María del Carmen Farías y Ernesto Gómez Cruz, dos artistas de altura | La escena por Julieta Orduña - LJA Aguascalientes
19/05/2024

Hace unos días partieron dos estrellas del teatro, cine y televisión, ¡conozcamos un poco más de ellos!

María del Carmen Farías (1955-2024). Estudió en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) la carrera de Letras Españolas y en la Universidad La Salle realizó un diplomado en Filosofía. Tuvo varias apariciones en algunas películas como El sueño de Lu, Agonía, Demasiado amor, y fue reconocida su participación en las series Las Aparicio ​y Capadocia.

Egresada también de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, su carrera actoral fue vasta en diversos escenarios. Algunos de sus montajes: Ha entrado una mujer (1957), El puente (1962), Juguemos al amor (1963), Ifigenia cruel (en la que actuó dos veces: 1974 y 1981). Será recordada por su magistral actuación en Las dos Fridas (1987), así como por ser integrante del grupo Espacio 15.

Teatrología

1957 Ha entrado una mujer, de Suárez Deza

1962 El puente, de Gorostiza 

1963 Juguemos al amor, de Salacrou

1964 Divinas palabras, de Valle Inclán

El amor médico, de Molière


Olímpica, de Héctor Azar

Feliz como Larry, de Mac Donagh

1966 Tripas de oro, de Fernand Crommelynck

1971 Juegos de masacre, de Eugène Ionesco

1972 Hernán o La vuelta del cruzado, de Fernando Calderón

Inmaculada, de Héctor Azar

1973 La pícara Justina, versión Héctor Azar

La Quijotita y su prima, de José Joaquín Fernández de Lizardi

1974 Ifigenia cruel, de Alfonso Reyes

1977 Doña Belarda de Francia, de Héctor Azar

1978 Arde Pinocho, de Carlo Collodi

1979 El pagador de promesas, de Díaz Gómez 

1981 Ifigenia cruel, de Alfonso Reyes

1987 Las dos Fridas, de Abraham Oceransky, María del Carmen Farías y Bárbara 

          Córcega 

1992 Los encuentros, de Rulfo (versión Juan Tovar)

2011 Cocinando con Elisa, de Lucía Laragione

Por su parte, Ernesto Celedonio Gómez Cruz, mejor conocido como Ernesto Gómez Cruz (1933-2024), siendo aún joven y con apenas estudios primarios, se trasladó a la Ciudad de México en donde conoció a un amigo, quien lo invitó a estudiar arte dramático. Fue entonces becado en el Instituto Nacional de Bellas Artes y para sobrevivir en la capital trabajó de todo, como fotógrafo, albañil, plomero, carpintero, panadero, repartidor de leche, vendedor de helados. Su gran talento impresionó a sus maestros y compañeros sobresaliendo en su debut con el personaje de El Azteca, así como en su excelsa interpretación del obispo en el filme El crimen del padre Amaro.

Su primera interpretación en el cine fue en 1967 en la película Los caifanes, de Juan Ibáñez, cuya actuación le valió una Diosa de Plata. Contó en su haber con más de doscientas cintas y trabajó con grandes directores, como  Felipe CazalsArturo Ripstein y Luis Estrada. También actuó al lado de histriones de la talla de Damián AlcázarIgnacio López Tarso y Pedro Armendáriz Jr., entre otros. Galardonado con distintos reconocimientos, uno de los más recientes: el Ariel de oro, durante la 56° entrega del Ariel, en 2014.

De su quehacer teatral, participó en varios montajes, entre los que se destacan: Moctezuma II (1965), Parada San Ángel (1993) y Cada quien su vida (1996). Una de sus últimas puestas en escena que le valieron el reconocimiento de la crítica: Aventurera, de Carlos Olmos (1997).

Teatrología

1965 Moctezuma II, de Sergio Magaña

1993 Parada San Ángel, de Elena Garro

1996 Cada quien su vida, de Luis G. Basurto

1997 Aventurera, de Carlos Olmos 

Fuentes consultadas

Diccionario mexicano de teatro, Siglo XX, Edgar Ceballos, Escenología, México:2013. 

https://shorturl.at/ajSVW

https://shorturl.at/bEOQ1

https://shorturl.at/dfmUW

https://shorturl.at/bdnA9


Show Full Content
Previous Algunos cincuentones del 2024 | El banquete de los pordioseros por Rodolfo Popoca Perches
Next El verdadero objeto del deseo | Opciones y decisiones por Francisco Javier Chávez Santillán
Close

NEXT STORY

Close

Rockotitlán / De imágenes y textos

07/12/2016
Close