La Scaloneta, el motor de la esperanza argentina en Qatar 2022 - LJA Aguascalientes
08/12/2022

CIUDAD DE MÉXICO.- Argentina llega a Qatar como la selección llamada a romper con la hegemonía de los combinados nacionales europeos en Copas del Mundo, pues las últimas cuatro ediciones del certamen más importante en el orbe futbolístico han sido conquistadas por alguna nación del viejo continente.

Entre los factores que intervienen en dicha confianza sobre la Albiceleste, están: el invicto de 36 encuentros (25 victorias y 11 empates), la obtención de la Copa América 2021, además de que, probablemente, será el último Mundial de Lionel Messi, y qué mejor manera de retirarse de la selección que teniendo al mundo entre las manos.

Todo esto ha sucedido bajo la dirección técnica de Lionel Scaloni, incluso a su gestión ya se le denomina “la Scaloneta”.



 

La confianza sobre esta selección es palpable tanto en la afición como en los medios de comunicación argentinos. Y, a propósito, Proceso entrevistó a Roberto Parrotino, periodista del Tiempo Argentino, y a Ezequiel Fernández Moores, periodista La Nación.

En Rusia 2018, Argentina se enfrentó a un difícil rival en octavos de final, Francia, la futura campeona de ese Mundial la derrotó 4-3. Aquel combinado nacional fue dirigido por Jorge Sampaoli y entre su cuerpo técnico se encontraba Lionel Scaloni, quien fungió como su asistente técnico.

Parrotino explica que la llegada de Scaloni al banquillo de la Albiceleste es casi como un guion propio de una película en la que las casualidades y el destino mismo forman parte central de la trama. Tras la caída ante los galos en la tierra de los zares, la Asociación del Futbol Argentino (AFA) determinó concluir el ciclo de Sampaoli e iniciar la era de Scaloni.

Prácticamente 15 días después acabado el Mundial de Rusia, la Selección Argentina Sub-20 arribó a España para disputar el Torneo de L´Alcudia. Lionel tomó el cargo de director técnico y Pablo Aimar lo hizo como su asistente. Argentina conquistó el certamen al vencer 2-1 a Rusia. Después de levantar el trofeo de campeón, y dirigir de manera interina en seis partidos amistosos a la selección mayor, Scaloni firmó un contrato de dos años para oficializar su cargo como director técnico de Argentina.

Pero el proceso que ha encabezado el actual timonel de la Albiceleste no ha sido una tarea sencilla. “El cargo de entrenador de la Selección Argentina tras la salida de Sampaoli tenía entrenadores cantados, nombres que contaban con trayectoria, experiencia y títulos; quizá el principal era Diego Simeone, aunque no existe un pronunciamiento oficial de la AFA o suyo para confirmar dicho acercamiento. Aunque se ha especulado que sí lo hubo, y que Simeone dijo que mientras Messi estuviera en la selección él no iba a entrenarla”, comenta Parrotino.

“También se habló de Marcelo Gallardo, entrenador de River Plate que produjo una revolución en el futbol argentino debido a su constancia, títulos ganados, el buen manejo de grupos, por el armado de diferentes equipos con diferentes estilos. No se sabe si le ofrecieron el cargo. Lo que sobrevoló es que mientras Claudio Tapia siguiera siendo el presidente de la AFA, Gallardo no iba a trabajar ahí”.


El periodista agrega un último nombre: “Lo que sí estuvo cerca de suceder, es que Tapia le ofreció el cargo a Mauricio Pochetinno, por su paso como entrenador en equipos europeos (Espanyol, Southampton, Tottenham, PSG). Sin embargo, Pochetinno dijo que no. Se tenía que ocupar ese cargo y Scaloni aceptó”.

Parrotino es tajante al decir que en un inicio la decisión de Tapia para acercarse con este técnico fue severamente criticada. “Cuando se supo la decisión fue común escuchar: ´¿Qué ha hecho Scaloni para ser el técnico de Argentina?´. Y es cierto, no tenía antecedentes, porque nunca había dirigido ni a un club de Primera División ni una selección mayor, además, se le criticó por no haber renunciado a su cargo cuando Sampaoli se fue de la selección, decían que rompió un código. A mí eso se me hace una estupidez, al final él es un profesional”.

Roberto hace un breve recuento de la vida profesional de Scaloni, tanto como jugador como director técnico. Rememora su debut en Primera con Newell´s Old Boys; su paso a Estudiantes de la Plata; el llamado de José Pékerman a la Selección Argentina Sub-20 que terminó conquistando el Campeonato del Mundo de Malasia 1997 y en donde compartió el campo con jugadores como Leandro Cufre, Walter Samuel, Esteban Cambiasso, Juan Román Riquelme y Pablo Aimar; su llegada con 20 años al futbol europeo, continente en donde jugó 17 años, mismo sitio que vio su retiro tras defender los colores del Deportivo La Coruña, West Ham United, Racing de Santander, Lazio, Mallorca y Atalanta.

“Cuando empiezas a retroceder en la historia de Scaloni te das cuenta de que no fue un futbolista que pasó caminando. Por supuesto que jugar tantos años en Europa, en grandes equipos y a un buen nivel no es tarea fácil, además, fue campeón del mundo con la Sub-20. Cuando tomó el cargo como director técnico se le menospreció con una total simpleza y falta de criterio, pero Lionel no es alguien ajeno a la más alta competencia futbolística. Fue un lateral-volante aguerrido y ahora desde el banquillo lo sigue siendo”.

Parrotino destaca que no solo la elección de Scaloni resultó ser acertada, sino la decisión de éste para integrar su cuerpo técnico.

“Este núcleo está compuesto por Scaloni, un jugador físico, enérgico, que terminaba siempre corriendo por la punta; Pablo Aimar, un pensante del juego (además, Messi ha reconocido públicamente que es su ídolo); y se complementa con Walter Samuel y Roberto Fabián Ayala, dos defensores duros, unos muros. Y con todos compartió al menos un partido jugando para la selección”.

Reencontrarse con estos nombres tiene una carga simbólica para dos generaciones: una que les vio jugar, que creció con ellos hasta verlos retirarse; otra que quizá no sabía quiénes eran, pero que los identifican por ser quienes estuvieron presentes en la conquista del primer título de Messi con la selección mayor.

Ezequiel Fernández Moores añade que Lionel “no tuvo miedo de rodearse de exjugadores que en términos del futbol argentino fueron más importantes que él. Pero al mismo tiempo, estos exfutbolistas, al igual que él, son de perfil bajo, eso es algo que le gusta a los jugadores actuales, porque la atención está en lo que pasa dentro del campo y no fuera de él”.

A estos nombres hay que sumar los de Luis Martín (preparador físico principal), Rodrigo Barrios (PF alterno), Martín Tocalli (entrenador de arqueros) y Matías Manna (videoanalista).

Ambos periodistas concuerdan en que el punto de inflexión en la gestión y acercamiento de Scaloni con el grupo ocurrió tras la derrota de 2-0 que sufrió Argentina ante Brasil en las semifinales de la Copa América 2019.

“Cuando Messi explota contra la Conmebol y dice que ésta es corrupta, hubo un cambio de carácter en la selección. Se hizo un buen torneo, no se ganó, pero ahí comenzó realmente el nuevo camino y la afición lo comprendió”.

Desde aquella derrota ante Brasil, Argentina no ha vuelto a perder y ostentan un invicto de 36 encuentros, 25 victorias y 11 empates. En Qatar podría romper la marca histórica que, hasta el momento, le pertenece a Italia con 37 partidos sin conocer la derrota (entre octubre de 2018 a octubre de 2021).

En este entramado, Scaloni buscó renovar los nombres de los convocados. De acuerdo al sitio web Goal, desde que Lionel se puso al frente de la selección mayor en septiembre de 2018 hasta noviembre de 2022, llamó a 92 jugadores, y 75 de ellos vieron acción en el terreno de juego.

“En este armado del equipo entraron muchos jugadores nuevos y jóvenes, era algo que no hizo Sampaoli en su momento y se le criticó por ello, se quedó a mitad del camino. Y aparecieron: Emiliano ´Dibu´ Martínez, Cristian ´Cuti´ Romero, quienes debutaron un año antes de que la selección ganara la Copa América en 2022. No tenían experiencia, pero se afianzaron y de hecho no conocen la derrota vistiendo la albiceleste”, menciona Parrotino.

“Ahí tienes un arquero y a un número dos, puestos clave. Sampaoli llegó a comentar: ¨Dime quién es tu número 5 y te diré cómo juegas´, su 5 en Rusia fue Mascherano y no Leandro Paredes, que era quien se perfilaba para serlo. ¿Quién puso de 5 a Paredes? ¿Quién le dio una preponderancia en la realización del juego? Scaloni. En el medio de todo eso se descubrió algo que sorprendió a propios y extraño, a Rodrigo De Paul como una conexión entre la parte más defensiva y ofensiva. Además de tener a Messi, tienes a Lautaro Martínez”, concluye el periodista del Tiempo Argentino.

No se puede dejar de lado que de los 26 jugadores argentinos que fueron convocados en la lista final de Qatar 2022, 19 disputarán su primera Copa del Mundo. Del total, 9 juegan en España, 6 en Italia, 5 en Inglaterra, 2 en Francia, 2 en Portugal, 1 en Alemania y 1 en Argentina.

Lionel Messi es el futbolista que mayor número de participaciones tiene en Mundiales con 19 partidos en cuatro ediciones distintas (Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018). Por lo tanto, Messi entrará a la lista de jugadores que han disputado cinco Copas del Mundo. Dicho sea de paso, la media de edad de esta selección argentina es de 28 años. Mientras que Scaloni es el director técnico más joven que participará en Catar 2022, con 44 años.

Para Roberto Parrotino algo de esta selección con lo que se ha identificado la gente es la manera en la que juega. “Se acabó la Messidependencia y el intentar tocar el balón como si fuéramos el Barcelona. Es cierto que Messi importa, pero Scaloni se preocupó primero por armar un grupo y después insertar a Lio ahí. Estos futbolistas representan el estilo ´de la nuestra´, del futbol argentino, el pase corto para llegar lejos; el futbol físico y de toque se complementan. Y cada jugador se sacrifica por su compañero porque se ven como iguales”.

Ezequiel Fernández Moores, manifiesta que este equipo no juega de manera vistosa. “Trabaja los partidos poco a poco, en ese sentido se parece a la selección de Carlos Salvador Bilardo del Mundial de México 1986. Es un equipo que pareciera sufre debido a las críticas, pero psicológicamente están por encima del rival y de todo”.

La unión de este grupo se materializó con la obtención de la Copa América 2021, victoria que significó aún más al vencer a 1-0 a Brasil en el Estadio Maracaná. No solo representó el cortar con una sequía de 28 años sin título en selección mayor, sino que, además, se convirtió en el primer campeonato que Messi también con la mayor.

“La afición tiene una confianza bárbara para este Mundial debido a que esta selección sí gana y porque se nota que hay un grupo unido. Tan solo basta recordar esa imagen de Lío en 2021 en el Maracaná celebrando por fin un título con la selección después de cuatro finales perdidas (Copa América Venezuela 2007, Mundial Brasil 2014, Copa América Chile 2015 y Copa América Brasil 2019). Verlo arrodillarse y cómo todos los jugadores fueron a rodearlo, abrazarlo y levantarlo, refrendó la unión que tienen”, explica Ezequiel.

Y esta ratificación de equipo y de victoria volvió a aparecer el pasado junio de este año, cuando Argentina se impuso 3-0 ante Italia por la Copa de Campeones Conmebol-UEFA en la también llamada “la Finalissima”. La Scaloneta se convirtió en una realidad.

Acerca de los procesos que más entusiasmaron a la afición y la identificación que ésta tuvo con estos, Parrotino particulariza: “La selección de Bielsa en Corea-Japón 2022 volaba, pero los futbolistas no demostraban cercanía con la gente y bueno, sabemos que ni siquiera pasaron de fase de grupos. Cuando estuvo Diego Armando Maradona al frente en Sudáfrica 2010, la identificación de la afición era más con él que con la propia selección; Maradona buscó hacer el milagro y terminó en tragedia. Y aquel grupo de Alejandro Sabella en Brasil 2014, entusiasmó con el paso de los juegos, aunque nunca terminó de jugar bien, quizá su mejor partido fue en la final contra Alemania y la perdió”.

Ambos periodistas comparten que en el papel, Argentina pasará la primera fase (se encuentra en el Grupo C junto a México, Polonia y Arabia Saudita). Y que se espera que al menos llegue a cuartos de final, aunque antes, en octavos, posiblemente tendría que enfrentarse a Francia, Dinamarca; la primera es la actual campeona del mundo y la segunda llegó a semifinales de la Eurocopa 2021 y quedó primera de su grupo para clasificar al Mundial.

“La afición tiene expectativas altas con esta selección, pero a este equipo no le sobran cosas, de ser campeona del mundo va a ganar con lo justo. No es un equipo virtuoso, aunque sí es unido. Y no hay que olvidarnos de otro factor, llegan con futbolistas recién recuperados de sus lesiones y que debido a esto tuvieron poca actividad en los últimos tres meses”, comenta Ezequiel.

Parrotino y Ezequiel agregan dos puntos a considerar para que esta Argentina sobresalga en Qatar 2022: Posiblemente sea el último Mundial de Lionel Messi, el líder del grupo, por lo presupuestan que el equipo se convertirá en su escudero para lograr que se vaya por la puerta grande de la selección. Y el último punto, tiene que ver con Maradona, los periodistas argumentan que los argentinos de una manera u otra ponían la figura del Diego en la selección como presión, por lo que consiguió en México 86 y el propio Maradona no quedaba exento de ello, así que el conquistar la Copa del Mundo sería un homenaje al Pelusa.

Como futbolista, Lionel Scaloni solo acudió a una Copa del Mundo, a la de Alemania 2006 y, fue precisamente ante México, en octavos de final, que disputó sus únicos minutos. Falta ver si desde el banquillo podrá trascender y conseguir en un Mundial lo que no logró desde el césped.


Show Full Content
Previous Rumbo a Qatar, avión de la Selección de Polonia es escoltado por cazabombarderos hasta la frontera
Next Elon Musk somete a encuesta en Twitter si restituye la cuenta de Trump
Close

NEXT STORY

Close

Más de tres millones de pesos costó el evento en el que rindió protesta Teresa Jiménez, alcaldesa de Aguascalientes

30/01/2020
Close