Medias de dispersión VS los promedios | El apunte por Eugenio Herrera Nuño - LJA Aguascalientes
18/04/2024

A diferencia de las medidas de tendencia central como los promedios, las de dispersión permiten conocer la situación de los extremos. El índice de Gini es un instrumento para medir la equidad en la distribución del ingreso de un país o de un estado.

Con relación al coeficiente de Gini, indicador que refleja mayor desigualdad en los ingresos laborales entre más se acerca a la unidad, se observan en México valores similares entre el cuarto trimestre de 2022 y el primero de 2023, de 0.4877 y 0.4893, respectivamente. La OCDE nos ubica en 0.520.

Cuanto mayor sea la desigualdad mayor será el índice de Gini. Así, habrá tres veces más desigualdad en Sudáfrica que en Eslovaquia. Los promedios son engañosos. La OCDE usó el índice Gini para mostrar la situación de México. En esta escala de 0 a 100, que mide la desigualdad por ingresos, “el país azteca se ubica 10 puntos por encima de la media del organismo con el 42”.

Por otro lado, la investigación de Oxfam México, pone en evidencia la importancia de combatir la desigualdad en nuestro país. 

Mientras la riqueza de los 4 millonarios más ricos de México representa ya el 9% del PIB mexicano, más de la mitad de los y las mexicanas (el 54,4% de la población) permanece en pobreza. Es decir, más de 50 millones de mexicanos y mexicanas.

El ejemplo mexicano, muestra disparidades socioeconómicas regionales significativas, lo que permite verificar la relación entre desigualdad y movilidad social. Los estados con mayor desigualdad en el país presentan un claro rezago en materia de movilidad social.

Siguiendo al Centro de Estudios Espinosa Yglesias tenemos que, la movilidad social, se puede definir a grandes rasgos como el cambio en la posición socioeconómica de las personas. La baja movilidad social en México es un reflejo de la desigualdad en las oportunidades: de un contexto en el que el progreso de las personas depende más de la condición socioeconómica de su hogar de origen que del esfuerzo y el mérito propios.


La prosperidad de un país está íntimamente ligada al desplazamiento de las personas entre los diferentes estratos socioeconómicos y en términos generales se puede decir que, a mayor movilidad social, mayor prosperidad. En México existe un estancamiento de la movilidad en aquellos grupos que están en los extremos del espectro socioeconómico, lo que significa que la mitad de las personas que se encuentran en situación de pobreza permanecerán en esa situación por el resto de sus vidas. 

María de las Heras, la encuestadora por excelencia en México, decía que no le gustaban las medidas de tendencia central, que le recordaban un hipotético caso de un señor a quien tenían con una pierna en agua congelada y otra en agua hirviendo. El tipo gritaba… Pero le explicaban ¡cállese está usted a temperatura promedio!

La gran solución de muchos países desarrollados como los nórdicos en Europa, ha sido reducir las desigualdades, en términos de María de las Heras sería como inventar el “agua tibia” o reducir mediante vasos comunicantes las temperaturas extremas de las distribuciones, y con ello favorecer las condiciones de muchos. El lema de la Agenda 2030 de no dejar a nadie afuera ni dejar a nadie atrás bien nos recuerda esto de reducir las medidas de dispersión, para favorecer los casos extremos.


Show Full Content
Previous Conservadores sin posibilidad de avanzar, aun cuando pueden ser hasta 18 millones: AMLO
Next Nuevos elementos por Norma González
Close

NEXT STORY

Close

En Aguascalientes, se han perdido 120 millones de pesos por parálisis de créditos hipotecarios

24/06/2021
Close