Del “no oigo” al control de daños/ Bravuconadas  - LJA Aguascalientes
26/02/2024

El pasado miércoles 16 en el curso de la mañanera, en el salón Tesorería de Palacio Nacional, varios periodistas cuestionaron al presidente Andrés Manuel López Obrador, si en la reunión de seguridad pública previa a la conferencia, se había tocado el tema de los cinco jóvenes desaparecidos en Lagos de Moreno, Jalisco, y sí había un posicionamiento de su parte, a lo que respondió con un chiste. “Ayer me decía un amigo que decía su esposa ‘Que me des 200 pesos para ir al mercado’; ‘No oigo’ (respondía su esposo). A ver por el otro. ¡Qué me des 500 pesos para ir al mercado!’ (le gritaba su esposa). Mejor los 200”, comentó entre risas el mandatario.

La respuesta de una buena parte de la opinión pública fue un contundente rechazo al abuso de la forma de López Obrador de construir su narrativa con relación a la ya dramática situación de la realidad mexicana en gran parte del territorio nacional, donde los casos, como el de los cinco jóvenes de Lagos de Moreno o el de los cuerpos descuartizados encontrados en Poza Rica, Veracruz, son un recurrente cotidiano, ¿normal? Anabel Hernández, en su participación en la Mesa de Análisis del programa Aristegui en vivo del mismo 16 de agosto, señaló la terrible postura del presidente López Obrador, que, aunque reconoce que la respuesta obedece a su personal estilo de hacer política, pero no deja de ser una falta de respeto a la investidura presidencial, aunque la periodista la identifica con un eslabón importante en el sistema criminal que hoy señorea en el país. Donde los grupos criminales son una pequeña parte ejecutora en el funcionamiento de dicho sistema, mismo que se complementa con el actuar de algunos empresarios que le proporcionan la logística, les lavan dinero, o de políticos como senadores, diputados, gobernadores, alcaldes que les facilitan su actuar, y remata: y el mismo López Obrador, con esta indolencia y negación desde el poder ante la conducta criminal de este sistema contra los mexicanos.

En el mismo programa, el analista Gabriel Reyes, concentró su opinión al poner énfasis al señalar que el presidente escucha sólo lo que quiere, poniendo en el centro de sus prioridades el estar cuidando las estadísticas o las encuestas de su imagen personal. Finalmente, el politólogo Alfredo Figueroa, remató con que México está en la antesala de una crisis política y social de enormes dimensiones y que urge resolver antes de la llegada de un Milei mexicano, y que, ante la actitud de este gobierno, se alce y atraiga la atención de la ciudadanía nacional.

Estas opiniones condensan de alguna manera el sentimiento provocado por López Obrador ante la opinión pública nacional. Su clásico posicionamiento respecto al tema de la inseguridad pública en el país, que se resume, como una receta de aplicación general a la situación que hoy vive el país, en el “estamos requetebién”, y al señalar que todos esos comentarios son “mera politiquería de sus adversarios neoliberales y conservadores de la mafia en el poder”, no vemos la forma que se lo pueda decir directamente a los padres de los cinco jóvenes o a la población de Lagos de Moreno, o la pozarricense en Veracruz.

Por su parte, solícito, como siempre, Epigmenio Ibarra, defiende de ese enojo social a su mecenas presidencial, y llama en un tuit a las críticas expresadas como meras infamias. Dispara su escopetazo contra todos los que desde siempre han asumido una postura crítica frente a la conducta del actual huésped de Palacio Nacional, y lo justifica (rechinando los dientes y llenándose el rostro de cenizas) aduciendo en su tuit reivindicador que “La mañanera había terminado no se escuchó a nadie hacer preguntar sobre ese crimen atroz”. El consejo de los asesores presidenciales fue el de siempre, victimícese y sáquele jugo al entuerto. Y así fue. Los días siguientes, la víctima de la “infamia” era justamente Andrés Manuel López Obrador, los jóvenes desaparecidos y los asesinados en Poza Rica, se volvían casi “cómplices” de la conjura contra él.

Todo esto sucede en un momento complicado del escenario nacional que impulsó el propio presidente desde distintos frentes y ámbitos. La inseguridad rampante e incontenible por todo el país, los conflictos internacionales con el poderoso socio y vecino del norte por el tema del maíz transgénico, y que ya ha llamado a la constitución del panel de controversias en el marco del TMEC, con previsibles consecuencias negativas contra la economía mexicana, si no logran justificar científicamente su posición; la crisis soterrada y dramática de los migrantes en ambas fronteras de México; la grave situación de la prestación de los servicios de salud pública a la población; el rechazo a los libros de texto en amplias regiones del país y las demandas ante el Poder Judicial Federal; y, lo que le roba el sueño a López Obrador, los conflictos internos entre sus corcholatas por las manifiestas irregularidades en su proceso de selección de su “Coordinador Nacional de la Cuarta Transformación” en septiembre próximo, complementado por el avance y contraste significativos de lo propio del Frente Amplio por México.

Así, la 4t, a través de su “líder moral” (!) y huésped sexenal en Palacio Nacional, estos últimos días ha debido invertirlos en manejar la coyuntural sordera presidencial, así como la insensibilidad popular revestida de indignación politiquera por la sangrienta situación que vive el país; así como direccionar y manipular los extintores del bienestar contra las conflagraciones inter corcholateras y ocultar el uso de recursos públicos y los descarados acarreos de la corcholata preferida del líder transformador. Los operadores políticos del mandatario están apurados y ocupados en manejar y minimizar los daños de la semana, en mucho provocados por la manifiesta insensibilidad y soberbia presidencial. Todo tiene consecuencias y en su oportunidad se harán sentir en la realidad nacional. El 2024, está a la vuelta de la esquina, pero, como alguien comentó con mucho tino: “Sí, pero en esa esquina también asaltan”.

[email protected]



Show Full Content
Previous Artificial pero bastante inteligente/ A lomo de palabra 
Next Realizan rehabilitación integral de predios en más de 200 pozos 
Close

NEXT STORY

Close

Más de 20 mil docentes festejaron el Día del Maestro

17/05/2015
Close