México necesita otro Juan Escutia/ Trabalenguas jurídico y político  - LJA Aguascalientes
24/06/2024

Cuenta la leyenda que un 13 de septiembre de 1847, en la Ciudad de México, fallece el cadete del Colegio Militar Juan Bautista Pascasio Escutia y Martínez, mejor conocido como “Juan Escutia”, al arrojarse del Castillo de Chapultepec envuelto en la bandera de México.  Tal osadía, sentó un heroico capítulo en la historia de México, al grado de recrear en las escuelas primarias dicho suceso, donde los niños se disfrazaban con ese colorido uniforme azul, simulando ser los cadetes del Colegio Militar o mejor dicho, los famosos Niños Héroes.

Según otros datos históricos -y no propiamente los del Presidente AMLO-, los niños héroes sólo fueron un mero truco publicitario del ex presidente de México Miguel Alemán, sea verdad o sea mentira, ese día quedó marcado para la historia, se conmemora y hasta circularon billetes de cinco mil (viejos pesos) con los rostros de aquellos desconocidos Héroes.

La cosa es, que México necesita otro Juan Escutia, y no necesariamente un cadete o alguien que opte por envolverse en la bandera de México y se arroje del Castillo de Chapultepec o de la Torre Latinoamericana, no, lo que realmente necesita es una persona que sea igual de perseverante y aventada como el renombrado Juan, para frenar los problemas que se viven en el país.

Son varios los problemas que acogen al país, inseguridad, corrupción, desempleo, entre otros, cada uno de ellos con características muy peculiares, y al parecer, difíciles de resolver para las autoridades competentes para ello, pues a la fecha no hay resultados.

Por ese motivo, el nuevo Juan Escutia, tendría que ocuparse de éstos y otros graves problemas, por ejemplo, para resolver el tema de la inseguridad, no sería necesario declarar una guerra contra el narco, como en su momento lo hizo Felipe Calderón, pero sí, erradicando las células de poder alojadas en los gobiernos que trabajan a las órdenes de los grupos delictivos.

Imaginemos que sí se erradicaran esas células de poder, así se matarían paulatinamente dos problemas de un tiro, inseguridad y corrupción, obviamente quedarían pendientes los otros problemas, desde luego no se resolverían igual, aunque no dejan de ser una consecuencia de los primeros, es decir, la inseguridad y la corrupción son factores que alejan a los inversionistas en México, si no hay inversión, no hay fuentes de empleo.

Desafortunadamente, los Juanes o Juanas Escutia, que pudieran realizar esta difícil tarea, andan más preocupados por la carrera presidencial del próximo año, las “corcholatas” peleando entre ellos por ser los elegidos de su mesías, los ultraderechistas atacando a las “corcholatas” y los “satelitales” a la espera de ofrecer sus servicios al mejor postor.

Total, que “corcholatas”, “ultraderechistas” y “satelitales” ni pichan, ni cachan, ni dejan batear, únicamente entorpecen el trabajo, se manifiestan cuando quieren, reforman las leyes el día y hora que les da su gana, eso sí, para lo que realmente importa ni pio dicen, mejor las organizaciones civiles exigen a sus gobernantes que cumplan con la Ley.

Ejemplo de lo anterior, son los amparos promovidos por organizaciones civiles -Consejo Nacional de Litigio Estratégico- solicitando se designen a los Comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, tal vez no se ha logrado el objetivo, pero por lo menos están haciendo algo.


Esperemos que ese Juan o Juana Escutia, no tarde en aparecer y cuando lo hagan, se tomen muy enserio el papel de gobernante, de lo contrario, la Nación lo demandara a un costo muy alto en las urnas electorales, sea con votos de castigo o abstencionismo, así que piénselo muy bien Juan o Juan Escutia, recuerde que los mexicanos tenemos buena memoria.

[email protected]


Show Full Content
Previous Nacho y la pedagogía política para disfuncionales/ Cocina Política 
Next Ya giran invitaciones a los posibles consejeros ciudadanos de MIAA
Close

NEXT STORY

Close

¿De qué hablamos cuando hablamos de política?/ El peso de las razones 

04/04/2022
Close