Colosio, construyendo legado | Lógica Ciudadana por Fernando Aguilera Lespron - LJA Aguascalientes
23/07/2024

Desde hace algunos meses tenía la intención de escribir este texto. Pudiera parecer que los temas en él ya no son de actualidad, pero permítanme el gusto.

Se cumplieron 30 años del asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, quien, al parecer hoy por hoy, es la única figura inmaculada del priísmo.

Hombre de cualidades más que de defectos; persona honesta; con don de gentes; político con visión de estado, consiente de la realidad de aquel México de los noventas; promotor de la renovación del ideario político de su partido y de la forma de hacer política, capaz de conectar con la clase media. Inolvidable por aquel discurso en el Monumento a la Revolución por la frase “veo un México con hambre y sed de justicia”.

En alguna de tantas charlas con Gilberto Carlos Ornelas (que más que eso, son clases) platicando sobre el magnicidio comentó palabras, palabras menos, que, si bien Colosio era un político relevante, los priístas no habían sido capaces de definir cuál es su legado. Retomando esa idea, a 30 años de su muerte aún no lo han hecho.

Sobre su muerte, siguiendo la plática con Carlos Ornelas, dedujo que la autoría intelectual de aquel asesinato no pudo haber sido del entonces presidente Salinas de Gortari; ¿de verdad este último habría terminado con su propia opción de continuidad? Pero eso como dijo la nana Goya, es otra historia, misma que retomaré en otro texto.

Sin duda el propio discurso de aquel 6 de marzo de 1994 es parte del legado del sonorense (hasta que alguien pueda abonar más al tema), pues 30 años después la realidad del México que vio y describió Colosio poco ha cambiado.

Tres décadas después sigue en el ideario popular, se sentencia que el país hubiera tomado un rumbo diferente bajo su mando.

Cuatro elecciones presidenciales después, se hablaba de la candidatura de Luis Donaldo Colosio Riojas como parte de Movimiento Ciudadano. La idea entusiasmó a varios, confieso que a mí también. La idea fue desechada por él mismo.

En mi lógica, Luis Donaldo era en la circunstancia política actual el único que podría competir con las candidatas pues de inicio alcanzaría un buen lugar en las encuestas debido a que la sociedad lo identifica.


Pero no es solo que Colosio Riojas es conocido por la gente, además cuenta con otras cosas más que lo hacían competitivo como el hecho de que posiblemente muchos de los electores que darían su voto a su padre, también se lo darían a él 30 años después. Es un político joven con pocos negativos A diferencia de su padre que veía las injusticias y los agravios él mismo lo ha vivido en carne propia; ¿Quién mejor que él para entender a las madres buscadoras, a las familias que han perdido a algún ser querido en manos de la violencia brutal que se vive en México? ¿Cuál de las candidatas ha constatado lo fatídico que es la impunidad? ¿Quién podría liderar a quienes desprecian al PRI si no él que siempre estuvo apartado, a pesar lo fácil que hubiera sido hacer carrera política dentro del priísmo?

A Luis Donaldo lo privaron de ser presidente en 1994, ahora Luis Donaldo optó por no serlo. Tal vez porque prefirió seguir creciendo su carrera política y su experiencia en la vida pública, para prepararse para serlo en 2030. Tal vez el legado del padre esté en manos del hijo construirlo.

Sin duda será interesante ver a otro Colosio en el Senado prácticamente de la misma edad, con esposa, con un hijo, una hija, con futuro político prometedor, con don de gentes; en un México que todavía tiene hambre y sed de justicia.


Show Full Content
Previous Más de mil millones de personas de todo el mundo sufren obesidad, según un estudio
Next  Loco vuelto loco | A lomo de palabra por Germán Castro
Close

NEXT STORY

Close

Aguascalientes es sede del primer torneo de raquetbol “Paola Longoria Grand Slam Experience 2022”

15/08/2022
Close