Jorge Álvarez Máynez busca cerrar refinería de Cadereyta por daño a la salud - LJA Aguascalientes
16/04/2024

  • Samuel García y Jorgé Álvarez Máynez inician prodecimiento legal para que se reubique la refinería en Nuevo León 
  • La refinería Héctor R. Lara Sosa es la causante de la producción de 90% del dióxido de azufre que se respira en la ciudad

Centenares de personas se manifestaron la mañana del 28 de enero en la Macroplaza en contra de las emisiones contaminantes de la refinería de Cadereyta, a la que se le considera causante de gran parte de la polución que se registra en el aire de la metrópoli.

Samuel García y Jorgé Álvarez Máynez inician prodecimiento legal para que se reubique la refinería de Nuevo León. 

El domingo, integrantes de diversos colectivos hicieron un plantón en la explanada de los Héroes, frente a Palacio de Gobierno, para lanzar consignas contra la procesadora de hidrocarburo; pidieron que la refinería Héctor R. Lara Sosa, ubicada en Cadereyta, 30 kilómetros al oriente de la capital, emprenda acciones de remediación a sus emisiones, pues es la causante de la producción de 90% del dióxido de azufre que se respira en la ciudad.

Pide Samuel reubicar Refinería

En una carta que publicó el domingo 28 de enero, el gobernador Samuel García dijo que la solución ante el problema que enfrenta Monterrey por la refinería de Cadereyta es reubicarla a una zona industrial alejada del área conurbada.

En el texto, el mandatario de Movimiento Ciudadano señaló que desde que nació su hija Mariel, piensa en el futuro, en qué puede hacer para mejorar el estado para los niños, donde puedan vivir bien y estén a salvo. “¿Qué clases de padres somos si les dejamos un mundo en sequía y contaminado?”, cuestionó en el texto que publicó en sus redes sociales.

Luego de señalar que en el tema de la falta de agua, se ha actuado de manera atingente para buscar soluciones, en la cuestión del aire es “absurdo” que exista una refinería dentro de la ciudad, como la de Cadereyta, que está en la periferia del área conurbada, donde vive más de 90% de los 6 millones de habitantes del estado.

Afirmó: “Es absurdo que se ponga en juego la salud de nuestros niños y niñas, por la obstinación de tener una fuente de energía del pasado. La refinería de Cadereyta es una de las principales razones por las que tenemos varios días del año fuera de norma y respirando aire sucio”.

“Lo que provoca un aumento de las enfermedades respiratorias de niños y niñas. La refinería debe irse de Cadereyta porque no podemos seguir comprometiendo nuestra salud y la de las generaciones futuras. La reubicación de la Refinería de Cadereyta es la única solución efectiva y de largo plazo para enfrentar la contaminación en el área metropolitana”.

Dijo que esto es posible pues ya se hace en Japón y Singapur, donde fueron creadas áreas industriales fuera de los núcleos residenciales.


Consideró que es momento de dejar las refinerías en el pasado y anunció que enviará una iniciativa al Congreso para que el estado “pueda actuar de verdad y con contundencia en defensa al derecho humano al aire, incluso en áreas que sean de materia federal”. Señaló, al final, que actúa motivado por niños y niñas del estado y por su hija Mariel.

Álvarez Máynez se une a la batalla jurídica

Jorge Álvarez Máynez exigió la clausura de la termoeléctrica de Tula, Hidalgo, y la refinería de Cadereyta, en Nuevo León, ya “que comprometen la salud e intoxican el aire de las personas, principalmente de las niñas y los niños. El candidato de Movimiento Ciudadano a la Presidencia de la República, se sumó a la batalla jurídica del gobernador de Nuevo Léon, Samuel García, por la que busca el cierre total de la refinería Cadereyta.

“Frente a las demandas del gobierno de Nuevo León y la omisión de Petróleos Mexicanos para reducir las emisiones de la refinería de Cadereyta, que genera el 90% del dióxido de Azufre que persiste en el aire de su Zona Metropolitana, y contamina cinco veces más que el resto de las diversas industrias de la entidad, su reubicación es la única solución a largo plazo para mitigar su impacto”, señaló Álvarez Máynez; sobre la termoeléctica de Tula, indicó que la Comisión Federal de Electricidad es omisa al no atender el daño que provoca, pues compromete la salud de 20 millones de personas de la Zona Metropolitana del Valle de México y propaga más del 50% del dióxido de Azufre por la quema de combustóleo del excedente producido por Pemex.


Show Full Content
Previous Guerrero, el estado más peligroso para hacer política
Next Topará con pared el intento del gobierno para desaparecer órganos autónomos: PAN
Close

NEXT STORY

Close

Concluyen obras del Museo de Calvillo y Casa de las Artesanías

04/08/2015
Close