Historia oficial de la UAA Análisis crítico 01 | Cátedra por Netzahualcóyotl Aguilera R. E. - LJA Aguascalientes
22/02/2024

La obra predilecta de Terán 

fue “su” Instituto de Ciencias de Aguascalientes.

Pedro de Alba.

ENMIENDA. Inicié esta nueva serie el pasado día 3 con el número 0A, porque pensaba ampliar mis comentarios previos para hacer más comprensivas las circunstancias en que emprendí mis investigaciones sobre el origen del Instituto, pero en este lapso llegué a las conclusión de hacerlo sobre las siguientes bases: 

1.- Este trabajo es un análisis crítico del texto del portal de internet de la UAA vigente, si no mal recuerdo, desde el año 2000. 

2.- De acuerdo con su importancia, en algunos casos se reproducirá el texto completo entre comillas; en los que no lo ameriten solo se presentará un resumen. En ambos se incluirá el comentario respectivo.

3.- En la primera versión iniciada el 1 de Julio de 2022 seguí un orden cronológico, pero con base en la experiencia vivida también concluí que es más recomendable respetar el desorden del texto oficial a ese respecto y entrar de lleno al propósito de este trabajo, seleccionando el párrafo que requiriese formular el análisis crítico correspondiente.  

Así pues, esta no es una reproducción literal de la serie iniciada el año anterior, sino enriquecida con observaciones posteriores. Empezamos.

HISTORIA OFICIAL DE LA UAA

Reproducción textual del publicado en:

https://www.uaa.mx/portal/nuestra-universidad/institucion/historia/ 


 

PÁRRAFO 1.- “Los antecedentes de nuestra institución se remontan al 15 de enero de 1867 cuando el gobernador del estado, coronel J. Jesús Gómez Portugal, inaugura la Escuela de Agricultura, misma que al pasar el tiempo quedaría, en su última etapa, como Instituto Autónomo de Ciencias y Tecnología (IACT).”

COMENTARIOS A ESTE PÁRRAFO:

1.1: Verdad. La primera parte de este párrafo es verídica y nadie la pone en duda: Gómez Portugal fundó la Escuela de Agricultura en 1867.

1.2: Mentira. La segunda parte, que dice “misma que al pasar el tiempo quedaría, en su última etapa, como Instituto Autónomo de Ciencias y Tecnología (IACT)” es falsa. Porque suponiendo que al utilizar el término remontan en el sentido de ir a la fecha más remota en el pasado, el o los redactores oficiales concluye(n) que la Escuela de Agricultura, que fue establecida el 15 de enero de 1867,  es el origen”de nuestra institución”, refiriéndose al ”Instituto Autónomo de Ciencias y Tecnología (IACT)”, nombre que ostentaba al ser sustituido por el de Universidad Autónoma de Aguascalientes, el 24 de Febrero de 1974.

Pero la fecha más remota de nuestro Instituto no fue el 15 de enero de 1867, lo cual está fehacientemente demostrado con la siguiente: 

PRUEBA DOCUMENTAL. En el transcurso de treinta años a partir del falso centenario organizado en 1967, reuní los materiales suficientes para ir armando las piezas del rompecabezas en que los enemigos de Terán han pretendido ocultar su obra; la constancia rindió frutos cuando por fin, en 1996, el que era mi querido amigo desde que fuimos compañeros de estudios en el Instituto de Ciencias, José María Mora Ruiz -quien dedicó su vida a rescatar testimonios del liberalismo mexicano- sabedor de mi inquietud, me obsequió la joya clave que había encontrado recientemente en la notaría del templo de San José de esta ciudad: la prueba irrefutable de la fundación legal del Instituto Literario de Ciencias y Artes de Aguascalientes el 20 de Noviembre de 1848, así como de su inauguración formal presidida por Jesús Terán el 25 de Enero de 1849 en su calidad de Jefe Político del Partido de Aguascalientes con el que había sido investido días antes por el Gobernador del Estado de Zacatecas al que entonces pertenecíamos, razón por la cual no pudo ser su primer Director como era su deseo.

 El citado documento es un folleto que contiene, en 11 páginas, la descripción del trámite legal, de los funcionarios que participaron en ellos y el texto del decreto correspondiente; la organización detallada del Instituto: su estructura y funcionamiento incluyendo plan de estudios, gratuidad de la enseñanza y sección para internos procedentes del área rural, tomada en cuenta en términos educativos en nuestro territorio por primera vez en la historia dentro del plan global de educación -tanto en términos geográficos como metodológicos- establecido por el Congreso liberal de Zacatecas en 1832 bajo la conducción de nuestro representante por Aguascalientes, el eminente Diputado Valentín Gómez Farías, al que se fueron adhiriendo los demás estados de la República hasta convertirse en el movimiento de Reforma.

Dicho hallazgo, íntegro, demuestra fehacientemente que ese Instituto, que fue inaugurado por Jesús Terán, fue el único que estuvo vigente legal, real y efectivamente desde el 25 de Enero de 1849 hasta el día 24 de Febrero de 1974, con excepción cuando se publicó el decreto aprobado por los poderes Legislativo y Ejecutivo del Estado, en que se cambió el nombre de Instituto por el de Universidad Autónoma de Aguascalientes. 

La portada de esa joya de la fundación del Instituto en 1848, que está a la disposición de usted en el Fondo de José María Mora Ruiz en el Archivo Histórico del Estado de Aguascalientes, se presenta en esta misma página como una de las aportaciones históricas más valiosas de nuestro diario LJA.MX.

FUNDACIÓN DEL INSTITUTO LITERARIO DE CIENCIAS Y ARTES Cronología de las gestiones legales contenidas en este documento, leído en la ceremonia de fundación realizada el 25 de enero de 1849. El 9 de Octubre de 1848, el gobernador del Estado de Zacatecas Casiano González Veina, hace suya y presenta al Congreso del Estado la solicitud de los liberales aguascalentenses encabezados por Jesús Terán para insistir, una vez más, en modernizar el sistema de enseñanza e introducir materias científicas en el programa todavía medieval del Colegio de Aguascalientes, que habiendo sido creado en 1845 por iniciativa del titular del gobierno Felipe Nieto -hacendado ilustrado que lideraba al grupo liberal en el que ya militaba Jesús Terán- se vio frustrada por el gobierno federal encabezado por Antonio López de Santa Anna, en su propósito de constituirlo como Instituto de Ciencias. El 3 de noviembre del mismo 1848, el Congreso autoriza la inclusión de aquellas materias en el programa del Colegio, que terminó llamándose Instituto Literario de Ciencias y Artes. El 7 de noviembre el gobernador sanciona el decreto y otorga el presupuesto necesario para su operación. El 20 de noviembre el jefe político del Partido de Aguascalientes, general Tomás Requena, promulga el decreto y designa como director de la institución a José Gerardo García Rojas, indicándole elaborar el Reglamento que regiría sus funciones, mismo que es entregado el 18 de diciembre. En los primeros días de Enero de 1849, Jesús Terán fue designado jefe político del Partido de Aguascalientes, presidiendo en su calidad de autoridad máxima la ceremonia fundacional del establecimiento celebrada el día 25 de ese mismo mes, misma en la que García Rojas da lectura al programa docente y el procedimiento que ha de observarse para dar cumplimiento al reglamento.

LOS INSTITUTOS MEXICANOS. Cabe aclarar que la creación del Instituto Literario de Ciencias y Artes de Aguascalientes tampoco fue una invención local, pues lo que hicieron los liberales aguascalentenses fue sumarse a la iniciativa mediante la que ya una docena de estados habían logrado establecer, con los institutos científicos y literarios que se fueron fundando a partir de 1825, un nuevo sistema de enseñanza laico y científico en proceso de consolidación. 

CONCLUSIÓN: Queda demostrado que el antecedente original de la Universidad Autónoma de Aguascalientes fue el Instituto Literario de Ciencias y Artes fundado legalmente el 20 de noviembre de 1848, e inaugurado en la ceremonia presidida por Jesús Terán el 25 de enero de 1849.

En cambio, ningún administrador de la Universidad Autónoma de Aguascalientes podrá demostrar que “…la Escuela de Agricultura, misma que al pasar el tiempo quedaría, en su última etapa, como Instituto Autónomo de Ciencias y Tecnología (IACT)” porque que no existe documento alguno que lo demuestre.

Continuará.

Por la unidad en la diversidad

Aguascalientes, México, América Latina

[email protected]


Show Full Content
Previous Las falacias del cambio prometido | Opciones y decisiones por Francisco Javier Chávez Santillá
Next Otoño teatral y cultural (segunda parte) | La escena por Julieta Orduña
Close

NEXT STORY

Close

Echando a volar sin aeropuerto / De imágenes y textos

01/11/2018
Close