Vaticinios y electores sagaces | Opciones y decisiones por Francisco Javier Chávez Santillán - LJA Aguascalientes
13/04/2024

En nuestra rosa de los vientos, se marca el punto 0 de partida que inaugura un cambio significativo de atmósfera. A lo largo del año que es la secuencia de los 12 meses que antecedieron a esta jornada límite, se fueron delineando los cielos transparentes y, en no pocas ocasiones, de nubarrones con presagio de tormentas -algunas perfectas, como la que asoló el gran litoral de Acapulco, Gro.-; fenómenos atmosféricos también cargados en lo político y en lo social como el azote del narco sobre cuencas, valles y montañas señaladas de México, bajo el asentimiento silencioso de un gobierno federal, impasible ante su brutal amasijo sanguinolento de población inerme. Ríspido clima transportado al ambiente electoral sobre el que hemos recorrido, y que habremos de transitar bajo inquietantes signos. 

Y, aún así, con cielos tronantes y ominosos de efectos inciertos, la población civil no subsumida al oficialismo, pudo conjuntar una voz clara e inequívoca: ‘la Democracia no se toca’, ‘la Constitución se respeta’, a cuyo ritmo acompasó una histórica concentración en el Zócalo de la CDMX y otras 100 ciudades de México y el mundo. Aún serpentea acechante el grito estentóreo del “Plan C”, tras las pesadas cortinas de un Congreso de la Unión, bajo el mayoriteo denigrante de una arrebatada  “mayoría calificada”. Siendo este el escenario buscado por un régimen en su fase postrera, pero que jura su irrefrenable continuismo de futuro inmediato, mediante su equipo sucesorio. Ante el cual, la oposición no puede sino estar sujeta.

Los vaticinios se leen a partir de resultados de encuestas de opinión que se han absolutizado como mediación única para anticipar el supuesto triunfo, desde ya irrefrenable. Obviamente, a partir de la voluntad expresa del grupo en el poder. No hay fuerza más arrolladora que la que comporta la popularidad del líder moral del movimiento oficialista. Ella sola es la divisa poderosa sobre la que se finca el triunfo irresistible de su partido político. La oposición habrá de asumir resignadamente su seguro cautiverio, porque ya está “moralmente derrotada”. 

Bien, esta fraseología no es sólo una ilación de palabras. Ya está prefigurada por “la magia” de las encuestas predictoras de futuro. Prestemos atención a las empresas y agentes que las están modelando. La noche de este miércoles 28 de febrero, tres representantes prototípicos de este quehacer predictivo, expusieron los indicios que les permiten anticipar los sucesos por ocurrir. En conversación con Leo Zuckermann, en su programa Es la Hora de Opinar, concurren: Lorena Becerra, consultora y analista política; Jorge Buendía, de Buendía & Márquez; y Ulises Beltrán, de BGC. Cuyo punto de partida es el buen posicionamiento del presidente Andrés Manuel L.O., y el movimiento a que haya lugar. Según Lorena B. ocurrirá  cuando empiecen las campañas -este viernes 1º-. Leo refiere que en Oraculus (sumatoria de encuestas) su registro pareciera la línea fija de un muerto, no cambia nada. Ulises, esto no ha empezado. ¿Tiene Xóchitl posibilidad de alcanzar y ganar? 59%/contra 36%, su probabilidad es baja -los momios no están a favor de Xóchitl, Buendía. Lorena mantiene su pausa de atención a los cambios por venir. Hay factores que se van a modificar, los segmentos cambian de opinión; deciden en el momento. ¿Hay sobreestimación de Morena? – Influye el impacto del trabajo territorial que hace el gobierno y el equipo de su candidata, Buendía. Que los números sean fidedignos de lo que está en la mente de los votantes. Hoy, la ventaja es tremenda, de doble dígito, a favor de la candidata oficial. – Lorena, yo creo que jala la campaña presidencial, por encima de las otras estatales y locales, y enfocar los temas de campaña, que habrá que discutir. La influencia decisiva, Ulises Beltrán, los cambios se darán con las campañas masivas, con los spots. Leo, bueno me quedo con que “este arroz no se coció” porque ni lumbre hay. 

// Al final, quedó en el aire que la brecha entre Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez es tan grande, de 23 puntos porcentuales; y el margen de posible ascenso tan marginal -de 3 o 4 puntos porcentuales-, que… saque usted su conclusión.// Sus variantes no harán la diferencia (¡?). 

Por lo expuesto hasta aquí, resulta de crucial importancia precisar el horizonte desde el cual estamos observando este gran fenòmeno social y político. Por ello es tan imprescindible escuchar voces alternativas, como la que ya he expuesto en estas mismas páginas, y me refiero al sesudo estudio de Gabriel González-Molina, (Gabriel González-Molina, Switchers S2, El segmento de la orfandad. Entre el Resentimiento y Salir Adelante. Electores para ganar en 2024. Global Talent University Press. 2023). Obra que nos ayuda a cambiar de paradigma, es decir a observar nuestro objeto de interés desde otra perspectiva, un horizonte teórico-práctico verdaderamente alterno. Nos invita a fijar la atención en el lado de la “demanda ciudadana” del propio mercado electoral; mismo que es observado por la mayoría de las casas encuestadoras desde el lado de la “oferta” exclusivamente, es decir la ideología, la marca, el/la candidata y sus cualidades constitutivas; pero que, seriamente, soslaya las aspiraciones, los anhelos, las expectativas de futuro de los electores; esas características que el líder moral de Morena ha rechazado rotundamente, y aun las ha mutado a graves defectos y fallas de los ciudadanos que no son afines o leales a él. 

Por ello Gabriel GM los agrupa en el segmento de la orfandad, es decir de los arrojados afuera del sistema político dominante; y pone el dilema electoral en la disyuntiva entre el resentimiento y salir adelante. Tenemos ya un sexenio gravitando en torno a la emoción del resentimiento contra los políticos corruptos y que nos dañaron en el pasado, en contra de la ‘minoría rapaz’/que conforma la clase empresarial que ha robado al erario público y se ha aprovechado de sus privilegios y prerrogativas, en contra del ‘pueblo pobre’ al que han despojado. En tal expulsión de su “paraíso prometido”, incluye a los científicos, a los aspirantes del conocimiento y el desarrollo personal y social; a los portadores y gestores de la cultura; a los que quieren escalar a niveles superiores de la estructura social, etc., etc. En gran sumatoria, ya excluyó de su proyecto a “las clases medias” por aspiracionistas, clasistas, elitistas, individualistas y discriminantes. Polarización tan autoritaria como radicalmente disfuncional de una sociedad, que está por ser integrada y unificada.

Lo dicho, no es mera palabrería; tiene sustento en fenómenos socio-económicos y datos duros. Asomémonos por un momento a esta ventana.

Refiero un gráfico muy elocuente que caracteriza el posicionamiento entre los estados de la República, en razón de la tesis principal de la que parten los encuestadores, para fijar el referente aparentemente determinante de la popularidad del presidente. Su título: Estados con menor desigualdad/menor aprobación por AMLO. (Fuente: Medias de dispersión VS los promedios. Eugenio Herrera Nuño. Publicación en LJA.MX). La desigualdad es medida por el Coeficiente de GINI, a mayor cercanía con la Unidad (1) mayor desigualdad, y visceversa. El índice de Gini es un instrumento para medir la equidad en la distribución del ingreso de un país o de un estado. El país. México arroja valores similares entre el cuarto trimestre de 2022 y el primero de 2023, de 0.4877 y 0.4893, respectivamente. La OCDE nos ubica en 0.520 lo que hace colocarlo entre los 30 países de más alta desigualdad (Banco Mundial). A nivel nacional tenemos:


  1. A) Los estados de Jalisco, Guanajuato, Aguascalientes, SLP, Nuevo León, Querétaro, Guerrero, Chihuahua, CDMX y EdoMEX, comparten un rango de IG un poco menor o igual a 40 puntos, e igual medida de aprobación por AMLO; 
  2. B) Los estados de Yucatán, Coahuila y Sonora, incluso se acercan a los 30 puntos IG y un rango cercano a los 60 puntos, más alto, por AMLO; 
  3. C) Los estados de Campeche, Puebla, BCS, oscilan en un rango IG de 40 a 50; con una aprobación intermedia entre 60-70 AMLO. Tlaxcala contrasta con un más bajo IG de 40, con un aprobación AMLO cercana a 70 puntos.
  4. D) Los estados de Oaxaca, Quintana Roo y Tabasco se acercan al rango de 50 puntos IG, pero se elevan sobre 70 puntos de aprobación AMLO.

Por otro lado, la diversidad del país también se determina en razón del territorio, su ubicación geográfica y distinción de género, siendo el objetivo estratégico el reducir las medidas de dispersión (Fuente: Centro de Estudios Espinosa Yglesias. Promovemos la igualdad de oportunidades), como puede observarse:

Porcentaje de personas que nacieron en hogares del Quintil más bajo del índice socioeconómico y que se quedaron en ese quintil en la edad adulta. Nacional 49%, Mujer 59%, Hombre 49%. Dispersión en el territorio: 

Norte (23%), Norte-Occidente (26%), Centro-Norte (29%), Centro (35%), Sur (67%). Caracterización coincidente con los estudios de Gabriel González Molina, en el sentido de que México no es uno, es un México diverso.

Lo que explica el grado desigual en la Concentración de la Riqueza

El Decil 1 de los ultra ricos del país, 14 personas, concentran el 8.18 del PIB del país, correspondiéndole a Carlos Slim el 4.48, y al restante 13, el 3.70; el resto de los ricos concentran el 51.67% del PIB; el segmento siguiente de las Clases Medias acumulan el 36.38%, sin contar al 51% del país en estado de pobreza, y este segmento comparte el restante 4.77 de la riqueza nacional.

Inferencias demostrativas. Por todo lo anterior, es preciso afirmar que las desproporcionadas generalizaciones que atribuyen las encuestas, al uso, a la candidata oficial Claudia Sheibaum como puntera prácticamente inalcanzable ya, hasta el final de la contienda son inverosímiles. Consistiendo su fundamento argumentativo en la sola popularidad del presidente y líder moral del Movimiento de Transformación, 4T. El mismo experto en demotecnia Ulises Beltrán, durante la mesa arriba citada, expresó que era insostenible afirmar que el posicionamiento de Morena en la CDMX fuera del 61% al igual que en la carrera presidencial de 61%, por delante de sus contrincantes; siendo que en las elecciones del 2021 perdió 9 alcaldías de la capital. Como si fuera equiparable a la popularidad presidencial. 

Por otro lado, recordemos que en la pieza oratoria épica que recitó el ministro en retiro, Arturo Saldívar, como lo hacía la Dra. Sheinbaum, incluso enfatizó la importancia de la pretendida herencia del GEN-López Obradorista de popularidad,  que ella iba a recibir en una cuasi-mágica transferencia, legado de su antecesor; desmesura epopéyica que ya describí en anterior colaboración respectiva. 

Las asimetrías inherentes a la población mexicana tal como han ocurrido en la Historia, de la Independencia a la Revolución, en su transición a la modernidad, incluyendo su ingreso a la industrialización, su reagrupación urbana desde lo rural y en el decurso de las últimas décadas en que detona la Globalización económica y la fase Neoliberal, hacen todo menos creíble una impensable homogeneización como “revolución de las conciencias”; por el contrario, se hacen mayormente notables las diferencias culturales y se acentúa la pluralidad de cosmovisiones, desde la culturas subalternas o populares por más que la visión del mundo 4Teísta intente imponerse como vía única, exclusiva y dominante.

Por todo lo dicho, México saldrá a votar por una opción preferencial alterna y con expectativa de futuro, así sea furiosamente aspiracionista. 

[email protected]


Show Full Content
Previous Aguascalientes y su orquesta. Primera Parte | El banquete de los pordioseros por Rodolfo Popoca Perches
Next Políticos asesinados en 2024 | Convicciones por Rubén Aguilar Valenzuela
Close

NEXT STORY

Close

No se deben aplicar exámenes Ceneval que han sido plagiados

04/06/2014
Close