López Obrador, el NYT y el “doxing” | Bravuconadas por Mario Bravo - LJA Aguascalientes
12/04/2024

El doxing es un tipo de acoso online del que cualquiera de nosotros puede ser víctima. Su nombre, doxing, proviene de docs, que es un término para referirse a documentos. Y lo que significa es que se publica información privada de alguien sin su permiso, y ante una audiencia que puede ser hostil.

El pasado miércoles 21 de febrero, en el marco de la tristemente célebre mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador, cuidadoso como es siempre del cuidado de la investidura que ostenta, proyectó a los presentes un cuestionario que le hizo llegar la periodista y corresponsal en México del diario norteamericano The New York Times, Natalie Kitroeff, y coautora además del reportaje que se estaba preparando acerca del señalamiento de funcionarios cercanos al presidente mexicano de haber recibido dinero del crimen organizado, para incorporar información de todos los actores involucrados. Hasta ahí, todo “normal”, sin embargo, el presidente no dejó ahí el asunto, y en la mañanera del día siguiente, cargó fuertemente contra el periódico estadounidense, llamándolo “pasquín inmundo”, y revelando el teléfono particular de Kitroeff, violando claramente lo que establece la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados, sobre todo considerando que México ha sido catalogado como el país más peligroso en zona de paz para ejercer el periodismo, según el informe anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) publicado el jueves 14 de diciembre de 2023.

El hecho fue cuestionado por la corresponsal de Univisión Jesica Zermeño, qué preguntó si el revelar el número telefónico de la periodista del NYT había sido “un error”, ya que ese tipo de datos están protegidos por la ley, a lo que el titular del Ejecutivo respondió que no, y se explayó señalando que lo hizo en un espacio público y aprovechó para cuestionar a la reportera: “¿Ella (Natalie Kitroeff) tiene derecho a calumniarme a mí, y a mi familia y a mis hijos? Pero, además, sin una prueba.” Sin inmutarse, la reportera Zermeño, insistió, sobre la violación a la Ley. López Obrador pidió a la prensa no exagerar, pues si la periodista del New York Times está preocupada por su número de teléfono, “que lo cambie […] y ya”. Así, el que juró cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes que de ella emanen, ja.

Lo que se evidenció en la mañanera del viernes 23, fue a un presidente molesto, enojado, lo que explica en mucho la calidad de sus comentarios al reportaje del NYT: “Aquí no se puede insultar, no se puede calumniar al presidente de México porque tenemos autoridad moral, tenemos años luchando por nuestros principios y lo que consideramos más importante en nuestra vida es la honestidad”, argumentó. De esa manera trataba de justificar la flagrante violación a la norma, según su estrecha visión, ninguna ley puede estar por encima de la autoridad moral del presidente de la República, olvidando por completo que él es un servidor público, obligado constitucionalmente.

Pero, como todo en esta vida, lo que hacemos o decimos o lo que no hacemos o no decimos, tiene consecuencias de las que debemos hacernos responsables, sin excepción, así sea el jefe del Ejecutivo o una simple periodista o un ciudadano común, se hicieron presentes.

Desde los Estados Unidos, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, negó el jueves 22 que haya alguna investigación abierta acerca de los posibles vínculos del presidente con el narcotráfico. (Ojo, que no significa que se pueda en un futuro abrir, ver el caso del expresidente hondureño Juan Orlando Hernández, dos años después de dejar el cargo). Declaración que López Obrador “agradeció” al gobierno norteamericano y quedó complacido.

Sin embargo, en el otro extremo, y con base en el mismo argumento del huésped de Palacio Nacional, el sábado 24, José Ramón López Beltrán, su hijo mayor, acusó a través de sus redes sociales que se filtró su número telefónico y “durante las últimas horas ha sido invadida su privacidad”. (Redacción, El Financiero, 240224) Lo que pone en riesgo su seguridad y la de su familia. Por otra parte, y en ese mismo tenor, y con diferencia de horas, Claudia Sheinbaum, candidata oficial a la presidencia, también denuncia filtración de su número de teléfono: “He recibido mensajes de odio”, y calificó los ataques como “burdos” e “inofensivos” y anunció que cambiará su teléfono. (Redacción, El Financiero, 240224).

Polarizar, el ambiente nacional, anteponiendo actitudes y decisiones viscerales a temas de interés general, tiene consecuencias, y las reacciones pueden tener algunas de ellas nefastas para las personas afectadas y para la paz que ahora exige el país para encarar el proceso electoral en marcha, y que demanda a todos los actores sustantivos de la vida pública mexicana, la mayor prudencia y responsabilidad.

Los partidos políticos, los candidatos a todos los cargos en disputa, las autoridades de todos los niveles de gobierno, las organizaciones de la sociedad civil, y todos los mexicanos en general, debemos tomarnos la paz como algo serio, imprescindible para avanzar en la vida institucional, política, económica del país, y el bienestar de las personas, pero, sobre todo, debe caber la mesura e inteligencia política en el presidente Andrés Manuel López Obrador. Respetar la ley y las instituciones, a los medios de comunicación y a los periodistas, a la academia y organismos sociales, es una actitud que no tiene opción, hay que atenderla de cara al bien común de todos los mexicanos.


Ahora sí, como reza el refrán popular, el horno no está para bollos, ni para satisfacer vanidades personales, es el tiempo de México. Recuperar la nación para los mexicanos, es la tarea primordial en los meses venideros, tarea de todas y todos, sobre todo, ante el acecho del crimen organizado que se ha empoderado de grandes regiones. 

El camino que debe estar claro es el de atender y acatar las leyes y respetar a las instituciones responsables de implementarlas, ese camino nos dará alguna oportunidad de seguir siendo un país viable y fuerte.

[email protected]


Show Full Content
Previous El Estado Constitucional Mexicano ha muerto | Así es esto por Rubén Díaz López
Next Asesinato de políticos y candidatos | Convicciones por Rubén Aguilar Valenzuela
Close

NEXT STORY

Close

Reconoce UAA respaldo y apoyo del Gobierno para su crecimiento

10/08/2016
Close