Orquesta Sinfónica de Aguascalientes  Primer concierto del cuarto capítulo 2023 - LJA Aguascalientes
14/04/2024

Si no me equivoco, y si me equivoco tú me corriges amigo lector, esta es la quinta vez que toca con la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes el maestro Elías Manzo, extraordinario joven pianista que en esta ocasión fue convocado para interpretar el cuarto de los cinco conciertos para piano compuestos por el genio de Bonn, Ludwig van Beethoven, y con esta obra inició el primero de los conciertos que integran el cuarto capítulo con el que nuestra máxima entidad musical cierra el año 2023, un año accidentado para nuestra Sinfónica que no obstante las dificultades que ha tenido que enfrentar, dificultades como tener que amenizar una corrida de toros, algo que transgrede la dignidad de la OSA entre otras adversidades, ha sabido sacar la casta y demostrar su capacidad y excelente nivel, y eso créeme amigo melómano, no está sujeto a discusión.

En efecto, con la interpretación del Concierto para piano No.4, Op.58 en sol mayor de Beethoven dio inicio el cuarto capítulo el pasado viernes 13 de octubre del año en curso en el Teatro Aguascalientes que hasta este momento sigue siendo la casa de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes, este primer concierto fue dirigido por el maestro Román Revueltas, director titular de la OSA, y como ya comentamos, el instrumento solista le fue encomendado al maestro Elías Manzo.

Solvente en su interpretación, comprometido con la obra, y apasionado en su manera de entender y hacer este concierto de Beethoven, el maestro Manzo se llevó los aplausos del público que otra vez, y a pesar de la escasa, quizás nula publicidad para este concierto, pobló con generosidad las butacas del Teatro Aguascalientes. Especialmente destacada fue su cadenza en el primer movimiento, sin menospreciar, por supuesto la cadenza del final del tercer movimiento, y a riesgo de parecerte exagerado, me parece que rasguñó el límite de lo que podríamos entender como una ejecución virtuosa, de verdad me dejó satisfecho, no impresionado, porque su talento y nivel técnico ya es conocido. No podemos saber con exactitud si las cadenzas que utilizó fueron las escritas por el propio compositor, o si recurrió a algunas de las que se han hecho posteriormente, algunas de las más reconocidas, además de las escritas por Beethoven, son la de Hans von Bülow, Ferruccio Bussoni, Wilhelm Kempff, Johannes Brahms, Clara Schumann, Ignaz Moscheles, Camille Saint-Säens entre otras, por eso es importante poder tener una charla previa con el solista, como en esta ocasión, o con el director huésped, depende sea el caso, lamentablemente el Instituto Cultural de Aguascalientes ya no convoca a ruedas de prensa como se hacía antes, cada jueves se convocaba a los medios a una rueda de prensa con el fin de conocer todos los pormenores del concierto, es una pena esta falta de interés por apoyar a la Sinfónica como esta entidad musical lo merece y por la importancia que representa para Aguascalientes.

El cuarto de los cinco conciertos de Beethoven marca ciertas diferencias muy puntuales respecto a sus otros conciertos, no sólo los de piano, también el de violín y el triple para violín, violoncello y piano, a diferencia de los demás conciertos, éste inicia con un breve soliloquio del instrumento solista, mientras que, en todos los demás casos, inician con un tutti orquestal preparando el camino para la entrada del solista, excepto el quinto en el que el solista entra después de un breve saludo de la orquesta, casi inmediatamente después del inicio de la obra, de hecho ningún compositor previo a Beethoven había iniciado un concierto convocando la presencia del solista, posteriormente Mendelssohn, a quien se atribuye haber rescatado esta obra, hace uso de este recurso de iniciar con el solista en su celebérrimo concierto para violín, aunque la orquesta tiene una breve, de verdad brevísima intervención para después dar paso al violín.

Después del intermedio disfrutamos de una de las obras más conocidas de Beethoven, incluso del lenguaje de la sinfonía, y es que cuando hablamos simplemente de la quinta, evidentemente nos estamos refiriendo a la de Beethoven, a pesar de que hay grandes quintas, verdaderos colosos del sinfonismo universal, como es el caso de la quinta de Tchaikovsky o la monumental quinta de Mahler, a pesar de todo esto, la quinta es y siempre será la de Beethoven.

Gran concierto la noche del viernes 13 de octubre en el inicio del cuarto capítulo de la Orquesta Sinfónica de Aguascalientes. La temporada continúa el día de mañana viernes 20 de octubre con un programa compuesto por el Poema de Neruda del compositor mexicano Blas Galindo, tendremos después El Sueño de una Noche de Verano, Op.21 de Felix Mendelssohn para concluir con la Sinfonía No.92 en sol mayor conocida como la Sinfonía Oxford de Franz Jospeh Haydn, a quien, por cierto, se atribuye la creación del lenguaje sinfónico. Dirige el maestro Román Revueltas.

El concierto, como ya lo comentamos, es este viernes 20 de octubre a las 20:30 horas en el Teatro Aguascalientes, por ahí nos saludamos si Dios no dispone lo contrario.


Show Full Content
Previous Animales comunitarios desde la criminología y la victimología
Next El compromiso de un editor
Close

NEXT STORY

Close

La agenda de México para cerrar el 2023 | Bravuconadas por Mario Bravo

12/11/2023
Close