Falsación del 4Teísmo/ Opciones y decisiones  - LJA Aguascalientes
24/06/2024

Avanzamos al tercer puntal de nuestra plataforma noética, para proponer Políticas Públicas capaces de inspirar, diseñar y estructurar un futuro viable y sustentable para México en su devenir como nación; hablamos ahora de la   secuela final creada por Peter Sloterdijk, como Esferas III, Espumas, Esferología plural, Ediciones Siruela, S.A., 2006, 2014. En la que anticipa todo un mensaje cifrado, cargado intencionalmente bajo el concepto de Espumas.

Recordemos que construir un marco teórico que nos sirva ya sea para falsear o bien afirmar una hipótesis de trabajo, apegada al método científico, adquiere fuerza de conocimiento y plausibilidad tanto metodológica como funcionalidad en la práctica, en la medida que derive de un conocimiento previamente probado y sustentado, es decir de un saber teórico que ya tiene solidez y veracidad en sí mismo. En suma, se trata de un procedimiento con base en metodología científica que apunta hacia la consecución de un objetivo tangible, superar las desigualdades imperantes en la estructura social que conformamos como país, mediante un impulso decidido al crecimiento y desarrollo de los bienes y satisfactores de las necesidades esenciales que manifiesta nuestra sociedad de pertenencia, en la búsqueda de un futuro mejor y más justo para todos.

El propio autor, en este tomo III de su magna obra tiene el buen talante de precisar sus alcances precisos. Esferas adquiere el rango de un concepto fundamental. Esferas I versa sobre el espacio humano (Cfr. Nota. Loc. 89). Se trata . de una microsfera, en tanto que un sistema de inmunidad espacial anímico (moral, si se quiere), muy sensible y capaz de aprender. Inicia literalmente ab útero, primero bipolarmente, luego pluripolarmente en etapas más desarrolladas; posee la estructura y dinámica de un entrelazamiento animante de seres vivos, (Loc. 101). Relación que la tradición consigna con conceptos sonoros como amistad, amor, comprensión, consenso, concordia y communitas. Incluso la expresión, venida a menos, de solidaridad (Loc. 112). Quien quiera puede leer Esferas I como una inmersión en el abismo del nerviosismo ontológico frente a lo coexistente, lo otro, lo extraño. Un primer nicho ecológico del ser humano, (Loc. 124).

Esferas II. Se trata de un gran relato de la expansión de lo anímico en la serie ininterrumpida de las ocupaciones imperiales y cognitivas del mundo. Se asemeja a una novela filosófica. La situación fundamental familiar tiene como símbolo arquitectónico a la cabaña; el programa expansivo pasa del pueblo a la ciudad, al imperio y, más allá, al universo finito, hasta que se pierde en el espacio ilimitado e inhabitable, (Loc.143). La existencia local se integra en la esfera absoluta, y el punto animado va inflándose hasta la esfera absoluta, (Loc. 148). Desde Plotino hasta Leibniz la consideración de las macrosfera fue la fuerza autoritativa de la ontología (Loc. 161). Entendemos por Modernidad, más bien convencionalmente, la época en la que se produce en el mundo antiguo la salida del monocentrismo metafísico. En ella se hizo volar el círculo mágico simple, que en otros tiempos prometía a todos los seres vivos la inmunidad de su Dios, Uno, es decir en la rotunda totalidad, (Loc. 190). La última esfera, para una historia filosófica de la globalización terrestre, al estilo de una consideración macrohistórica. Llamamos terrestre a la globalización que sigue a la metafísica y antecede a la telecomunicativa (Loc. 200). McLuhan postula una esfera de información, híbrida, global-tribal, que nos encerraría a todos nosotros, como miembros dichosos y obligados de la ‘familia humana’, en una única membrana universal, (Loc. 247). Él posibilita la integración de la humanidad en una comunidad psíquica supertribal. – El autor concluye preguntándose: ¿Quién puede ignorar que aquí se enseñaba una vez más, y quién sabe si no por última vez, la unidad de aldea global e Iglesia? (Loc. 258).

Esferas III, Espumas, ofrece una teoría de la época actual bajo el punto de vista de que la vida se desarrolla multifocal, multiperspectivista y heterárquicamente. Su punto de partida reside en una definición no-metafísica y no holística de la vida; su inmunización ya no puede pensarse con los medios de la simplificación ontológica, de la recapitulación en la esfera-todo lisa, (Loc. 266). Así como Bruno Latour ha hablado de un ‘parlamento de las cosas’, nosotros, con la ayuda de la metáfora de la espuma, pretendemos ocuparnos de una república de los espacios, (Loc. 270). Los análisis del tercer volumen tienen como suposición la de que el asunto de la vida no estaba realmente en buenas manos, ni con los representantes de las religiones tradicionales ni con los metafísicos…. ”no supieron remitirla a otra cosa que al placebo de la entrega a una simplificación celeste. Si esto es así, la relación entre saber  y vida hay que repensarla mucho más ampliamente aún de lo que se les ocurrió hacerlo a los reformistas del siglo XX. //La biosofía acaba de comenzar su trabajo, la teoría de las atmósferas se acaba de consolidar provisionalmente, la teoría general de los sistemas de inmunidad y de los sistemas de comunidad está en sus inicios… La sustitución de la sociología por la teoría de las redes de actores es una hipótesis con poca recepción aún… Sólo algo está claro: donde se lamentaban pérdidas de forma, aparecen ganancias de movilidad (Loc. 283). La festiva imagen de la espuma nos sirve para recuperar posmetafísicamente el pluralismo premetafísico de las ficciones de mundo. Ayuda a internarse en el elemento de un pensar diverso… (Loc. 294).

Detengámonos aquí, para paladear un poco el nuevo sabor de que se trata.

Iniciamos con una definición de espuma: “Un dato real, pero una hechura esquiva al contacto, que al mínimo roce abandona y revienta. Eso es la espuma” (Loc. 386). Es la miscibilidad de las materias más opuestas lo que en la espuma se convierte en fenómeno. “Tierra, unida a aire, produce espuma estable”. Por el contrario, “agua” unida a aire, produce espuma fluida-húmeda y efímera como la del oleaje del mar y la que se eleva de cubas de fermentación. Esta unión a corto plazo de gases y líquidos constituye el modelo del concepto usual de espuma (Loc. 392). – Y así continúa el regocijo por el descubrimiento conceptual de la espuma. Por ahora, deseo ofrecer una probada de lo que él puede aportarnos para dimensionar atinadamente el objeto que nos ocupa.

Dice el autor Peter Sloterdijk: La disciplina más cercana a esta teoría heterodoxa de la cultura y la civilización puede encontrarse, por el momento, en la astronáutica tripulada, pues en ninguna otra parte se pregunta tan radicalmente por las condiciones técnicas de la posibilidad de existencia humana en cápsulas que mantengan la vida. Loc. 564).

// Esta afirmación en pro de la seguridad y protección de la vida, de la misma existencia humana da por sentado la importancia de la adopción de una metodología correcta y apropiada que enfoque los asuntos y temas verdaderamente vitales para la sobrevivencia del clima, de la atmósfera que respira la sociedad.


– Por ello es relevante advertir que “la espuma es el engaño realmente existente -lo no-existente como un existente o como un simulacro del ser-“(Loc. 428). Situación o fenómeno que vemos plasmados, por ejemplo, en: – Los productos verbales de lo poco serio: espuma y castillos en el aire; el modo de existencia de los degenerados: escoria; las texturas nostálgicas de espíritus románticos: efervescencias almibaradas de una subjetividad que fermenta en sí misma. ¿Reconoce usted este lenguaje retórico que día con día es producido desde Palacio Nacional por el mismo titular del Ejecutivo? Mediante el cual induce verdadero aire insubstancial en temas y asuntos de grave importancia para las condiciones de vida de amplios colectivos de la sociedad mexicana, pronunciamiento que degrada, convierte en escoria asuntos y temas de vital importancia para conglomerados enteros de la sociedad: mujeres, enfermos, educandos, profesionistas, poderes alternos, militantes políticos no alineados, etc., etc.

Captamos con toda obviedad, “las rabiosas demandas vacías de los muchos descontentos con la política, o mejor aún, con todo: burbujas del lenguaje, originadas por remoción en los receptáculos de ilusiones colectivas” (Loc. 436). ¿Es o no esta la tipología predominante de lenguaje cotidiano que se expresa en los foros públicos, los medios de comunicación, las redes digitales, las transmisiones en la radio o TV?

 – “Se saben bien estas cosas cuando aparecen oquedades en el poder dejan una huella de frases reventadas” (Loc. 441). – Constatación que fácilmente podemos referir desde el persistente lexicón que emite inequívocamente y reiteradamente el presidente AMLO, como líder de la 4T.

 -“En la espuma, como en los castillos de naipes, los soñadores y agitadores están en casa” (Loc. 436). -No hay prototipo mejor identificado que el actual grupo en el poder, quienes a falta de eficacia y productividad administrativa, prorrumpen en descalificaciones, condenas y vituperios contra “los adversarios… conservadores y neoliberales”.

– “Sólo los seductores y los pícaros de guante blanco pretenden, partidarios de lo imposible, introducir a sus víctimas en su agitación sin fondo” (Loc. 443). – Estamos perfectamente conscientes de que precisamente en los sememas que emite el titular del Ejecutivo desde su atril de poder, reside la espuma de lo insostenible e inviable.

Para concluir este asomo a nuestra “espuma político-contenciosa”, podemos concluir con el dictum de Lucrecio: -“La espuma es el uniforme de salida del nihil, de la nada de la que nada puede provenir”. Es lo inconsistente ‘sin edad alguna’ lo que se distingue por su esterilidad y falta de acción. Lo espúmeo existe… Lo que no tiene ante sí otra perspectiva que su desintegración es mera inflación, es la anécdota que ha llegado al poder, (Loc. 448).

Muestra, por tanto, de un tipo de análisis “aphro-lógico/espumoso” – a la manera de Peter Sloterdijk. Que nos permite concluir que sí es aplicable como fundación teórica-práctica de un sustrato noético para la emisión de Políticas Públicas moduladas y programadas estratégicamente para ser durables, productivas, benéficas, protectoras como una cápsula espacial y sustentables. Continuaremos. 

[email protected]


Show Full Content
Previous Historia de la UAA 06 El Instituto y el Positivismo/ Cátedra 
Next El Ejército y los Cuerpos de Defensas Rurales (CDR)/ Convicciones 
Close

NEXT STORY

Close

Ciatec se suma a proyecto de investigación con DIF estatal y universidades

14/04/2015
Close