Día 5. Llegó el favorito. - LJA Aguascalientes
04/02/2023

Carlos Aguirre

El equipo que más exigencia ha tenido y mejor ha salido de su prueba es Brasil. Si con España vimos la utopía del juego, con Brasil, la belleza. Serbia le exigió a Brasil en cada centímetro del campo, no lo dejó de morder ni un segundo, con fuerza e inteligencia. Pero Brasil, como versa su bandera: con orden y progreso, regaló una exhibición de un fútbol práctico y bello. El gol de Richarlison es el mejor de la Copa hasta el momento. Como siempre, Neymar se vio muy bien con su selección, quien demostró ser favorita para la copa. La mejor exhibición de la jornada. 

 

De la mejor a la peor, Uruguay y Corea nos regalaron un partido aburrido. Trabado y cerrado. Aunque en papel, la Celeste es más pieza que la coreana, la realidad es que los de Asia demostraron talento en todas las líneas. Son Heung comandó a su equipo hacia la paciencia y sumar su primer punto. Ni Suárez, Cavani o Núñez lograron marcar diferencia. 

 

Suiza es un ejemplo de la globalización, Rodríguez y Embolo son muestra de la migración y la apertura de fronteras. Como una broma del destino Embolo, vestido en la playera de Suiza marcó contra Camerún, el país que lo vio nacer. El fútbol regala esas pinceladas como reflejo de la vida. La migración es un fenómeno global al que no debemos cerrar los ojos ni las puertas, y en ocasiones podemos ver fotografías como las de Suiza abrazando y Embolo pidiendo perdón por el gol. Suiza, como reloj, no se equivocó y sumó. 

 

Apareció en escena Cristiano Ronaldo, demostrando su buen estado físico, su impecable salto al competir el balón y su precisión en los tiros penales. Portugal sufrió y Ghana resistió hasta el final. Por los dos lados hubo festejo del “siu”, como fenómeno global. Un bonito partido que parecía estar sentenciado al 0-0, que resistió hasta el 65. Félix, muestra del cambio generacional, Ronaldo, el emblema de una era y Ghana el símbolo de la resistencia africana. Las pinceladas plurales de la Copa, son bellas. 

 


Terminó la primera jornada con algunas conclusiones que no concluyen: 

 

El peor equipo fue Costa Rica: no opuso resistencia, ni orden ni poquita velocidad. 

 

El mejor, Brasil: jugar bonito y preciso es algo en peligro de extinción. 

 

El mejor gol, el de Richarlison. 

 

La sorpresa, más que Arabia, me parece Japón, tienen más posibilidades de construir algo medianamente sería en la Copa. 

 

La decepción es Argentina, que no pudo combatir el bloqueo árabe. 

 

El mejor DT, Renard, su pasión y motivación llevó a su equipo a no tener y ganar el mejor partido de su historia. 


Show Full Content
Previous La perfomance empieza de cero: Cuarto Encuentro Internacional de Performance No lo Haga Usted Mismo, en Aguascalientes
Next Presentarán nuevo programa de apoyo a las mujeres víctimas de violencia en Aguascalientes
Close

NEXT STORY

Close

El sistema jurídico también debe proteger a las comunidades y pueblos indígenas

16/02/2019
Close