PortadaSociedad y Justicia

Desde Aguascalientes, iluminación artificial de los cultivos, una alternativa para el cambio climático

  • Bajo las condiciones cada vez más inestables del clima, el cultivo cerrado puede ser una alternativa
  • La iluminación artificial puede maximizar ciertos nutrientes en los vegetales
  • La aplicación de esta tecnología que investiga el Tecnológico de Pabellón va desde la industria alimenticia a la farmacéutica

 

 

La investigación para incrementar los nutrientes de vegetales mediante luz realizadas en el Laboratorio de Iluminación Artificial del Instituto Tecnológico de Pabellón de Arteaga podrían ser de utilidad para la agroindustria frente el cambio climático y las condiciones meteorológicas cada vez más impredecibles, según el coordinador del proyecto José Ernesto Olvera González.

El Laboratorio de Iluminación Artificial del Tecnológico de Pabellón realiza una investigación con diversos vegetales que reaccionan de acuerdo a la luz que se les suministre a fin de maximizar ciertos nutrientes, cambiar su sabor, color e incluso forma, investigación en la que ha mostrado interés la NASA.

Aunque el cultivo de vegetales en ambientes cerrados implica el dominio de otras disciplinas y conocimientos como el manejo de la humedad, de los sustratos, de la temperatura o incluso la ventilación, la investigación de Olvera González se enfoca en el uso de la luz.

Cuando se cambian los diferentes valores de la luz como la intensidad o el color, explicó el investigador, se pueden mejorar o magnificar las propiedades de los vegetales: “Si una planta no da Vitamina A, no puedes generarla, con la luz se puede fijar mejor el hierro, el potasio o algún nutriente”.

Al mejorar los nutrientes de las plantas, continuó Ernesto Olvera, las propiedades perceptibles de las mismas como su tamaño, su sabor o su color también cambian: “Si las iluminas con pura luz azul vas a tener plantas chaparritas pero gorditas, si las creces con luz roja vas a tener el efecto contrario, altas y delgadas, pero el verdadero valor del contenido de la luz es su uso nutrimental”.

La investigación de Olvera González y su equipo, llamó la atención de la NASA precisamente por el tema del sabor y su posible magnificación porque los astronautas en el espacio sufren los efectos de la ingravidez con una mala irrigación sanguínea, lo que se traduce en una pérdida de la percepción del sabor.

Aunque el cultivo al aire libre seguirá siendo el más importante a nivel mundial por su precio, lo cierto es que el clima se ha vuelto cada vez más impredecible y adverso, por lo que el profesor del Tecnológico de Pabellón no descartó el cultivo de interiores, con la iluminación como un factor preponderante, como una industria creciente.

Además, la industria agrícola, recordó Ernesto Olvera, no se limita a la alimentación, pues muchos de los químicos que producen naturalmente los vegetales son utilizados en la industria farmacéutica, por lo que tomando en cuenta que esta solo requiere de productos químicos determinados, estos pueden ser maximizados con la iluminación.

El beneficio de este tipo de cultivo y de la mejora de los nutrientes de las plantas mediante la luz, apuntó el investigador, no es producto de una intervención genética de las plantas: “Es de manera natural, no estamos tratando genéticamente la semilla, a pesar de que estamos hablando de un ambiente artificial, de alguna manera es una respuesta natural de la planta”.

La importancia del estudio que se realiza en Tecnológico de Pabellón radica sobre todo en la creación de metodologías para cada tipo de cultivo, dar guías que se puedan seguir por agrónomos y productores en un futuro: “La investigación es cara, pero te permite determinar metodologías de crecimiento, en el momento en el que determinar la metodología se vuelve más barata porque estas investigando y ya tienes específico que darle, en lugar de darle todos los colores, ya sabes cuál es el adecuado, no consumes más energía”.

El doctor aclaró que en lugares cerrados aún no es posible producir plantas cuyo valor nutrimental sea el fruto que dan como las verduras, leguminosas o legumbres debido a que el tiempo y necesidades para la maduración de estas es mucho más prolongado, por lo que esta tecnología aún se utiliza de manera exclusiva para los vegetales como lechugas, espinacas o casi cualquier especie cuyas hojas son comestibles.

Este tipo de cultivo resulta muy interesante pues hay algunos vegetales que han cobrado un gran valor en los últimos años como la estevia, sustituto de azúcar, los llamados micro greensque son brotes utilizados en la elaboración de ensaladas o lechugas con grandes cargas de antioxidantes.

 

The Author

Carlos Olvera Zurita

Carlos Olvera Zurita

Nada, sólo 28 años de vida. Reportero en La Jornada Aguascalientes.

No Comment

¡Participa!