la maestra Carla Elizabeth Benítez Ruíz como solista al violín. Después del intermedio disfrutaremos de la Sinfonía No.2, Op.55 en la menor del compositor francés Camille Saint-Säesn, la dirección estará a  cargo del maestro Christian Gohmer. Nos vemos en el Teatro Aguascalientes el viernes a las 20.30 horas para disfrutar juntos del gran acontecimiento de la música.



Show Full Content
Previous La Purísima… Grilla: La arena estaba de bote en bote
Next Cambio climático y sexta extinción: nuestra responsabilidad
Close

NEXT STORY

Close

Se impartieron talleres sobre Órdenes de Protección a mujeres y niñas

23/11/2021
Close