Banquitos | La Purísima… Grilla - LJA Aguascalientes
24/05/2024

Palabrotas

Ocupados en los apuntes con que hablarán frente a los electores, los diputados de la LXV Legislatura le han dejado a sus asesores la tarea de redactar las iniciativas que aprueban, y es que no es lo mismo la demagogia que soltarán en busca de su reelección que los párrafos con que hacen como que trabajan, el Congresito se aventó la puntada de reformar los artículos 84 del Reglamento de la Ley Orgánica y el 93 de la Ley Orgánica del Poder Legislativo para establecer que los principios bajo los cuales se realizará el ejercicio del gasto en el Congresito serán la “disciplina presupuestal, austeridad, eficacia, transparencia, racionalidad, certeza y legalidad”, bonitas y grandes palabras, pero un insulto para la inteligencia de los aguascalentenses cuando, tras dos años que Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad reveló el escándalo llamado La caja negra de Aguascalientes, el robo (porque no se le puede llamar desaparición) de más de 140 millones de pesos que fueron cobradas por empresas fantasmas y otras investigadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Sí, ninguno de los miembros de la actual legislatura fue parte de esa estafa, el único que se reeligió y se despidió casi al mismo tiempo que llegaron las solicitudes de comprobantes al Congreso, hoy Luis Enrique García López, despacha como paje contreras de Florentino Reyes Berlié en la Secretaría de Gobierno de la administración de Teresa Jiménez Esquivel.

 

Cómplices

En el Congresito, cuando desaparecieron los más de 140 millones, en el Comité de Administración y la Comisión de Vigilancia estuvieron a cargo varios políticos que hoy, ante la proximidad de las elecciones, pueden asomar la nariz de sus escondites, como los panistas Gustavo Báez Leos y Karina Eudave, el priista Juan Manuel Gómez y el ecologista Sergio Augusto López o el morenita Heder Guzmán; mientras que otros se esconden en el cabildo de Leonardo Montañez, como los regidores Alejandro Serrano y Guillermo Alaníz; y en el colmo de colmos, una de las integrantes de los órganos encargados de permitir que se volaran los millones, Mónica Jiménez, hoy es comisionada en el Instituto de Transparencia del Estado de Aguascalientes (ITEA)… Ahí nomás para que no se nos olvide.

 

Transparencia

Para nadie es un secreto que la mano que mece la cuna para decidir al comisionado presidente del ITEA despacha en Palacio de Gobierno, y ahora que hay que buscarle sustituto a Marcos Javier Tachiquín después de renunciar al ITEA para recibir su premio como Magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa de Aguascalientes, se está realizando el proceso en el Congresito, ya ocurrieron las entrevistas a los aspirantes a comisionado, originalmente estaban convocados 14 personas, pero dos de ellas nomás no se dignaron a presentarse ante la Comisión de Transparencia y Anticorrupción: Mónica Patricia González Estrada, quien actualmente funge como directora de administración y finanzas del ITEA, y Elizabeth Zúñiga Díaz, quien trabaja en la Secretaría de Fiscalización del gobierno estatal, quién sabe por qué, ojalá no sea porque ya conocen el resultado del sentido del voto en el Congresito; atendimos la transmisión de los encuentros de los aspirantes con la Comisión que preside Yolytzin Rodríguez Sendejas, y destacamos la participación de dos de ellos:  José Luis Álvarez Sánchez y Luis Emmanuel Gaytán Ibarra, ambos tuvieron respuestas brillantes y dieron todo para ganarse el puesto de comisionado; ojalá se diera el cargo a uno de ellos, en verdad se lo merecen, aunque sabemos que no funciona así. 

 


Locura

No nos cabe duda que hay quienes se enferman una vez arriba del banquito de un cargo público y creen que el nombramiento es un pacto de sangre con quien los designó, y que eso les da derecho a aspirar a un cargo señalándose como favoritos, no hace mucho le contamos el caso de la titular del Instituto de Vivienda Social y Ordenamiento de la Propiedad, Claudia Gabriela Caudel de Luna, que corrió a personal del instituto porque no aplaudían cuando la funcionaria decía que la gobernadora Teresa Jiménez Esquivel ya le había prometido una diputación local. Esos funcionarios que juran que tienen comiendo de la mano a Jiménez Esquivel suelen hacerle muchísimo daño al gobierno, porque en sus aspiraciones suelen atropellar los derechos de otros, como Andrea Chávez, directora del Fideicomiso del Complejo Tres Centurias, quien se cree dueña del espacio público y puede disponer de él como se le venga en gana, como para desalojar a la asociación Raíces Hidrocálidas del Parque La Estación para entregárselo a un grupo de tianguistas, su grupo de apoyo con el que piensa podrá lograr una diputación local (¿nota cómo se repite la locura?), ayer Laura Trejo Juárez y José Ortega Carranco, anunciaron que ya habían interpuesto una denuncia ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Aguascalientes porque Andrea Chávez los quiere correr de un espacio del que obtienen ingresos más de 40 familias. Cuando demandaron a Claudia Gabriela Caudel de Luna, la titular del IVSOP tuvo que bajarle a sus pretensiones y recibió un coscorrón desde Palacio de Gobierno, eso vemos que le puede ocurrir a Andrea Chávez.

 

Ínfulas

Conocemos de cerca el trabajo de Raíces Hidrocálidas, han logrado darle vida a un espacio del que la pandemia alejó a sus visitantes, la asociación no son tianguistas que ocupan un sitio para sólo vender, los fines de semana organizan actividades culturales y artísticas donde se da cabida a las expresiones que las instituciones culturales tienen olvidadas, ante las ínfulas de Andrea Chávez, quien no se atrevió a darles la cara y simplemente les pidió que los desalojaran, Laura Trejo Juárez y José Ortega Carranco tienen toda la razón al solicitar la intervención de la gobernadora para llegar a un acuerdo, José Ortega lo explicó muy bien “este es un grito desesperado para la gobernadora Tere Jiménez con la finalidad de tener un diálogo constructivo porque la cultura y el arte no deben de ser amenazadas de ésta manera”, y sí, quienes paseamos a nuestros hijos por ese espacio, los que acceden a la oferta gastronómica, bailan al son del danzón o tienen la oportunidad de escuchar, gratis, a artistas locales como Checo Pacheco, sí vemos una amenaza en las aspiraciones de funcionarios menores que usan el espacio público para tratar de comprar seguidores. Nos unimos al llamado de Raíces Hidrocálidas, porque si se permite a Andrea Chávez salirse con la suya, corren riesgo otros espacios que están animando la convivencia y, con ello, reparando el tejido social, como el Bosque Urbano Tres Centurias o el que comenzó actividades recientemente al interior del Parque Hidalgo.

 

La del estribo

Toda nuestra solidaridad con uno de los artistas plásticos más grandes de Aguascalientes, Andrés Vázquez Gloria, quien recientemente fue despedido del Taller Nacional de Gráfica, institución que floreció bajo su coordinación. Al enorme maestro Vázquez Gloria lo echó de manera grosera el director de la Universidad de las Artes, Adrián Ruiz Romo; ¿otro que se subió al banquito de las aspiraciones? Rumor a voces es que a Alejandro Vázquez Zúñiga, titular del Instituto Cultural de Aguascalientes, le han impuesto a varios funcionarios, él sabrá si lo permite y por qué, lo que sí exigimos al director del ICA es que responda sobre los motivos del despido… Confiamos en que lo hará, mientras nos iremos el fin de semana al concierto de la OSA y caminar por La Estación; ánimo, salud y democracia (y para el lunes: rendición de cuentas).

 

@PurisimaGrilla


Show Full Content
Previous IMAC Aguascalientes rendirá tributo a víctimas del Covid-19 y más en LJA.MX, edición 24/11/2023
Next Martín Orozco sentenciado a cuatro años de cárcel
Close

NEXT STORY

Close

2.19 / Cocina Política

07/06/2016
Close