Emilio Carrasco (1957-2020) por Guadalupe Castorena - LJA Aguascalientes
27/02/2024

Emilio Carrasco Gutiérrez nació un día de San Francisco de Asís justo el 4 de octubre del año 1957 en la ahora Ciudad de México, pero su corazón fue zacatecano, y por su bondad del corazón, su obra plástica como pintura, grabado, escultura las personas lo hicieron ciudadano del mundo. 

Como anécdota un día la pintora Nuria Meztli, me comentaba que estaba en una galería de Italia y que le habían contado que estaría en persona el mismo Maestro Emilio Carrasco, a lo cual ella corrió para poderlo conocer, y cuando llegó ya no estaba, y yo le dije, ¿Emilio de Zacatecas? Y me dice sí, él… Y le dije, el maestro es mi amigo, me pidió que lo saludara y que lamentaba no haberlo conocido en Italia, que es donde vive la pintora mexicana. Con este breve relato supe el alcance que tenía nuestro buen amigo que por cierto conocí a través de Elena Bernal, escritora y teatrista de Aguascalientes que tiene una estrecha relación con la vida cultural de Zacatecas gracias a su padre que en paz descansé Francisco Bernal.

Emilio vivía en su palacio mental del “Bosque de la Utopía”, soñando en un mundo mejor, más amable y menos contaminado. De carácter alegre y de una gran capacidad para la conversación el gran maestro privilegiaba platicar de su familia como el pilar que los sostenía para hacer lo que le apasionaba la pintura y el grabado. Vaya para su esposa e hijos nuestro reconocimiento y agradecimiento para seguir conservando la obra. 

Emilio Carrasco sabía de la importancia del agua, del árbol, de las especies en peligro, conocía de los temas y estos eran incluidos en su obra. Como el artista que era les daba vuelta a los temas en su cabeza hasta que el “urraca interior” le decía cual era el camino hacia la gran obra colectiva que armaría. 

9 bienales de ex libris logró convocar, la mariposa, el burro, el árbol, entre otros temas y éste, el de la rana, del que les cuento:

Cierto día por la tarde sonó mi celular y era la llamada desde Zacatecas del Maestro Carrasco que me decía que en honor a la “Rana de Madriguera” Smillisca dentata, único vertebrado endémico de Aguascalientes y la región; se convocatoria la bienal de “Ex Libris”.

Elena Bernal fue la encargada de hacer el texto que serviría de marco a la invitación, la misma que llegó a varios países del mundo y que se concentra en esta sala. Ahora en el “Bosque de la Utopía” había nuevas especies de ranas endémicas de las regiones de las y los participantes. Ahora, la imaginación de los grabadores se veía inmersa en muchos escenarios (hábitats) donde la protagonista era “la rana”.

Argentina, Perú, Brasil, México, Italia, España, Holanda, Portugal, Francia, China, Japón, entre tantos otros países sólo multiplicado por el número de artistas que hacían caso a la convocatoria del Maestro.

Muchos años han pasado y la vida juega pasadas tristes que también son inevitables Emilio Carrasco ya no está en este mundo terrenal. Pero como dice la tan trillada “Por sus obras los conocerás” y el maestro Emilio ha trascendido más allá de su vida por su ejemplo de trabajo incansable, por lo que dejó en sus estudiantes y en sus discípulos, por su producción.


Quienes somos parte del Movimiento Ambiental de Aguascalientes, agradecemos al Maestro Emilio Carrasco y a su familia que la obra sea parte de nuestra colección con la que hemos apoyado a través de la cultura el tema ambiental y la cual nos ha dado un gran impulso, además de otros temas que hemos convocado desde la propia asociación como “arte correo” por erradicar el maltrato animal y las aves en libertad entre otros temas. 

Nuestro agradecimiento a Alejandro Zúñiga, director de la Casa de la Cultura de Aguascalientes, a Itzel Acero, coordinadora del recinto y a Ricardo Vega, coordinador de museos y galerías las facilidades para que este homenaje al maestro Emilio Carrasco se llevara a cabo.

El objetivo de seguir poniendo en la mesa el tema de los anfibios se debe a que son uno de los principales indicadores de contaminación y que han sido vulnerados a través del tiempo, destruyendo su hábitat y coartando su manera de estar en este planeta, su piel delgado los hace que puedan ser susceptibles a las aguas que no se tratan correctamente y se vierten en los ríos, la pérdida del hábitat por carreteras, fraccionamientos e industrias ha sido causa de la extinción de muchas especies en el mundo. 

Hoy te pedimos unos minutos para transitar en el Bosque de la Utopía de Emilio Carrasco y des paso a la reflexión de cómo es tu paso por este bello planeta del que tomamos el agua, la comida y la vestimenta y tomes acciones para su conservación, por ti y por las generaciones que coexistimos y las generaciones futuras.

Para quienes leen estos párrafos es grato decir que la obra de ex libris de la Rana se encuentra en la Galería “Francisco Diaz de León” de la Casa Jesús Terán Peredo en la calle Rivero y Gutiérrez 110, si estás en las compras de navidad y quieres darle un momento de paz a tu alma, a tu cuerpo a tus pies, pasa a descansar, ver la obra y disfrutar de este espacio de gran historia para Aguascalientes. 

Esta obra se exhibirá hasta el día 6 de enero de 2024

Entre todos hagamos que el gran maestro Emilio descanse en paz.


Show Full Content
Previous Fosfo Fosfo | Trabalenguas Jurídico y Político por Óscar Rodrigo Castañeda Martínez
Next El Cascanueces 2023 | Orquesta Sinfónica de Aguascalientes por Rodolfo Popoca Perches
Close

NEXT STORY

Close

Reconocen a jóvenes de Aguascalientes con el Premio Estatal de la Juventud 2018

06/11/2018
Close